Merida Ninety-Six 6000, entre el XC y el Maratón: 100 mm de recorrido y ruedas de 29".

Merida Ninety-Six 6000

¿Qué prefieres este fin de semana? La Ninety-Six 6000 está diseñada para ir rápido pero nadie dijo que tuviera que ser siempre con un dorsal. Es rápida pero, a la vez, es cómoda y versátil. Con ella no tienes por qué renunciar a nada.

Texto:
Luis M. del Cerro
Fotos:
David Agüero
Publicado el 27/06/2017
Merida Ninety-Six 6000, entre el XC y el Maratón: 100 mm de recorrido y ruedas de 29".
Versátil y muy cómoda. Su sistema de suspensión Race Link es sencillo y efectivo. El cuadro de carbono tiene unos acabados de altísimo nivel.
Algunos bajitos también quieren bicis de 29’, echamos de menos la opción en talla S.

Es la bici que más está usando esta temporada Hermida y la apuesta de Merida para el XCM. Los colores, con esas reminiscencias «Multivan» tampoco ayudan. Me está empezando a dar un poco de miedo. A ver si va a ser una de esas bicis que hacen que el pulsómetro me mande un mensaje de «para, respira y sobrevive»...

En realidad, como buen masoquista, estoy deseando que me pase eso. Pero Merida y yo ya nos conocemos. Los taiwaneses no son de categorías fijas y casi todas las bicis que han pasado por nuestra oficina han dado muestras de tener una horquilla de uso mayor de lo que el catálogo anuncia: para bien y para mal. Esto último, porque siempre hay quien busca la ultra especialización.

Merida Ninety-Six 6000. Por ruedas y geometría, es una bicicleta XCM de manual.

Siete novias para…

Ya te lo adelantaba, en la tranquilidad del hogar, con la bici apoyada en la pared la estampa es la de una bici de XCM de manual. No hace falta sacar el metro: es una geometría evidente y bien acompañada por ruedas de 29’, el grupo monoplato Sram GX, el sistema de suspensión Race Link, un monopivote un tanto minimalista... ¡Quiere guerra!

La 6000 es uno de los montajes más equilibrados de la extensa familia Ninety-Six. Y es que tenemos hasta siete modelos disponibles sobre los que podemos hacer magia y «doblarlos» para las tallas M: Merida apuesta por las ruedas de 27,5" en las tallas pequeñas y por las 29" en las grandes. Si, como yo, usas una M, puedes elegir.

Además, si ya habías oído hablar de la Ninety-Six debes tener en cuenta que este año han tenido algunas mejoras muy interesantes.

Merida Ninety-Six 6000. El sistema Race Link hace que el amortiguador apenas oscile en cada pedalada

En marcha

Altura del sillín, inclinación del manillar y un SAG en el que tengo que poner algo más de atención. Con un sistema monopivote como el Race Link tengo comprobado que en mi caso es aconsejable ir con algunos bares más de los que el SAG «neutro» me recomienda. Como la experiencia es un grado y uno está ya mayor, parece que tras las primeras pedaladas queda claro que he acertado. Mis primeros kilómetros con la Ninety-Six son en subida y la suspensión se comporta como se espera de ella. Además, al tenerla tan «cerca» no te pierdes ni un movimiento de la bieleta. Apenas oscila en cada pedalada y pronto me olvido de ella.

Merida Ninety Six 6000

Tanto en subidas pisteras como en zonas más técnicas la suspensión trasera se mantiene firme y apenas hace falta echar mano del bloqueo total del amortiguador. Lo mismo ocurre con la horquilla, apenas tengo necesidad de bloquear en ningún momento. Además, cuando en lugar de curvas tenemos esquinas las vainas de 445 mm, una dirección equilibrada y la incorporación del estándar Boost hacen que solo vea la parte buena de las ruedas de 29".

Cuando toca bajar, «abro» amortiguador y horquilla y la Merida Ninety-Six se muestra como una bici más que competente. Sus 100 mm de recorrido y sus ruedas de 29" lo ponen fácil a pesar de su geometría XC. Hace falta un terreno muy complicado para echar de menos una configuración y una posición más trail. Añadamos a esto unos frenos Sram Level con discos de 180 y 160 mm y el sistema Chain Stay Post Mount que aporta más rigidez y mejor respuesta de la frenada. Sumando todos estos factores, tendremos una gran sensación de control en todo momento.

Bajando, la trasera se comporta a la perfección: el sistema Race Link y el amortiguador Rock Shox Monarch RT3 se llevan fenomenal y aportan siempre sensación de control y comodidad. En la delantera, la Reba tiene un comportamiento perfecto en zonas de dificultad media pero en zonas técnicas y rápidas muestra un tacto más abrupto que consigo ir corrigiendo tras varios ajustes.

Merida Ninety-Six

En todo caso, creo que la clave del éxito de esta bici es la posición. Desde el momento en que me subo a ella tengo la sensación de hacerlo en una bici de XCM. Es una bici que es sincera y te habla a la cara… pero que te va embaucando a medida que empiezas a dar pedales. Y es que la posición tiene ese fino equilibrio entre lo que demanda el rendimiento XC pero una comodidad mayor que en otros modelos del segmento que hace no haya «torturas». De repente, tienes tentaciones de cambiar lycra por baggie. ¿Y por qué no?

En ruta

Durante un par de días me dejo de senderos cerrados y me dedico a rutear. Kilómetros en los que me olvido del pulsómetro y borro Strava del teléfono. Las ruedas de 29" hacen que los kilómetros lo sean menos, su ligereza y geometría hacen que las subidas sean más llevaderas y solo debo tener un poco más de cuidado cuando llego a senderos muy complicados.

Las sospechas se confirman, esta Merida Ninety-Six vale para un roto y para un descosido, para un maratón y para una ruta larga y rápida donde todo el mundo rueda con la sensación de que si llegan tarde se acaba la cerveza o se buscan un problema familiar.

Merida Ninety-Six 6000

Una buena base…, si quieres

Hay gente que compra una bici y la vende unos años después como la cadena de montaje la trajo al mundo: solo cambia cubiertas. Pero hay otros que buscan la bici de sus sueños con un presupuesto ajustado.

Creo que la Ninety-Six 6000 es una bici perfecta para los primeros. Tiene un montaje excelente, un buen cuadro y un precio en línea con lo que ofrece (3.299 €), pero bien es cierto que puede tener cierto margen de mejora para aquellos que quieren más y más. Sabemos que los componentes Merida son de gran calidad pero puede que alguno prefiera algo más de glamour y ligereza, que puede conseguir a base de cumpleaños, reyes magos y demás eventos.

Y si quieres dar el salto definitivo y lanzarte, por ejemplo, al mundo Di2, tienes la «infraestructura» necesaria gracias al sistema de cableado interno Smart Entry que guía a la vez que elimina esos ruidos que consiguen acabar con la paciencia de cualquiera. En mi caso, los únicos grillos que escuché son los que habitan por tierra castellana.

En resumen

Con la Ninety-Six tenemos una bici rápida, una bici de XCM pero también una bici que nos permite hacer rutas sin sufrir los rigores de otras bicis más «radicales». Además, podemos variar su personalidad con un par de cambios de componentes que la llevarán desde lo más deportivo a rozar el carácter más trail.

Y si no te convence el modelo que ves aquí tienes otros seis para elegir con distintos grupos, distintos montajes, distintos cuadros y distintos precios. Son las ventajas de ser uno de los mayores fabricantes de cuadros del mundo: tienes mucho que ofrecer.

Merida Ninety-Six 6000

 

COSAS DE FAMILIA

Siete modelos componen la familia Ninety-Six. El precio varía en función de los componentes pero también de los materiales empleados en el cuadro. Por ejemplo, la opción más asequible, la Merida Ninety-Six 9 600 (1.799 €) se monta con cuadro y basculante de aluminio. La Ninety-Six 9 9000-E (11.999 €) lo apuesta todo al carbono. En nuestro caso, en la 6000, tenemos cuadro de carbono y basculante de aluminio. Puedes elegir tu Ninety-Six con ruedas de 27,5" en las tallas S y M y 29" en M, L y XL.

Merida Ninety-Six Team

Merida Ninety-Six Team | 8.500 €

Merida Ninety-Six 9000

Merida Ninety-Six 9000 | 11.999 €

Merida Ninety-Six 7000

Merida Ninety-Six 7000 | 4.600 €

Merida Ninety-Six XT

Merida Ninety-Six XT | 3.800 €

Merida Ninety-Six 6000

Merida Ninety-Six 6000 | 3.299 €

Merida Ninety-Six 800

Merida Ninety-Six 800 | 2.799 €

Merida Ninety-Six 600

Merida Ninety-Six 600 | 1.799 €

Detalles de la bici

Merida Ninety-Six 6000 Detalles - Cuadro

En este modelo se combina un triángulo delantero de carbono (Ninety-Six CFA Boost) con un basculante en aluminio. La parte de carbono tiene unos acabados espectaculares que denotan una alta calidad de fabricación. No es algo sorprendente teniendo en cuenta que Merida es uno de los mayores fabricantes de cuadros del mundo. El cuadro cuenta con guiado interno de cables (Smart Entry) que nos da la posibilidad de montar un grupo electrónico en cualquier momento o añadir cables mecánicos o latiguillos hidráulicos.

Merida Ninety-Six 6000 Detalles - Ruedas

Nada que objetar a las Merida Expert CC de aluminio. Como todos los componentes de la casa, ofrecen un buen comportamiento aunque sin duda podría ser uno de esos elementos a cambiar en caso de buscar algo más de glamour o ligereza. Una de las mejoras que ha tenido el modelo esta temporada ha sido la adopción del estándar boost en los ejes.

Merida Ninety-Six 6000 Detalles - Transmisión

La Ninety-Six ha sido diseñada pensando, fundamentalmente, en el uso de grupos monoplatos aunque algunos cuadros conserven el anclaje para el desviador delantero. En la 6000 el cambio se confía al Sram GX de 11 velocidades con 30 dientes de plato y un casete de 10-42. Hace unos pocos días se ha lanzado el Sram GX Eagle de 12 velocidades, que sería una gran opción para esta bici ya que aumentaría aún más su versatilidad.

Merida Ninety-Six 6000 Detalles - Frenos

Sram también se ocupa de la frenada gracias a los Level. Incluye discos de 180 y 160 mm, una combinación ya habitual en este segmento. El sistema Chain Stay Post Mount Disc de Merida es una maravilla estética pero también promete aumentar la rigidez y mejorar el rendimiento de la frenada.

Merida Ninety-Six 6000 Detalles - Suspensión

El Race Link es un sistema monopivote, sencillo pero eficaz. Necesita más «atenciones» que otros sistemas en su primera configuración, y es que es probable que en las primeras salidas lo mejor sea salir con la bomba de suspensiones hasta tenerlo perfectamente configurado y encontrar el tacto perfecto. A partir de ahí, ofrecerá un buen rendimiento con un peso más ajustado que otros sistemas. En el caso de la Ninety-Six 6000, el Race Link viene equipado con un amortiguador Rock Shox Monarch RT3 que funcionó a la perfección en todo momento.

Merida Ninety-Six 6000 Detalles - Horquilla

La Rock Shox Reba RL es una de las mejores opciones del mercado en relación calidad-precio para una bici del segmento XCM. En zonas de dificultad media mantuvo un comportamiento impecable mientras que en zonas técnicas sí que mantenía a la Ninety-Six en los límites del comportamiento XC.

Info



Peso

11,8 kg (talla M sin pedales)

Precio

3.299 €

Texto:

Luis M. del Cerro

Fotos:

David Agüero

Publicado el 27/06/2017

Etiquetas: