Diferencias técnicas de conducción entre una e-bike y una bici normal

Diferencias técnicas de conducción entre una e-bike y una bici normal

Por sus características, las e-bikes necesitan un cambio de mentalidad a la hora de conducirlas respecto a una convencional. Te contamos las principales diferencias en la conducción de una e-bike respecto a una bicicleta sin motor.

Texto:
Iván Tomas e Iñaki Gavín
Foto:
Archivo
Publicado el 28/08/2019
Diferencias técnicas de conducción entre una e-bike y una bici normal

Aunque el objetivo de la industria es acercar las sensaciones y forma de pedalear de las e-bikes a las bicicletas “pulmonares”, como ya sabes, el motor y la batería de una e-bike añaden un peso extra a la bici que hace que la conducción tenga que ser un poco diferente respecto a las bicis convencionales.

Te puede interesar: Motores y baterías de las e-bikes

Consejos y diferencias de conducción de una e-bike y una pulmonar

Debido al mayor peso de las e-bikes, deberás tener especial cuidado con los giros cerrados cuando vas a baja velocidad. Si te desestabilizas será más difícil corregir el movimiento al tener que mover más peso de lo habitual.

A la hora de trazar curvas, sobre todo bajando, tendrás que ser más “fino” y fijar una trazada que no exija muchos cambios de dirección, es decir, cuanto más limpia sea tu línea más rápido y efectivo serás.

Diferencias técnicas de conducción entre una e-bike y una bici normal

Aunque el peso de las e-bikes va muy bajo y centrado a la hora de apurar la frenada tendrás que tener en cuenta que las inercias van a ser más fuertes que con tu bici “tradicional” por tanto necesitarás un pequeño periodo de tiempo de adaptación hasta que tengas las nuevas referencias bien aprendidas.

Te puede interesar: El SAG de las suspensiones de tu MTB: qué es y como ajustarlo correctamente

Cuando pongas a punto las suspensiones y los neumáticos de tu nueva e-bike piensa que vas a pedalear sobre una bici que posiblemente esté por encima de los 20 kg, tenlo en cuenta tanto a la hora de dar aire a las ruedas como de ajustar el SAG de la horquilla y el amortiguador.

Diferencias técnicas de conducción entre una e-bike y una bici normal

Una bici eléctrica nos ayudará en los momentos clave y nos permitirá llegar donde posiblemente nunca hubiéramos imaginado. Son una ayuda para nuestras piernas, pero al mismo tiempo serán más exigentes físicamente con todo nuestro tren superior, las primeras salidas seguro que te notas algo más cansado en antebrazos, cuello, hombros, muñecas, etc., no te preocupes, es normal, pasadas unas semanas tu cuerpo se habrá acostumbrado.

Te puede interesar: Entrenamiento para mejorar en MTB: Tren superior

A la hora de pedalear en llano, como el motor te ayuda hasta una velocidad de 25 km/h, la aceleración a bajas velocidades es muy alta. Por ello deberás tener cuidado con los inesperados tirones que te puede dar la bici eléctrica. Con respecto al límite de velocidad recuerda que la asistencia en el pedaleo corta a 25 km/h y que a partir de esta velocidad tus piernas serán las encargadas de generar toda la fuerza.

Diferencias técnicas de conducción entre una e-bike y una bici normal

Aunque una bici eléctrica no deja de ser una bici hay algunas “diferencias” que tendrás que aprender si quieres divertirte al máximo y sacarle todo el partido a tu e-bike. Sin duda la más importante es el pedaleo, cuanto más redondo y completo sea el ciclo de la pedalada más eficaz será la asistencia del motor. Piensa que el motor de una bici eléctrica nos da más o menos potencia en función de parámetros como la velocidad, la pendiente y sobre todo la cadencia de pedaleo. Llevar una cadencia adecuada es quizá el factor más importante la hora de montar en una e-bike. Cuanta más cadencia lleves más te ayudará el motor y menos sufrirá éste.

El motor de nuestra eBike no “tiene ojos”, actúa en función de lo que cree que está pasando. Es importante adelantarse a los acontecimientos. Por ejemplo, si vas en un llano con la mitad del desarrollo metido, y ves que te estas acercando a un repecho, antes de llegar al comienzo de la subida debes cambiar a una marcha más suave y ganar cadencia para que a la hora de subir, te resulte más sencillo y que el motor te pueda ayudar más.

Diferencias técnicas de conducción entre una e-bike y una bici normal

Si en tu grupeta hay gente que lleva bicis pulmonares y bicis eléctricas lo normal será que adaptéis la asistencia al mínimo para no dejar a vuestros amigos tirados en el primer repecho de la mañana.

Te puede interesar: 7 cosas que debes llevar cuando salgas en bici

A la hora de lavar la bici si eres amigo de utilizar máquina de presión ten en cuenta que, aunque son totalmente estancas, hay muchas más conexiones, pulsadores y cableado eléctrico que en una bici “tradicional”, haz un uso “lógico” de la máquina de presión y tu e-bike te lo agradecerá.

Más sobre:

Texto:

Iván Tomas e Iñaki Gavín

Fotos:

Archivo

Publicado el 28/08/2019