Probando la nueva e-bike Mondraker e-Crafty R 2017

Mondraker no descansa y nos presenta la nueva e-Crafty R 2017. Tras un año de existencia en este dinámico mercadso, además de un color, sin duda más vistoso, la nueva e-Crafty R 2017 recibe unas pinceladas técnicas de brocha fina.

Juan Ochoa

22/11/2016


Esta nueva Mondraker e-Crafty R 2017 recibe leves retoques que afectan  a su longitud de tubo superior (acortado 6 mm)  a su ángulo  de dirección, ahora una pizca más abierto (pasandode 68 a 67,5º)  al basculante rediseñado (leve aumento de rigidez a la parte trasera) y la inclusión de la nueva consola Bosch Purion, conforman los principales cambios recibidos en la nueva Mondraker e-Crafty R 2017.

¿El resultado?. Muy sencillo, si el modelo E-Crafty de 2016 era todo un referente en cuanto a seguridad, aplomo y estabilidad (apoyado siempre en su Geometría Forward, con denominación de origen), la nueva Mondraker E-Crafty R 2017 lo borda.

Estos pequeños retoques, siempre enfocados a mejorar nuestra experiencia y diversión en las bajadas más cañeras, han conseguido que, más allá de su consabido aplomo, me lo pasara genial, bajando como un tiro y disfrutando a tope de su altísimo nivel de seguridad, algo que, a mis años es de agradecer. 

¡¡¡Qué bien va la e-bike Mondraker e-Crafty!!!

Sí, a la Mondraker e-Crafty R 2016, desde mi punto de vista, claro, la consideraba “aburridamente eficaz” por su excelente capacidad para abordar descensos muy técnicos y tortuosos sin titubeos. 

Ahora, la nueva Mondraker e-Crafty R 2017 se hace merecedora de la denominación: “eficazmente divertida”.  Combinación que, a día de hoy, muy pocas marcas logran “conjuntar” en sus modelos e-mountainbike.

Su peculiar Geometría Forward que, a groso modo podría resumirse en: potencias ultra cortas (30 mm), tubos superiores más largos de lo habitual (nada menos que 63,5mm en talla M) y ángulos de dirección más cerrados (67,5º)  dando como resultado una mayor distancia entre ejes, requiere un pequeño periodo de adaptación.

Esta e-bike de Mondraker se conduce, mejor dicho, se pilota con una posición corporal más adelantada. Hay que confiar en el generoso agarre de la rueda delantera (equipada con neumáticos 27.5” plus 3.0”) y dejarse llevar…

Tras el breve periodo de adaptación, y ya “inmerso” en su extensa longitud entre ejes, comprobarás que la nueva Mondraker e-Crafty Rtraza las curvas, por cerradas que sean, con fluidez y aplomo. Incluso en curvas enlazadas, no se hace para nada torpe. 

La mayor ventaja de esta peculiar geometría “Made in Alicante”, radica en su capacidad para abordar fuertes desnivelesCuanto más rotos y complicados sean, mejor se comportará la nueva Mondraker e-Crafty R 2017. ¡¡Toda una experiencia all-mountain!!

Mondraker e-Crafty R 2017 una experiencia all-mountain

¿”Sistema Zero" en la suspensión trasera de una e-bike?

 Mondraker utiliza la patente de la casa, “Zero Suspension System”, también en su gama doble suspensión. Todo lo que comentaba anteriormente, no sería posible, al menos no al nivel descrito, si esta e-bike de altos vuelos, no viniera equipada con un sistema de suspensión trasera “pata negra”. 

A diferencia de otras marcas, que no han sido capaces de instalar sus complejos sistemas de bieleta, los ingenieros de Mondraker se las han ingeniado para “colocar” su sistema completo, a pesar de contar con espacio tan reducido.

Sin llegar al rendimiento en pedalada y absorción, de sus hermanas no asistidas, este sistema consolida un conjunto altamente eficaz, incluso para subir, más allá de la asistencia del motor. Abordar auténticas trialeras de subida, con la nueva Mondraker e-Crafty R 2017, se convierte en un juego de niños.

Vaya…me parece que se está notando que esta e-bike es una de mis favoritas, los responsables de Mondraker me van a tener que enviar un buen jamón de bellota… ¡¡es una e-bike alucinante!!

Al igual que el modelo 2016, las nuevas Mondraker e-Crafty R 2017 vienen equipadas con el todo poderoso motor Bosch Performance Line CX (75 nm) del que no caben reproches a día de hoy, salvo, si te quedas sin batería, momento en el que, “padeces”, su excesivo arrastre interno. Voluntarioso, potente y apto a todos los públicos, sigue siendo el referente altual.

En cuanto a sus principales componentes la nueva Mondraker e-Crafty R 2017 monta la horquilla referente para e-bikes de gama media/alta RockShox Yary (140mm), ruedas de 32 radios y 2.0 mm (¡bien!), unos frenos Sram Level T (algo justitos para los más exigentes)

Y una tija… ¿la tija?… ¿Dónde está la tija telescópica? ¿Cómo?… :( pero, ¡¡si no viene de serie!!  

No todo iban a ser halagos, vaya el consiguiente “tirón de orejas” para mis amigos de Mondraker (…ups!, me parece que me he quedado sin jamón). Bueno, al menos, tras abonar el consiguiente “suplemento dominical” y montarla a posteriori, se puede considerar un mal menor.

A cambio, y esto sí que no lo hace casi nadie, la nueva Mondraker e-Crafty R 2017 monta un amortiguador Rock Shox Monarch Plus RC3 (deposito externo) de alto rendimiento.

Sus 5.000 euros PVP, equipada con batería de 500wh, no se me antojan exagerado, al menos, no para esta e-bike all mountain de “pura raza”.

SI eres o vas a ser un afortunado poseedor de una Mondraker e-Crafty R 2017, re-descubrirás tu lado más oscuro y osado. Doy fe de ello y, sus afortunados dueños, así  me lo han ratificado: ¡confirmado!