Stevens Whaka, una bici con argumentos para competir de tú a tú con cualquiera de sus rivales e incluso ganarles la partida

Stevens Whaka

Polivalente, súper eficaz cuesta arriba y muy divertida y rápida bajando, así es la nueva Stevens Whaka, una bici con argumentos más que suficientes para estar en la pomada, competir de tú a tú con cualquiera de sus rivales e incluso, en muchos aspectos, ganarles la partida.

Texto:
Iñaki Gavín
Fotos:
Javier Martínez
Publicado el 15/06/2016
Stevens Whaka, una bici con argumentos para competir de tú a tú con cualquiera de sus rivales e incluso ganarles la partida
Estética muy conseguida, acabados de calidad, polivalencia de uso, comportamiento en bajadas, suspensiones eficaces, manejabilidad, bici divertida, relación calidad/precio.
Manillar demasiado cerrado de puntas.

Puede que Stevens no tenga el palmarés, el marketing o incluso el glamour de las «históricas» del mountain bike, al fin y al cabo la compañía afincada en Hamburgo nació en 1991. Sin embargo basta echar una ojeada a la actual gama del fabricante alemán o hacer un pequeño repaso en el tiempo y ver la evolución de sus modelos para darse cuenta de que Stevens es de esas marcas que reúnen los requisitos para estar codeándose sin complejos y con derecho propio con cualquiera de las grandes del sector.

La familia crece

El auge del trail/all-mountain y de las ruedas plus ha devuelto el protagonismo perdido y ha vuelto a situar el foco sobre bicis diseñadas con un claro enfoque desenfadado y polivalente, pensadas más en la diversión que en el puro rendimiento. Las all-mountain actuales son las mountain bike de antes, bicis para pasárselo bien, para salir al monte a divertirse, son bicis muy polivalentes, perfectamente válidas para pedalear durante horas sobre cualquier tipo de terreno con total garantía y que además a la hora de bajar ofrecen sensaciones, seguridad y diversión inimaginables hace algunas temporadas.

La Stevens Sledge es una bici de 160 mm, una enduro pura y dura, la Stevens Jura es una 120 mm mucho más cercana al rally-maratón que al trail. Para cerrar el círculo y completar la gama la marca alemana necesitaba una bici que cubriera las necesidades del «biker polivalente» al que le gusta salir cada domingo a pedalear y a darlo todo en las bajadas. El modelo Whaka es la respuesta de Stevens al mercado all-mountain.

Por los ojos

Hay bicis que entran por los ojos y otras que necesitan su tiempo, no hace falta ser muy observador para darse cuenta que el nuevo modelo de Stevens es de las que entran por los ojos desde el primer momento. La nueva Stevens Whaka es una bici muy bonita, bien proporcionada, con personalidad en sus líneas y con unos acabados de primera. Vamos, que es ese tipo de bicis que te gusta tener y que te pide que te la lleves de «marcha» al monte desde el minuto uno… y como soy una persona muy obediente eso fue lo que hice.

Llevo pedaleando un rato, a lo mejor vas a pensar que exagero, pero si no fuera porque no dejo de ver los tacos de la cubierta Nobby Nic de 2,35" por delante de mi manillar me jugaría una ronda a que voy encima de una «inofensiva» y placentera bici de 120 mm en lugar de ir rodando sobre una 150 mm de recorrido, con geometría y personalidad más próxima al enduro que a otra cosa. Y es que una de las cosas que más me ha sorprendido del nuevo modelo de la marca alemana, es su gran capacidad de pedaleo con las eficaces suspensiones Fox en posición de bloqueo.

Vale, sé que estamos hablando de una bici de 14 kg y 150 mm de recorrido de suspensión, cuando digo que me ha sorprendido su eficacia y su gran capacidad rodadora no quiero decir que vaya igual que una HT de cross-country, quiero decir que pedalea con la misma facilidad que muchas de las bicis de 120/130 mm del mercado y que está al mismo nivel que las mejores de su categoría en este apartado.

«whakallmountain»

Animado por las buenas sensaciones que me está transmitiendo la bici, decido adentrarme en el bosque y recorrer los divertidos senderos de la zona para ver lo que es capaz de ofrecerme esta bici. Me pongo de pie sobre los pedales y acelero con fuerza, la bici me obedece y gana velocidad, pero me recuerda que con algo más de 14 kg de peso la aceleración no es el plato fuerte del nuevo modelo de Stevens y que si me paso la tarde acelerando y frenando acabaré fundido en menos que canta un gallo.

El sendero se empieza a retorcer y llegan las curvas, bajo la tija y me pongo en posición de ataque. La bici entra en las curvas con una facilidad asombrosa, neutra, ágil y muy precisa, ni rastro de inercias o movimientos extraños que contaminen la trazada.

Salgo de la zona de curvas y veo al fondo un par de sube-bajas, acelero con la intención de saltarlos a ver qué pasa. Vaya, vaya, resulta que al modelo Whaka de Stevens no le da miedo el aire. Los saltos son controlados y muy nobles, da lo mismo la distancia y la velocidad con la que entres, el buen reparto de pesos y la geometría de la bici harán que disfrutes de todo tipo de vuelos sin temor a reacciones extrañas. Además, gracias al buen trabajo de las suspensiones el aterrizaje será sin turbulencias y muy controlado, otro punto a favor de la alemana.

Diversión trail

Cambio de sendero y sigo disfrutando de la excelente tracción que me aporta la parte trasera de la bici. El Fox trasero viene con un tarado de serie súper estable que hace que la rueda apenas abandone el suelo, lo que se traduce en una sensación de «siempre control» muy placentera, segura y a la vez divertida.

Esta misma sensación también pude disfrutarla en subidas con poco agarre en las que el amortiguador en posición media trabaja con el mismo rendimiento que en bajadas ofreciendo unos niveles de tracción muy elevados.

Otro de los puntos que más me ha gustado del nuevo modelo de la marca Stevens es su equilibrada geometría. Donde más se nota el trabajo de los ingenieros alemanes es en la parte delantera de la bici. Con esta bici la sensación de seguridad y aplomo te acompañará en cada pedalada que des, haciéndote fácil lo difícil, dándote seguridad y decisión a la hora de afrontar pasos técnicos.

Puede que estés asociando la seguridad y el aplomo de la zona de la dirección con una bici torpe y lenta... ¡Te equivocas¡ la parte delantera del modelo Whaka es ágil y muy divertida, pasar obstáculos a «manual» se convertirá en el deporte nacional encima de ella, haciendo la conducción mucho más excitante y divertida.

Después de probar la nueva bici de Stevens me quedan claras varias cosas, la primera es que no hacen falta geometrías súper radicales para que una bici trabaje bien en conducción puramente trail incluso en «modo enduro», y la segunda, que tampoco hace falta un montaje lleno de marcas de lujo y componentes exóticos para lograr una bici con un buen rendimiento. El modelo Whaka es el claro ejemplo de lo que te acabo de decir.

365 días

Lo reconozco, este tipo de bicis es el que más me gusta, te invitan a salir cada domingo durante todo el año sin que te importe el tipo de terreno o recorrido que vayas a hacer, sabes que llevas bici para todo y que pasarás con nota las subidas y las bajadas.

Si te gusta pedalear y hacer rutas largas pero eres de los que sonríe al llegar arriba porque sabes que se acerca tu momento, si la gran mayoría de tus montadas son por «territorio all-mountain», si montas más por diversión que por rendimiento, si no te importa llevar un kilo más de bici a cambio de tener 150 mm de recorrido, entonces eres un «all-mountain biker».

Con el nuevo modelo, Stevens propone una bici sencilla en cuanto a montaje (comparte cuadro con la Whaka ES) muy bien acabada, con un comportamiento excelente en subidas, bajadas y en terreno mixto, una bici divertida, con sensaciones trail/all mountain de verdad, fácilmente «aligerable» a un precio muy interesante. No lo dudes, la nueva Whaka está en la pomada.

La familia Whaka está compuesta por tres modelos, Whaka ES +, Whaka ES y Whaka

Cosas de familia

La familia Whaka está compuesta por tres modelos, Whaka ES +, Whaka ES y Whaka. Las tres variantes destacan por el equilibrio, la sobriedad, los excelentes acabados, la calidad en la elección de los componentes y por una atractiva relación calidad precio de cualquiera de sus productos. La Whaka ES y la Whaka están disponibles en 27,5" (en tallas 16, 18 y 20 pulgadas) y en 29" (en 18, 20 y 22 pulgadas). Ambas comparten cuadro aunque la ES con mejor montaje y menor peso. En 29" el recorrido de las suspensiones es de 140 mm en lugar de los 150 mm de las 27,5". La Whaka+ ES es una divertida «plus» con un buen montaje y una geometría específicamente diseñada para ruedas de 3 pulgadas.

Whaka 2.499 €

Whaka ES / 3.499 €

Whaka+ ES / 3.399 €

Detalles de la bici

Shimano BR-M615, con disco delantero de 203 mm

Los conocidos Shimano BR-M615 son ideales para esta bici, tienen potencia de sobra, buen tacto y se dosifican perfectamente. El disco delantero de 203 mm te da un plus de tranquilidad en descensos largos y nos asegurará que la frenada sea igual de eficiente a lo largo de toda la bajada sin bajones de rendimiento.

Shimano BR-M615, con disco delantero de 203 mm

La combinación entre el cambio trasero XT y el delantero SLX es perfecta. Una bici polivalente debe llevar un grupo polivalente y el 2x10 de Shimano con 36/22T delante y un casete de 11-36 sin duda lo es. Los cambios son suaves y precisos, por mucho que te esfuerces en cambiar mal, a destiempo o en plena pedalada, la Whaka siempre responderá. Un punto a favor en cuanto a fiabilidad y suavidad de respuesta.

El Fox trasero es igual de efectivo y suave que la horquilla

La nueva Fox 34 encaja perfectamente con el amplio rango de uso de la Whaka, suave, segura y precisa en bajadas y bloqueo perfecto a la hora de subir o de pedalear fuerte en el llano. Una vez ajustado el rebote y la presión a tu gusto y peso, tan solo tendrás que ir jugando con las tres posiciones (abierto, medio y bloqueo) del hidráulico para disfrutar en las bajadas o para aprovechar toda la pedalada en las subidas. El Fox trasero es igual de efectivo y suave que la horquilla. El progresivo sistema de suspensión trasera de la Whaka trabaja de maravilla en colaboración con el nuevo Fox. Destacar el buen comportamiento en bajadas rápidas en las que la rueda va siempre pegada al suelo aportando mucha tracción y seguridad.

Fabricado en el mismo aluminio 7005 de triple conificado que Stevens usa en el resto de los modelos de la gama.

Lo mires por donde lo mires, la calidad y el acabado del cuadro de esta Whaka es de 5 estrellas. Todo está muy bien pensado y rematado, basta con echar una simple ojeada al guiado interno de los cables para darnos cuenta del gran nivel de acabados. Está fabricado en el mismo aluminio 7005 de triple conificado que Stevens usa en el resto de los modelos de la gama. El eje trasero ya monta el nuevo estándar de 148 mm. Personalmente hubiera alargado y ensanchado algo más el práctico protector de la vaina derecha y, ya puestos a pedir, pondría un protector de plástico en el tubo diagonal a la altura del pedalier para proteger el cuadro de cualquier posible impacto.

La rueda Oxygen E24 es bastante equilibrada y completa, muy en la línea de la bici

Las ruedas Oxygen E24 de doble pared son duras y aguantarán toda la tralla que las quieras dar, ruedan bien y aportan bastante rigidez al comportamiento general de la bici. Salvo que son algo pesadas, pocos peros se les pueden poner. Si le quieres rebajar unos gramos a esta bici ya sabes por dónde empezar. Las nuevas Schwalbe Nobby Nic van infinitamente mejor que las anteriores en todo tipo de terreno. Tienen buen apoyo, se aguantan mucho y muerden con fuerza el terreno tanto en curva como en frenadas fuertes. Es una rueda bastante equilibrada y completa, muy en la línea de la bici. Al llevar la versión SnakeSkin la bici gana un extra de aplomo en estabilidad lateral, zonas de mucha piedra y en aterrizajes después de escalones, saltos o cortados.

Tanto el manillar como la potencia son de aluminio y, al igual que las ruedas y el sillín, son de la marca Oxygen. La posición «a bordo» de la Whaka es buena y muy natural, todo se encuentra en su sitio y no hay elementos extraños o incómodos. El pulsador de la tija telescópica KS Cruxi es el mismo que el que utilizan los modelos LEV o Dropzone, es pequeño, tiene buena integración en el manillar y pulsarlo es rápido e intuitivo. Personalmente y a pesar de la cómoda posición de conducción, el manillar de 74 cm es demasiado cerrado de puntas para esta bici. Por último, un punto positivo y una ronda gratis para el responsable en la elección de los puños Ergom, calidad, tacto y control asegurados.

Ficha Técnica

Cuadro

Aluminio 7005 140 mm (150 mm en talla 16)

Horquilla

Fox 34 Float Factory CTD Fit 140 mm (150 mm en talla 16)

Amortiguador

Fox Float Performance CTD

Pedalier

Shimano SLX 38-24

Desviador

Shimano SLX

Casete

Shimano Deore XT Shadow+

Cambio

Shimano CS-HG81 10 v 11-36

Mandos

Shimano SLX

Cadena

Shimano CH-HG54

Frenos

Shimano BR-M615 203/180 mm

Dirección

Stevens MTB Taper 1,5"

Potencia

Oxygen Scorpo 31,8 mm, 5°

Manillar

Oxygen Scorpo 740 mm

Sillín

Oxygen Roccia

Tija de sillín

Oxygen Scorpo

Pedales

No incluidos

Bujes

Shimano SLX

Llantas

Oxygen Disc MTB

Cubiertas

Schwalbe Nobby Nic (tras.); Hans Dampf (del.) 2.35" SnakeSkin

Tallas

16 (27,5") / 18 / 20 / 22 (29")

Peso

14,2 kg (talla S)

Precio

2.499 €

Más sobre:

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 15/06/2016

Etiquetas: