Somos Historia: Anne Caroline Chausson

Somos Historia: Anne Caroline Chausson

Nueve títulos de campeona del mundo élite, ocho de ellos obtenidos de forma consecutiva, a los que sumar cinco títulos de la Copa del Mundo, han hecho de Anne-Caroline Chausson la mejor descender de la historia.

Texto:
Mariano Herranz
Foto:
Malcolm Fearon
Publicado el 22/03/2019
Somos Historia: Anne Caroline Chausson

En esta ocasión te traemos a la mejor. No hay discusión posible. Una francesa tímida y reservada que parece no haber roto jamás un plato pero que sobre una bici es una fiera. Lo era cuando estaba compitiendo al máximo nivel y lo sigue siendo ahora, que se dedica a quitarse el gusanillo de la competición corriendo carreras de Enduro.

Hablamos de Anne-Caroline Chausson. De haber tenido una personalidad más extrovertida o haber sido de origen anglosajón la habrían convertido en toda una estrella. Así, «simplemente», se ha tenido que conformar en la mejor descender de la historia, una leyenda de nuestro deporte.

Gracias a sus dos hermanos mayores, Anne-Caroline Chausson descubrió el BMX a la edad de 6 años, una disciplina en la que pronto destacó y de la que será Campeona del Mundo en 1987 (en la categoría de 10 años), así como en 1992 y 1993.

Todo cambió ese año de 1993, estando de vacaciones con sus amigos de la selección francesa de BMX, Florent Poussin, Jean Christophe Tricard y Cédric Gracia, que ya corrían descensos encuadrados dentro del equipo Sunn Chipie, la convencieron para que probara a correr en el Campeonato del Mundo de Métabief que debía disputarse dos meses más tarde.

No tardó en conseguir una flamante Sunn para correr la última prueba de la Copa de Francia, en Vars, pero no sabía gestionar la velocidad que llegaba a coger y sufrió muchas caídas. Aun así, acabó segunda detrás de Nolvenn Le Caer y obtuvo una plaza para correr el campeonato del mundo un mes después.

El primer oro de Anne Caroline Chausson

Contra todo pronóstico, Anne-Caro Chausson logró el oro en la categoría de júnior en aquella carrera del Mundial de Métabief que cambió para siempre su vida. En 1994 decidió dejar el BMX para correr en descensos con el Equipo Sunn. La ayuda de François Gachet, a la postre campeón de la Copa del Mundo y del Mundial de ese año, quien la «adoptó» como pupila, el alto nivel de la Sunn y su tenacidad la permitieron instalarse ese mismo año entre las mejores del mundo.

De hecho, esa temporada de 1994 ganó en Cap d'Ail su primera carrera de la Copa del Mundo, acabando segunda en la general, tras Kim Sonier y por delante de Missy Giove, y volvió a hacerse con el campeonato del mundo júnior.

Repitió este título en su último año como júnior, 1995, pero el Mundial de Kirzcharten tuvo un sabor amargo para Anne-Caro, que había pedido a la UCI poder participar en la categoría élite. La respuesta a la negativa de la Federación Internacional fue ganar con el mejor tiempo de todas las participantes, incluidas las Élite, y, en la ceremonia de entrega de premios, negarse en un gesto de rebeldía y orgullo a enfundarse el maillot arcoíris. Ese día, mientras sonaba La Marsellesa, con la cabeza abajo, entre lágrimas y con el maillot de campeona del mundo en una de sus manos, la joven y tímida francesa desafió a la UCI y se ganó el respeto de todos.

Ya en élite, Anne-Caro Chausson ganará ocho campeonatos del mundo de forma consecutiva entre 1996 y 2003 (Sunn y Volvo-Cannondale) y otro más en 2005 (Commençal).

En 1998, su último año en Sunn, conseguía el doblete, Mundial y Copa del Mundo, destronando al fin a su gran rival durante una década, la norteamericana Missy Giove. Lo consiguió en 1998 y lo siguió repitiendo durante los años siguientes hasta 2002, ya encuadrada en el Volvo-Cannondale, equipo al que se fue junto a Cédric Gracia en 1999. Nunca se ha visto un dominio tan arrollador en una disciplina tan complicada como los descensos como el que ejerció Chausson en estos años.

Olímpica

Anne-Caro Chausson lo ganó todo, también en dual slalom y four-cross, disciplinas en las que empezó a participar en 2000. De hecho, ostenta, con 57, el récord de victorias UCI. Así, se planteó un nuevo reto: ganar un oro en unos Juegos Olímpicos en BMX, deporte que debutaba como olímpico en Pekín 2008, un objetivo para el que estuvo preparándose durante dos años. Imagino que sabrás de qué color es la medalla olímpica que ocupa un lugar especial en su casa...

Después del éxito olímpico, Anne-Caro volvió al mountain bike con Ibis, pero de forma más relajada, sin la presión de la alta competición, obteniendo victorias en el Crankworks AirDH de Whistler en 2010 y 2011. En 2013 corrió las Enduro World Series, en las que ha logrado dos victorias y dos segundos puestos.

Este es nuestro pequeño homenaje a Anne-Caroline Chausson, una mujer cuyo palmarés quizá todavía haya que seguir engordando. En cualquier caso, logre coronarse o no como campeona del mundo de enduro, esta ya no tan tímida francesa seguirá siendo la mejor corredora de descensos de la historia.

Palmarés

Sin duda, el palmarés de la francesa es uno de los más impresionantes, si no el que más, del MTB:

  • 1987 Campeona del mundo BMX (10 años)
  • 1992 Campeona del mundo BMX
  • 1993 Campeona del mundo BMX + Campeona del mundo júnior DH (Métabief)
  • 1994 Campeona del mundo júnior DH (Vail) + Subcampeona Copa del Mundo DH
  • 1995 Campeona del mundo júnior DH (Kirchzarten)
  • 1996 Campeona del mundo DH (Cairns)
  • 1997 Campeona del mundo DH (Chateau d'Oex)
  • 1998 Campeona del mundo DH (Mont-Saint-Anne) + Campeona Copa del Mundo DH
  • 1999 Campeona del mundo DH (Are) + Campeona Copa del Mundo
  • 2000 Campeona del mundo DH y dual slalom (Sierra Nevada) + Campeona Copa del Mundo DH y dual slalom
  • 2001 Campeona del mundo DH y dual slalom (Vail) + Campeona Copa del Mundo DH
  • 2002 Campeona del mundo DH y four-cross (Kaprun) + Campeona Copa del Mundo DH y four-cross
  • 2003 Campeona del mundo DH y four-cross (Lugano)
  • 2005 Campeona del mundo DH (Livigno)
  • 2008 Oro en los Juegos Olímpicos de Pekín (BMX)

Desde MTBpro mandamos todo el ánimo a Anne Caroline Chausson, que actualmente batalla contra el cáncer. Recientemente se ha sabido que ha vuelto a montar en bici después de haber sufrido una importante operación a finales de 2018 y habérsele detectado un segundo cáncer. ¡Mucho ánimo Anne-Caro!

Texto:

Mariano Herranz

Fotos:

Malcolm Fearon