Tija Specialized Command Post IRCC

Specialized Command Post IRCC

360€
| Distribuye: 
Specialized España

Desde que aparecieran las primeras tijas telescópicas, hace ya algunas temporadas, no han parado de sumarse marcas a este movimiento de las "tijas pijas". Es el caso de Specialized con su Command Post IRCC.

Texto:
Nacho Cortés
Foto:
Mariano Herranz
Publicado el 14/09/2015
Tija Specialized Command Post IRCC

Desde que aparecieran las primeras tijas telescópicas, hace ya algunas temporadas, no han parado de sumarse marcas a este movimiento de las «tijas pijas».

Un accesorio que sacarás partido de verdad en bicis y conducción de corte más endurero, donde después de una buena subida, con el sillín colocado en una posición óptima, venga una bajada exigente en la cual necesitemos quitar del medio el sillín. Aquí es donde hace su aparición este invento mágico: pulsado una leva o un botón nos permite bajar el sillín sin necesidad de bajarnos de la bici.

Existen algunos modelos de tija telescópica de acción mecánica, son más económicos pero en mi humilde opinión mucho más toscos y por norma general con más mantenimiento o al menos más quebraderos de cabeza. La Specialized  Command Post IRCC que hemos probado es hidráulica y además funciona bastante bien. Eso sí, asusta un poco la primera vez que hundes el sillín, aprietas la leva y ves y escuchas cómo sale la tija. ¿Qué quiero decir con esto? Es muy importante tararla bien, ponerle la presión de aire adecuada a tu peso y, una vez hecho este paso, todo se suaviza de manera considerable.

Algo que me ha gustado mucho es que la puedes «parar» donde quieras, es decir, no tienes por qué usarla solo abajo del todo y, cuando terminas la bajada, subirla del todo y a pedalear. Seguro que montas por senderos que pican hacia abajo y hay ratitos en los que te sientas mínimamente para pedalear... Ahí entran en acción las posiciones intermedias. Son doce las posiciones que tiente y, la verdad, siempre estaba en el lugar idóneo en el momento preciso con tan solo mover mi pulgar.

Specialized ha tenido en cuenta la ergonomía y el mando para accionar esta tija es muy cómodo y fácil de usar. Te parecerá una tontería pero, cuando estás bajado «apurado», esta tontería de poder manejar la tija sin mirar y sin hacer grandes esfuerzos es la diferencia entre acabar la bajada con una sonrisa en la boca o lleno de polvo y arañazos.

Eso sí, si eres un loco del peso este tipo de producto no es para ti, ya no la de Specialized, que tiene un peso muy contenido, sino todo este tipo de tijas que lógicamente pesan más que las tradicionales.

Texto:

Nacho Cortés

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 14/09/2015

Etiquetas: