Seguridad MTB: la importancia de ver y ser vistos

Adoptar una política de “ver y ser vistos” en el MTB será mucho mejor para nuestra seguridad en las rutas; no se trata sólo llevar luces en una ruta nocturna, sino un conjunto de cosas que mejorarán nuestra visibilidad. Te contamos cómo por qué.

Seguridad MTB: la importancia de ver y ser vistos
autor mtbpro J. Daniel Hernández
autor de las fotos Archivo

fecha20/10/2021


La importancia de llevar luces o ropa de alta visibilidad es algo de sobra conocido y tratado en el ciclismo de carretera, es algo obvio, pero no es así en el MTB, donde a veces nos olvidamos de ello; y, sin embargo, también es muy importante adoptar la política de ver y ser vistos para mejorar nuestra seguridad. Nosotros ya hemos tratado este punto en el vídeo que hicimos para la #GiantAcademy, pero en este artículo vamos a explicar por qué es importante seguir esta política y cómo conseguirlo.

¿Hay que llevar luces en la MTB?

No hay que olvidar que la normativa de la DGT para la circulación dice que, en tramos urbanos e interurbanos, debemos llevar luces, tanto delantera como trasera, así como un catadióptrico rojo en la parte trasera y una prenda reflectante, pero sólo entre la puesta y la salida del sol. Cabe señalar que aquí no hay diferenciación entre el tipo de bici, sino por el tramo en el que rodamos.

No obstante, lo que nosotros proponemos es mejorar nuestra seguridad y anticiparnos a cualquier circunstancia en la que las luces sean obligatorias, como los tramos asfaltados hasta que comienzan los caminos en nuestra ruta, la posibilidad de que nos quedemos sin luz en una salida tardía, que nos veamos obligados a volver por carretera, tramos de baja visibilidad como túneles, etc.


Te puede interesar: Cómo practicar MTB con frío: todo lo que tienes que saber


Hoy en día hay una gran cantidad de luces que apenas pesan y ocupan muy poco espacio, por lo que se puede llevar instalada una luz trasera y una delantera en la mochila o riñonera; con ello cubriremos cualquier eventualidad. Obviamente se da por hecho el uso de luces en las rutas nocturnas, entendiendo como nocturnas rutas en las que pedalemos más allá del ocaso del sol a lo que debemos sumar las menos horas e intensidad de la luz solar en otoño e invierno.

Seguridad MTB: la importancia de ver y ser vistos

Por otro lado, para ampliar la información sobre las luces de día, en Maillotmag hemos tratado cómo deben ser estas luces y qué características deben tener para hacerlas más seguras para nuestra circulación.

La importancia de una ropa “vistosa”

Pero para mejorar nuestra seguridad en MTB, especialmente la parte del “ser vistos”, tenemos que llevar ropa vistosa. O de alta visibilidad si comenzamos la ruta antes de la salida del sol, si pedaleamos durante el ocaso o directamente hacemos rutas nocturnas. Y es que no es sólo una cuestión de hacernos visibles entre el tráfico, como recomendamos en nuestros artículos de ciclismo de carretera, sino también de que se nos vea bien en el monte.


Te puede interesar: Vídeo MTB: 10 imprescindibles que debes llevar en tu mochila


¿Por qué? Hay muchos motivos, desde que si tenemos un accidente y nos salimos del camino (caemos por un terraplén, etc.) que la ayuda nos pueda localizar antes y no quedar camuflados entre la maleza o vegetación por llevar ropas de color pardo u oscuro, por ejemplo. Esto cobra una mayor importancia si, además, salimos a montar solos.

Seguridad MTB: la importancia de ver y ser vistos

También hay que hacerse mucho más visible en la época de caza para evitar “accidentes” y esto lo lograremos con ropa más vistosa y visible. Incluso sin que sea temporada de caza, es mucho más seguro que circulemos con ropa que nos haga destacar respecto a la vegetación de los caminos y senderos que no una que nos ayude a “camuflarnos”, de esta forma también permitiremos que otros usuarios de los caminos nos identifiquen antes y evitar de esta forma encontronazos repentinos y por ello indeseados.

Todo esto no significa que haya que retomar las equipaciones de colores flúor y motivos geométricos que se pusieron de moda en los años 90, simplemente que es mejor que llevemos algunas prendas llamativas a que vistamos completamente de oscuro.