Ravemen PR1600

Test: Luces Ravemen PR1600

128€
| Distribuye: 
FGA Distribuciones Deportivas

Probamos las luces Ravemen PR1600, un faro frontal de gran calidad que aporta buena iluminación y encima tiene un precio muy competitivo. Te contamos todo lo que debes saber sobre él a continuación.

Texto:
Luis Miguel Del Cerro
Foto:
Luis Miguel Del Cerro
Publicado el 28/10/2020
Ravemen PR1600

Bueno, luminoso y barato. Así, de esta forma tan rápida, podríamos definir al faro Ravemen PR1600, pero lo cierto es que hay mucho más que contar porque este Ravemen es un producto que tiene detalles muy interesantes que lo colocan como uno de esos productos “sorpresa” que de vez en cuando llegan a la redacción.

Decimos “sorpresa” porque es cierto que Ravemen no es una marca excesivamente conocida, pero con productos como este faro Ravemen PR1600 pronto lo será. Lo primero es situarnos: hemos probado un faro “todo uso” con una potencia máxima de 1.600 lúmenes. Un faro que puede utilizarse tanto en ciudad como para salidas nocturnas en bicicleta de montaña. Como veremos más adelante también es un excelente compañero para aventuras gravel o de bikepacking.


Te puede interesar: 15 consejos para iniciarte en las salidas nocturnas con la MTB


(Sigue el artículo ↓)

Ravemen PR1600

El Ravemen PR1600 tiene una construcción sólida, con cuerpo de aluminio y algunas piezas de plástico de alta calidad. Es un faro que transmite calidad y durabilidad. Además, cuenta con certificación IPX8, lo que supone que más que resistente al agua es, directamente, sumergible.

Pero, sin duda, lo que más caracteriza al Ravemen PR1600 son sus distintos modos de luz y, sobre todo, que se han inspirado en los faros de los coches y motos. Es decir, en el PR1600 tendremos dos modos principales de funcionamiento: “cortas” y “largas”. Y, dentro de estos dos modos principales, podremos también variar la intensidad. Esta inspiración en los coches tiene como objetivo crear un faro eficaz para el ciclista y que no sea molesto para el resto de vehículos. Sin duda, una buena idea. Reconozco que llegando de alguna nocturna, algún conductor enfadado me ha “dado largas” por deslumbrarle con un faro puesto en modo “a tope”. En el modo “cortas” del Ravemen PR1600 esto es imposible que pase, lo que lo coloca como un faro perfecto para la ciudad: potencia y seguridad.

Ravemen PR1600

Cuando nos metemos en el sendero, sus 1600 lúmenes máximos y su buen haz de luz nos permiten movernos con seguridad y disfrutar de los caminos sin problemas. Si queremos meternos en zonas muy técnicas o llevar una velocidad muy elevada no sería mala opción complementarlo con otro faro adicional.

Si nos gustan las largas distancias, somos de los que sabemos cuando salimos pero no cuándo llegamos o el gravel es nuestra religión, este Ravemen PR1600 tiene cualidades que lo hacen perfecto. Para empezar, combinando distintos modos de potencia (baja para zonas fáciles, fuerte para zonas complicadas, “cortas” con baja potencia en zonas urbanas, etc.) no es difícil conseguir una autonomía de dos horas.

Ravemen PR1600

Una autonomía que siempre tendremos controlada gracias a una pequeña pantalla que nos dice cuánto tiempo nos queda de batería dependiendo del modo que usemos. Y esto, amigos y amigas, aporta una tranquilidad impagable. 

Ravemen PR1600

Pero aún hay más. El conector de carga (con USB-C) está colocado en la parte posterior de forma muy accesible, por lo que será fácil conectarlo a una batería externa que, además, alimentará al faro mientras lo usamos.

Ravemen PR1600

Junto a ese conector de carga hay otro que pone “USB Out” y que, como ya estarás sospechando, permite usar el Ravemen PR1600 como batería de nuestro teléfono o nuestro GPS. Es decir, el PR1600 puede convertirse en un “salvavidas” y no solo por darnos luz en medio de la oscuridad.

Ravemen PR1600

Teniendo en cuenta su peso (unos 250 gramos incluyendo soporte y mando) y sus dimensiones es un faro que podemos llevar montado todo el día o guardado en cualquier mochila sin apenas notarlo, por lo que es un compañero perfecto para cualquier aventura.

Otro elemento interesante del faro es la forma de controlar los distintos modos. Los dos botones superiores son grandes, accionables fácilmente con y sin guantes y se iluminan en la oscuridad (aunque el faro esté apagado). Con el botón grande seleccionamos “largas” o “cortas” y con el pequeño elegimos el modo de intensidad o activamos los destellos.

Ravemen PR1600

El Ravemen también consigue sorprender sin llegar a usarlo. Al abrir la caja verás que, además del faro, viene un cable USB-C de calidad y con una longitud decente, el soporte (para manillares de 31,8mm a 35 mm) y una llave allen para su montaje. También encontramos otro de los atractivos del faro: su mando inalámbrico. Es pequeño, discreto y se puede montar en casi cualquier sitio gracias a su correa con velcro. Una de sus ventajas es que nos permite encender el faro sin apenas soltar la mano del manillar pero también es muy útil si, por ejemplo, montamos el foco en otra bici (como la de un niño) y queremos controlar el encendido y el apagado desde la nuestra. 

Ravemen PR1600

Como ves, pocas pegas le hemos puesto. Podríamos pedir más potencia, más ligereza… más de todo. Pero es que es difícil encontrar la calidad, prestaciones e inteligencia del Ravemen PR1600 por menos de 130 euros. Por todo ello, ya es para nosotros un producto sorpresa y también un producto estrella.

Ravemen PR1600

Texto:

Luis Miguel Del Cerro

Fotos:

Luis Miguel Del Cerro

Publicado el 28/10/2020

Etiquetas: