¿Sabías qué? Los diferentes compuestos de pastillas de freno

Frenar a tiempo no es solo cuestión de apretar la maneta a tiempo. Si tus pastillas de freno no están en condiciones, o no usas el compuesto adecuado, puede ni frenando a tiempo te pares donde quieres. Así son los compuestos disponibles.

¿Sabías qué? Los diferentes compuestos de pastillas de freno
Alberto Álvarez
Archivo

11/06/2021


Las pastillas de freno, hablamos únicamente de frenos de disco, están disponibles en varios tipos de compuestos, que pueden variar entre los dos más habituales que son los compuestos sinterizados y los orgánicos, o dependiendo de los fabricantes de pastillas, pueden incluir otras variaciones de los dos primeros. Dependiendo de tu forma de frenar, de las condiciones climatológicas donde vives, o incluso del tipo de bici, elegir un tipo de compuesto u otro te pueden ayudar de manera notable a frenar con mejor potencia y modulación, y a que las pastillas te duren lo máximo posible.

Orgánicas y sinterizadas

Las más habituales y las que encontrarás en todas las tiendas. No siempre, pero en muchas ocasiones, verás que las orgánicas tienen un soporte negro y las sinterizadas, uno color plata.
Los compuestos de las pastillas orgánicas se basan en vegetales orgánicos (resinas). Son más blandas y menos abrasivas y su comportamiento se traduce en un excelente poder de frenada. Se calientan menos, aunque al principio necesitan mayor tiempo de rodaje para que alcancen su comportamiento óptimo. Como desventaja, su desgaste es mayor, sobre todo cuando la climatología es adversa (agua y barro).

Pastillas de frenos de compuesto orgánico, sintetizado y cerámico

Las pastillas sinterizadas por otro lado, cuentan con un tratamiento térmico, a través del que se compacta polvo metálico a una temperatura más baja que la temperatura de fusión, cuyo resultado es una pieza con mucha más fuerza y resistencia. Sus ventajas se centran en su durabilidad y capacidad de frenada en cualquier circunstancia climatológica. Como desventaja, son las más agresivas con los discos. Suelen ser más económicas que las orgánicas y son las más habituales en el mercado, por su mayor duración. En condiciones de lluvia y barro, son las más habituales por su durabilidad.

Variaciones de compuestos

Independientemente de estos compuestos generales, los fabricantes especializados en frenos y en pastillas, ofrecen un abanico de opciones de compuestos cada vez más amplios. Ejemplos como Galfer, del que os hemos hablado en más ocasiones, tienen disponibles muchos tipos de pastillas y diferentes compuestos, que clasifica por colores, y van desde el uso convencional, pasando por la competición e incluso modelos específicos para las ebikes, donde necesitas mucha potencia de frenada y que aguanten las altas temperaturas.

Algunos colores de compuestos de pastillas de freno Galfer

No olvides revisar el desgaste que acumulan tus pastillas, no dejes nunca que la pastilla se quede si compuesto, ya que el soporte metálico de la pastilla arruinaría el disco y elige las pastillas que mejor se adapten a tu forma de montar, tu entorno, clima y tu tipo de bici.

Detalle de una pinza de freno de la marca Maura