Stevens E-Sledge+ ES

Stevens E-Sledge+ ES

La Stevens E-Sledge+ es una auténtica devoradora de piedras, raíces y cortados. Equipada con el motor Shimano Steps E8000, cuenta con unos periféricos que harán las delicias de los ‘riders’ más aficionados a las bajadas. Si quieres añadir un “plus” a tus rutas, la Sledge es tu e-bike.

Texto:
José Aranda
Fotos:
David Agüero
Publicado el 13/02/2019
Stevens E-Sledge+ ES
Ruedas Plus; Geometría juguetona; Montaje “Top”. Es una e-bike muy polivalente.
Algo pesada. El cierre rápido de la tija de sillín no está acorde a la calidad de los periféricos.

Más rápido, más alto, más lejos: esta es la definición que la firma de Hamburgo utiliza como carta de presentación para describir su e-bike de Enduro, la Stevens E-Sledge+, una auténtica devoradora de piedras, raíces y cortados. Equipada con el conocido sistema Shimano Steps E8000 y unos periféricos “top” que harán babear a los más bajadores.

Aproximadamente hace un año tuve la oportunidad de probar la que se podría considerar como hermana pequeña de la bici que este mes tengo de prueba, una bici que superó las expectativas que puse en ella desde el principio del test. Aun así, me da la impresión de que la Stevens E-Sledge+ ES superará en sensaciones a la benjamina de la casa, o al menos, el resultado será igualado y equipararé el buen sabor de boca que dejó en mí la Stevens E-Whaka+ ES.

Stevens E-Sledge+ ES

Hasta el momento, todos los comentarios que me han llegado de los afortunados que la han probado han sido positivos, largo recorrido, geometría bajadora, motor potente y activo... con lo cual, ¡no te voy a engañar!, me moría de ganas de tener la oportunidad de hacerle la ‘cata’.

Así pues, visto lo visto, mejor dicho, rectifico, ‘oído lo oído’, parece ser que la firma de Hamburgo una vez más ha conseguido una bicicleta polivalente y equilibrada para hacer las delicias de los bikers e-Endureros más exigentes. Para corroborar todo lo oído solo queda darle la bienvenida a la Sledge y sacarla a su hábitat natural.

Stevens E-Sledge+ ES

Stevens E-Sledge+ ES: La cosa está que arde

La cosa está que arde, ¿te suena raro?, puede ser, pero cuando el acabado de la pintura de tu montura se denomina “Hot Pepper Red” puede que la frase te cuadre más. Se presenta caliente y picante esta e-bike de generoso recorrido, 160 mm en la parte delantera, defendidos por la conocida y efectiva Fox 36 Float Performance Elite y el tragón Fox Float DPS Performance Elite que aporta un recorrido útil algo menor que el delantero, situándose su cifra en 150 mm.

Cuadro en aluminio 7005, a simple vista se podría decir que las tuberías dan la sensación de ser indestructibles, grupo XT Di2 para mover rápida y eficazmente la transmisión de la Stevens, frenos XT de cuatro pistones del gigante nipón, llantas Sun Ringlé Duroc TR40 acompañadas de gomas Schwalbe Magic Mary Evolution y ejes boost 110/148 para dotar a la Sledge de una rigidez de nota alta. Tija telescópica Kind Shock y el potente motor de Shimano STEPS E8000 completan entre otros los componentes que dan vida a esta e-bike.

Stevens E-Sledge+ ES

Demos un repaso ahora, antes de meternos en materia, a algunas de las medidas más importantes para poder etiquetar a esta bici en una disciplina u otra: en talla M la angulación del tubo del sillín es de 75,6, tubo de la dirección de 65,5 grados, distancia entre ejes de 1.196 mm, longitud de vainas de 436 mm, reach de 435 mm y un stack de 617 mm... medidas y angulaciones que hacen que la balanza se decante hacia el lado All-mountain y el Enduro.

El corazón e-léctrico de la Stevens E-Sledge+ ES

Con un solo click se pone en marcha el alma de la Stevens, Shimano Steps E-8000, fácil e intuitivo a la hora de utilizar, con lo que podrás olvidarte de los manuales y disfrutar desde el primer minuto. Sus cinco leds de color verde te indicaran de cuánta “vida” dispones para abordar tu ruta. Su asistencia de pedalada hasta los 25 km/h cuenta con tres posiciones: Eco, Trail y Boost, con los que poder jugar para llegar al punto óptimo de tu conducción. Y si con todo esto notaras que te falta un “pelín” para llegar a ese punto podrás hacerlo a través de la aplicación Shimano E-Tube, esta te permitirá jugar un poco con los valores para llegar a tu estilo personal de pilotaje. La entrega de la potencia del motor podrá variar en función de lo fuerte que aprietes sobre los pedales, estando los valores en torno al 50% y hasta el 300%.

Detalle de la batería de la Stevens E-Sledge+ ES

La batería se extrae por el lateral, para mi gusto personal, te diré que me parece la forma más práctica y rápida de quedarte con los 2,8 kg aproximadamente de batería en tus manos. La E-Sledge+ monta una batería de 504 Wh /14 Ah con un voltaje de 36 V y tecnología Li-lon, tiene una vida útil de unas 1.000 cargas y puede cargarse al 80% en unas dos horas, o bien de 0 a 100% en unas cinco horas aproximadamente.

La carga puede variar entre 2 y 5 horas, dependiendo del porcentaje que tenga acumulado o bien si esta se encuentra completamente vacía. El display también tiene un funcionamiento intuitivo con el que tardarás apenas unos segundos para darte una vuelta por su menú (Modo de conducción, distancia, estado de carga de la batería, velocidad, cadencia...) y tener toda la información al instante.

Stevens E-Sledge+ ES

Shimano STEPS E-8000 en modo "ON"

Puesta en marcha y apenas recorridos unos metros ya llevo una sonrisa de oreja a oreja, el culpable de ello es el mando del cambio trasero Di2 (SW E-7000-R). Si ya de por sí me parecía bueno el mando del Di2 con dos palancas imitando al XT normal, este, por sencillo que parezca con sus dos botones, es igual de efectivo y fácil de utilizar que el mando de cambio para los modos de conducción..., básicamente ¡porque es igual! pero situado a la derecha del manillar, funcional, discreto y rápido. Detalle de nota alta a la hora de vestir a la E-Sledge.

La Stevens E-Sledge no se muestra perezosa a pesar de arrastrar en sus espaldas algo más de veinte kilogramos en talla “20”. Posición cómoda y semi-erguida de pilotaje típica de geometrías de monturas all-mountain/enduro. El sonido de las ruedas sobre el suelo denota enseguida que llevo un balón generoso, como es habitual en la e-bikes el tamaño de gomas elegido es el 27,5 plus, con lo que sin duda se aseguran añadir a tus rutas, como bien dice su nombre, un “plus” de diversión, sobre todo a la hora de hacer desnivel negativo.

Stevens E-Sledge+ ES

Sin duda el Steps E-8000 empuja con fuerza y con la personalidad propia del gigante nipón, el rendimiento a lo largo de la prueba ha superado con creces a todas las torturas a las que le he expuesto, agua, barro e incluso nieve en algunos tramos. Las sensaciones a lomos de la Stevens en algunos momentos llegan a ser parecidas a las de una “bicicleta pulmonar”, con lo que es posible que en pequeños tramos te olvides por completo de que pedaleas sobre una e-bike..., aunque no te relajes mucho, ya que el sonido de asistencia del motor te pondrá de nuevo con los pies sobre la tierra.

Stevens E-Sledge+ ES

Metidos en materia con la Stevens E-Sledge+

Otros de los puntos a tener en cuenta que me han gustado mucho de la E-Sledge es su comportamiento a la hora de subir. Sinceramente, pensaba que la bicicleta se movería más... Uniendo el efectivo bloqueo del amortiguador Fox Float DPS Performance Elite y la entrega progresiva de potencia del Shimano STEPS E8000 podrás tener la sensación de subir entre algodones, además de poder afrontar aquellas rampas que antes mirabas con miedo y recelo, ahora con un par máximo de 70 Nm estarán a tan solo un “click”.

A la hora de llanear sentirás que los kilómetros vuelan, eso sí, recuerda que te asiste hasta los 25 km/h, a partir de esa velocidad tus piernas necesitarán oxigeno extra para mantenerla “on fire”.

Stevens E-Sledge+ ES

Manejable y estable, con una muy buena tracción que te permite sentirte pegado en todo momento al sendero, sin que se llegue a apreciar una sensación pura y dura de estar a los mandos de una e-bike ruda, la parte delantera pisa con aplomo y obedece sin rechistar los cambios de dirección que ejerzas sobre el manillar, la absorción vertical es de nota alta. Sumado ello a las barras de 36 mm de la horquilla te permitirá solventar más de un error a la hora de tomar tierra.

Stevens E-Sledge+ ES

Aunque donde de verdad saca los dientes la E-Sledge es a la hora de bajar, aun sin tener un reach de los más agresivos del mercado, no te costará darte cuenta cuando el desnivel se ponga negativo que esta e-bike está pensada para disfrutar en terreno hostil, pide a gritos que el firme se ponga abrupto y escarpado. Frenos de cuatro pistones, suspensiones “long travel”, vainas de 436 mm y ruedas plus que te harán destrozar las raíces y volar en los cortados. La serenidad con la que se mueve en virajes cortos y rápidos unida a su rigidez lateral te harán salir sin apenas penalizar velocidad para afrontar la siguiente trazada. Sin duda alguna un rendimiento eficiente y un comportamiento agresivo como algo inherente al alma de esta e-bike endurera.

Stevens E-Sledge+ ES

En cuanto a la autonomía... que fijo estás esperando que me moje, te puedo decir que cualquier cantidad de kilómetros que pueda salir por mi boca será un resultado ambiguo y poco objetivo ya que la suma total de metros recorridos va a depender de muchos factores (modo de conducción elegido, desnivel + acumulado, peso del ciclista…). Si, aun así, buscas una cantidad concreta para saciar las ansias de expandir tus horizontes, en la página oficial de Shimano te ofrecen algunos datos por carga de batería entera.

Stevens E-Sledge+ ES

Conclusión

Igual que me pasó con su hermana pequeña en su día, la E-Sledge de Stevens vuelve a superar las expectativas puestas en un principio en ella y deja en mí una sensación de diversión de nota alta. Confortable, polivalente, activa y te da algo que cualquier consumidor de senderos endureros busca en este tipo de bicis, “e-mociones divertidas”.

Podrás enfrentarte a cualquier tipo de bajada a lomos de la Stevens y afrontar aquellas subidas que pensabas imposibles, estarán a tan solo un “click” cuando lo necesites. Incluso…, si me permites poner un ápice de humor a la conclusión, te diré que mi “bono-bici-familiar” no ha perdido puntos durante la prueba de la Stevens. De hecho, es que en privado la llamaba cariñosamente “La Conciliadora...” ¡Puedo ver tu cara de asombro!, pero es tal cual lo cuento, una fuga de una hora con esta e-bike da para mucho, así que ya sabes, si persigues esta fórmula: bici de enduro + Shimano Steps = diversión, no lo dudes, la Sledge es una opción más que fiable.

Cosas de familia Stevens e-Sledge+

Stevens E-Sledge+ ES

Dos modelos para elegir en la familia Stevens E-Sledge, ambos fabricados en aluminio: E-Sledge+, un primer precio con un montaje más básico (XT, Fox 36 y frenos Shimano BR-MT 520) y un PVP de 4.599 €, y la tope de gama, la E-Sledge+ ES (XT Di2, Fox 36 y Frenos XT), con un PVP de 5.399 €. Ambas en 27,5+.

Stevens E-Sledge+

Detalles de la bici

Suspensiones FOX en la  Stevens e-Sledge+

Las suspensiones de la Stevens e-Sledge+ corren a cuenta de Fox. En la parte delantera se monta una Fox 36 Float Performance Elite, que con un recorrido de 160 mm será la encargada de absorber las pequeñas irregularidades de terreno y las no tan pequeñas, ya que se define desde el primer uso como una gran devoradora de cortados, piedras y raíces sin renunciar a un tacto suave junto a una absorción precisa en todo su recorrido útil; sin duda alguna hará las delicias de los pilotos más exigentes.

La parte trasera la viste un Fox Float DPS Performance Elite con un recorrido de 150 mm, tragón en las bajadas y con personalidad propia marca de la casa a la hora de pedalear, mostrándose muy lineal y eficaz en tramos light, ambas suspensiones disponen de múltiples posibilidades de ajustes para llegar al punto óptimo y satisfacer a cada biker.

Shimano STEPS E8000 en la Stevens e-Sledge+

La Stevens e-Sledge+ monta un motor del gigante nipón, el modelo elegido es el Shimano STEPS E8000, potente, poco ruidoso y con una sensación muy parecida al pedaleo de una “bicicleta pulmonar”. Tres posiciones de pedaleo, Eco, Trail y Boost, además podrás configurar algunos modos de pedaleo a tu gusto, se acompaña de unas bielas XT de 165 mm para asegurarte una cadencia constante y asistencia del motor. Sus datos: asistencia al pedaleo hasta los 25 km/h, peso de 2,8 kg, potencia nominal continua (250 W), par de giro máximo (70 Nm).

La batería es de 504 Wh /14 Ah con un voltaje de 36 V y tecnología Li-lon, tiene una vida útil de unas 1.000 cargas y puede cargarse al 80% en unas dos horas, o bien de 0 a 100% en unas cinco horas aproximadamente.

Sun Ringlé Duroc TR40 de 27.5+ en la Stevens e-Sledge+

En parte, la calidad de rodadura y rigidez del conjunto es gracias a la buena elección de unos aros acordes la calidad y el espíritu de la E-Sledge, esta es una de las claves de las buenas sensaciones que transmite esta bici una vez puesta en marcha. Los culpables son unos Sun Ringlé Duroc TR40 27.5+, a estos debemos sumarle sus bujes con eje boost (110/148mm) para poner la guinda al pastel y darle un plus más en rigidez a un conjunto que ya de por sí va sobrado.

Tija Kind Shock LEV-SI en la Stevens e-Sledge+

Fundamental y necesario era acompañar a esta Enduro de una “tija pija” como la Kind Shock LEV-SI, que cumple con su cometido de forma eficaz y te aporta un plus en bajadas técnicas, llevándote pegado al suelo y con una posición más retrasada. Buena velocidad de extensión y un tacto suave junto a un accionamiento cómodo desde su mando remoto.

Grupo Shimano XT Di2 en la Stevens e-Sledge+

Qué añadir del Shimano XT Di2 que no hayamos leído ya un centenar de veces, rápido, preciso, silencioso, con un rendimiento y fiabilidad de nota alta en cualquier tipo de condición meteorológica, responde con precisión ante una conducción suave o cuando la misma ha de ser forzada y rápida por el tipo de terreno o inclinación. Sin duda alguna “un grande entre los grandes”.

Frenos Shimano XT en la Stevens e-Sledge+

Para detener la E-Sledge los chicos de Stevens montan acertadamente unos potentes Shimano XT de cuatro pistones, una mordida a la altura de los pilotos más exigentes que te harán clavar la e-bike en el sitio elegido en cualquier sendero de all-mountain/enduro. Potencia y tacto a la altura de sus generosos discos de 203 mm en su parte delantera y trasera, con estos XT la fatiga y el sobrecalentamiento al bajar con la E-Sledge es inapreciable en todo momento.

Ficha Técnica

Cuadro

Aluminio 7005 TB

Horquilla

Fox 36 Float Performance Elite E-Bike+

Amortiguador

Fox Float DPS Performance Elite E-Bike+

Pedalier

Shimano Steps E8000 38T

Desviador

No

Casete

Shimano Deore XT 11-46 11 v

Cambio

Shimano Deore XT Di2 Shadow+

Mandos

Shimano Steps E7000 (SW E-7000-R)

Cadena

Shimano CN-HG701

Frenos

Shimano Deore XT BR-M8020 203/203 mm

Dirección

Stevens MTB Taper 1 1/8" - 1 1/2"

Potencia

Oxygen E-Scorpo

Manillar

Oxygen Scorpo

Sillín

Oxygen Roccia

Tija de sillín

Kind Shock LEV-SI

Pedales

No

Bujes

Shimano Deore XT

Llantas

Sun Ringlé Duroc TR40

Cubiertas

Schwalbe Magic Mary Evolution

Tallas

16 / 18 / 20 / 22

Peso

21,4 kg (talla 20)

Precio

5.399 €

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

José Aranda

Fotos:

David Agüero

Publicado el 13/02/2019

Etiquetas: