SCOTT Spark RC 900 Comp

Test: SCOTT Spark RC 900 Comp

La SCOTT Spark RC 900 Comp llega como una novedad para cubrir el hueco de aquellos que buscan una bici con la que comenzar a competir, pero no tienen presupuestos para alcanzar la gama premium. También para quienes buscan una bici con la que ir creciendo con el tiempo.

Texto:
J. Daniel Hernández
Fotos:
David Agüero
Publicado el 24/09/2020
SCOTT Spark RC 900 Comp
Excelente rendimiento del cuadro Spark RC. Manejabilidad de la bici en todos los terrenos. Montaje equilibrado y de calidad bastante razonable.
Cableado por debajo del pedalier. Ausencia de bloqueo de dirección.

La SCOTT Spark RC es, sin duda, una de las bicicletas referencia del XC y XCM global. Sus éxitos, especialmente los cosechados por Nino Schurter y Kate Courtney son de sobra conocidos. Y en MTBpro hemos analizado tanto su gama como las tecnologías aplicadas tales como la suspensión trasera NUDE o el mando TwinLoc.

Sin embargo, no siempre quien quiere competir o, simplemente, disfrutar de una bici con espíritu de competición, tiene el presupuesto adaptado para acceder a la gama alta, que es en la que nos solemos encontrar estas tecnologías (o similares). Y para eso aparecen bicis como esta SCOTT Spark RC 900 Comp que se acaba de anunciar y que nosotros ya hemos probado.

SCOTT Spark RC 900 Comp

Por 3.349 € qué es lo que nos ofrece SCOTT con su Spark RC 900 Comp. Pues haciendo un resumen básico y preliminar diríamos que una excelente bicicleta con un recorrido interminable en cuanto a sus posibilidades. Porque partimos de una base excelente, el cuadro Spark RC, que se rodea de unos componentes perfectamente válidos para darnos miles de alegrías en nuestras salidas o para empezar a competir con ellos, pero también con posibilidades de ir mejorando poco a poco nuestra montura hasta hacernos un auténtico misil.

¿Cómo es la SCOTT Spark?

La SCOTT Spark RC 900 es una de las bicis más laureadas del panorama internacional. Gracias a un super clase como Nino Schurter, ha estado en lo más alto del podio de las carreras de la Copa del Mundo y el año pasado fue la máquina elegida por el suizo para la prueba de Lenzerheide cuando ganó su 5º mundial consecutivo (8º en total). También Kate Courtney se alzó con la Copa del Mundo alternando la Scale RC y la Spark RC como sus monturas.

Gran parte de estos éxitos se cimentan en el funcionamiento de la tecnología NUDE de la que ya hemos hablado en MTBpro. Pero también en un diseño de cuadro que, pese a que lleva unos años en el mercado, se adapta a la perfección a las necesidades y exigencias de los circuitos actuales de XCO, con subidas cortas y explosivas y bajadas aún más explosivas y llenas de obstáculos naturales y artificiales.

SCOTT Spark RC 900 Comp en acción

Y es que si el presupuesto no nos alcanza para pagar los modelos con NUDE, al menos podemos acceder a un modelo como la Spark RC 900 Comp con la base del cuadro, que ya es garantía de buen funcionamiento y de una geometría que, con la ligera variación que tenemos al montar una horquilla de 110 mm en lugar de la de 100 mm habitual, nos ofrece gran multitud de usos, tanto para nuestras salidas habituales, con multitud de recorridos y suelos, a pruebas de XCO y XCM.

SCOTT Spark RC 900 Comp

¿Qué montaje tenemos?

En cualquier caso, un buen cuadro debe rodearse de buenos componentes para lucirse. Al menos de componentes funcionales que no desentonen y que nos permitan disfrutar de ellos bajo cualquier circunstancia. Y SCOTT lo ha hecho, ha rodeado este cuadro con una buena selección de componentes.

Comenzando por las suspensiones, con una horquilla FOX 32 Float Rhythm de 110 mm y amortiguador FOX Float con 100 mm de recorrido. Ambos con las tres posiciones (bloqueo, trail y descenso) y gestionados a la perfección con el mando único SCOTT TwinLoc, uno de los mandos más ergonómicos y eficaces para usar para gestionar suspensiones con tres posiciones (no en vano mucha gente lo utiliza como opción “after-market”, aunque conviene recordar que no por tener el mando disfrutaremos de la tecnología NUDE, para eso hace falta el amortiguador específico).

Suspensión trasera con el FOX Float en la SCOTT Spark RC 900 Comp

Pero volvamos a la horquilla (de 110 mm de recorrido en este caso, insisto) y el amortiguador. Dos elementos que no son los más ligeros del mercado, pero posiblemente sí de los más funcionales y apropiados para los usuarios. A las tres posiciones con gestión remota se le une una sencilla puesta a punto y un funcionamiento exquisito. Dos componentes que, a poco que seamos respetuosos con sus cuidados y mantenimiento, nos garantizan suavidad, absorción y nos harán compañía casi eternamente.

Para la transmisión se ha recurrido a un sencillo, pero eficaz, grupo SRAM NX Eagle de 1x12 (toda la gama Spark RC viene montada con grupos monoplato) con un plato de 32 dientes y un cassette 11-50. Además, viene acompañado por un pequeño guiacadenas que apenas aporta peso y sí un plus de protección al cuadro.

Detalle del guiacadenas de la SCOTT Spark RC 900 Comp

De los frenos, sin embargo, se encarga Shimano con su gama Deore. Y es una gran noticia, porque sin poner una pega al equivalente en SRAM, Shimano ha dado un gran paso adelante con sus nuevas gamas de frenos y han mejorado sustancialmente su rendimiento. En este caso, además, encontramos un disco delantero de 180 mm que nos aporta la mordida y capacidad de retención suficiente para detener la Spark RC en cualquier circunstancia.

La única pega que yo, personalmente, le puedo poner a este montaje es la ausencia de una tija telescópica (junto a la ausencia de una dirección con bloqueo o sistema similar). Insisto en el hecho de ser algo muy personal, ya que en mi caso prefiero asumir el extra de peso que supone a cambio de su polivalencia, especialmente porque mi altura del sillín es bastante alta para mi estatura general. En cualquier caso, la Spark RC está preparada para albergar una de cableado interno, ya que cuenta con espacio para sacar el cable en la zona de la pipa de la dirección.

SCOTT Spark RC 900 Comp

¿A la Copa del Mundo con la Spark RC?

Lo sé, llevo bastante tiempo insistiendo en que la Spark RC 900, como familia y especialmente en sus modelos tope de gama, es una bicicleta pensada por y para la competición. Y esta Spark RC 900 Comp mantiene algo de ese espíritu. Pero también ofrece algo más.

SCOTT Spark RC 900 Comp en acción

Y es que a la manejabilidad general de Spark RC (68,5º de ángulo de la dirección y 73,8º de ángulo de tubo de sillín) se le suma ese centímetro extra de recorrido de la horquilla. Con estos datos nos encontramos una bicicleta que se desenvuelve perfectamente en los tramos de bajada, incluso en aquellos más complicados (el ángulo de dirección relativamente vertical nos permite afrontar mejor las curvas cerradas y pasos estrechos), mientras que subiendo encontramos una postura cómoda si vamos sentados y reactividad si bloqueamos la suspensión y nos ponemos de pie.

SCOTT Spark RC 900 Comp en acción

La elección de los neumáticos ayuda también bastante. Ofrecen un buen agarre y tracción en terrenos más sueltos a la hora de ascender, y gracias a su balón de 2,35” podemos afrontar las bajadas con seguridad, aunque el terreno sea pedregoso o más complicado. La Recon Race detrás es una cubierta bastante rodadora, mientras que delante ofrece una buena sujeción en curvas.

Todo en la SCOTT Spark RC 900 Comp está pensado para ofrecer un rendimiento superlativo. La mayor parte de los usuarios verán en ella una bicicleta de XCO, pero sin embargo va mucho más allá. Evidentemente es excepcional en pruebas de tipo maratón, donde contamos con una buena plataforma de suspensión que nos permitirá rodar con total comodidad, pero sin perder potencia de la pedalada, si las llevamos en la posición intermedia, bloqueando sólo cuando nos ponemos de pie.

SCOTT Spark RC 900 Comp en acción

Pero también, a pesar de lo que pueda parecer por el ángulo de la dirección, es una bici que se desenvuelve bien en un uso más trail, en senderos más complicados y en los que la exigencia bajando es mayor. No en vano, la Spark (a secas, sin RC) es la bici trail de la marca, con horquillas de 130 mm y amortiguador de 120 mm y tija telescópica en toda la gama… pero la base es la misma. Luego encontramos ya la Genius (150 mm) y para enduro la Ransom (170 mm).

SCOTT Spark RC 900 Comp en acción

Conclusión

Prácticamente todos nosotros soñamos con los modelos tope de gama, pero la realidad a veces se empeña en no dejarnos hacer estos sueños posibles. Por eso a veces nos tenemos que “conformar” con modelos inferiores. Y he puesto “conformar” entre comillas porque con la Spark RC 900 Comp tiene derecho a ser considerada una opción definitiva por derecho propio.

Porque es una buena opción para competir, sus componentes no son los más ligeros ni glamurosos, pero funcionan perfectamente. Su cuadro tiene una de las mejores bases que se presentan ahora mismo en el mercado y el funcionamiento conjunto de ambas partes es perfecto. Y esto mismo se puede aplicar a las salidas más relajadas, marchas… cualquier uso que nos propongamos.

Con ella, además, podremos crecer, podremos vivir la ilusión de buscar mejoras y otros componentes para modificar sus características. O, si queremos, la podremos dejar tal y como está y disfrutar de ella muchos años. Es la magia del montaje elegido por SCOTT para esta Spark RC 900 Comp.

SCOTT Spark RC 900 Comp en acción

Cosas de familia SCOTT Spark RC 900

La familia Spark RC 900 es bastante numerosa, nada más ni nada menos que 12 modelos que van desde el tope de gama absoluto, con la configuración Copa del Mundo y el cuadro en las exclusivas fibras HMX-SL (y que cuesta 12.999 €) hasta el modelo de entrada que es el Spark RC 900 Comp que probamos en estas líneas (3.349 €).

Cabe señalar que el modelo superior es el único que utiliza las fibras HMX-SL, los dos siguientes llamados World Cup utilizan fibras HMX, mientras que el resto de la gama (que comienza en la Spark RC 900 Pro de 5.749 €) utilizan fibras HMF. Destacar también los dos modelos Contessa exclusivos para público femenino (6.649 € y 3.349 €).

SCOTT Spark RC 900 SL AXS

SCOTT Spark RC 900 SL AXS – 12.999 €

SCOTT Spark RC 900 World Cup AXS – 7.999 €

SCOTT Spark RC 900 World Cup – 6.649 €

SCOTT Contessa Spark RC 900 World Cup – 6.649 €

SCOTT Spark RC 900 Pro

SCOTT Spark RC 900 Pro – 5.749 €

SCOTT Spark RC 900 Team Issue AXS PRZ/CRB – 5.349 €

SCOTT Spark RC 900 Team Issue AXS

SCOTT Spark RC 900 Team Issue AXS – 4.999 €

SCOTT Spark RC 900 Team – 4.349 €

SCOTT Spark RC 900 Comp – 3.349 €

SCOTT Contessa Spark RC 900 Comp

SCOTT Contessa Spark RC 900 Comp – 3.349 €

Detalles de la bici

Grupo SRAM NX en la SCOTT Spark RC 900 Comp

El grupo SRAM NX funciona bastante bien. Durante mis pruebas se mostró preciso y directo, más que suficiente para responder en cualquier circunstancia. Desde salidas tranquilas a marchas o carreras. El plato de 32 dientes es una buena elección para una doble suspensión XCO y XCM como la Spark RC, exigente en las subidas y con respuesta en llano y bajadas.

Ahora bien, los cassette SRAM de 11-50 exigen un periodo de adaptación, ya que el salto de la corona de 42 a la superior de 50 a veces puede resultar algo excesiva y cuesta encontrar el punto justo de cadencia. En este caso, echo en falta un salto más progresivo con una corona de 45 dientes, por ejemplo.

Maxxis Recon Race de 2,35” en la SCOTT Spark RC 900 Comp

La Spark RC 900 Comp equipa unos neumáticos Maxxis Recon Race de 2,35”. En este sentido hay que agradecer que SCOTT haya dejado de lado la búsqueda de unos neumáticos más ligeros en favor de unos de mejor calidad. Sí, tienen un peso declarado de 750 g, pero también un buen agarre en prácticamente cualquier condición, un buen rango de uso y una excelente protección antipinchazos y refuerzo de los flancos con la carcasa de 60 TPI y la protección EXO de la marca.

Las Recon Race son unas cubiertas bastante rodadoras que, gracias a su balón de 2,35” aumentan el rango a un uso más Trail en terrenos algo rotos. Una buena opción en consonancia al carácter polivalente de la bicicleta.

Syncros termina de vestir la SCOTT Spark RC 900 Comp

Syncros se encarga de vestir todos los componentes de la Spark RC: el manillar es un Syncros Fraser 2.0 de aluminio 6061 con 9º de elevación de las puntas y 740 mm de ancho, lo suficiente para una buena manejabilidad en senderos. La pontecia es una XR2.0 con 8º de inclinación negativa (también en aluminio 6061). Y las ruedas son unos aros Syncros X-25 de 25 mm con bujes Formula.

La tija del sillín es una Syncros Duncan 2.0 de aluminio con 10 mm de retroceso y unas medidas de 31,6x400 mm, si ponemos una de carbono seguramente podremos limar algunos gramos, si la cambiamos por una recta tendremos una posición más XCO todavía. Y si la cambiamos por una telescópica ganamos polivalencia. Por otro lado, el sillín es un Belcarra Regular 2.0, uno de los sillines en los que Syncros ha depositado más tecnología. Personalmente creo que es muy cómodo y versátil.

FOX 32 Float Rhythm Grip 3 y FOX Float EVOL Performace

FOX se encarga de equipar esta Spark RC 900 Comp con su horquilla 32 Float Rhythm Grip 3 de 110 mm. La gama Rhythm es la que FOX ha destinado al OEM, pero no por ello estamos ante horquillas de peor calidad. Es una buena horquilla, suave, precisa, con la rigidez justa que demanda un uso trail de esta bicicleta. Además, cuenta con 44 mm de offset, lo que permite ganar algo de distancia entre ejes manteniendo un ángulo de la dirección más vertical para la capacidad de giro.

El amortiguador es un FOX Float EVOL Performace con anclaje Trunnion y tres modos. La estabilidad pedaleando, tanto en el modo abierto como en trail, es bastante buena, pero cerrada se convierte en una bici rígida totalemente. Su capacidad de absorción está fuera de toda duda y gracias al esquema de suspensión trasero de la Spark RC le sacaremos mucho partido. Ambas suspensiones son relativamente sencillas de hacer el set-up.

Info



Peso

12,45 kg (talla M)

Precio

3.349 €

Texto:

J. Daniel Hernández

Fotos:

David Agüero

Publicado el 24/09/2020

Etiquetas: