SRAM compra los pedales Time*. ¿Cuál es el siguiente paso?

La compañía americana SRAM compra la marca de pedales Time Sport y añade una más a su amplio portfolio de marcas junto a RockShox, Avid, Quarq, Zipp, y Truvativ.

SRAM compra los pedales Time*. ¿Cuál es el siguiente paso?
Autor MTBpro Alberto Álvarez
Autor de la foto Archivo

Fecha de la noticia26/02/2021


La marca con sede en Chicago SRAM, sigue completando su cartera de marcas tras la compra hace unos días al grupo Rossignol, de Time Sport, que es como se llama la parte empresarial de los pedales Time. Los cuadros y las bicis Time siguen siendo parte del Grupo Cardinal, que a su vez se la compró a Rossignol, con lo que SRAM y Cardinal operarán cada uno por separado a partir de ahora con la marca Time. Cardinal se queda con ‘Time Bike’ y SRAM con ‘Time Sport’.

La cosa va de compras y ventas en el artículo de hoy. Para poneros un poco en situación, el grupo francés Rossignol tiene un montón de marcas enfocadas al esquí, entre ellas la parte de fijaciones de esquí de la marca Look (si, los mismos que las bicis) además de otra vieja conocida como es Felt Bicycles. Cardinal Cycling Group por otro lado, tienen su sede en Little Rock, en Arkansas, que los más estudiosos recordaréis por ser el centro de operaciones de Orbea USA. Cardinal está comandada por el ingeniero industrial francés Martial Trigeaud, junto con el americano Tony Karklins que es el fundador de la súper exclusiva Allied Cycle Works y además y ojo con esto, el anterior responsable de Orbea USA, marca que dejó en 2014.

Bici montada al completo con SRAM

SRAM, pedales y potenciómetros

Una vez puestos en situación de quien es quien, volvemos a SRAM. Repartidas las cartas del juego, SRAM se posiciona de nuevo en el mercado, añadiendo Time Sport a su ‘baraja de cartas’, en esa búsqueda de conseguir una marca redonda que controle los componentes y accesorios de principio a fin. No es que SRAM no tuviera pedales porque tiene Truvativ como pedales de plataforma, pero si que es cierto que le falta una de las cartas clave en el caso de los pedales automáticos para montaña y carretera, además de los pedales con potenciómetro integrado.

Si, SRAM ya tenía PowertTap con este tipo de pedales, pero, aunque SRAM compró PowerTap en 2019, en los últimos meses ha ido poco a poco dejando sus productos fuera de mercado, a favor de los potenciómetros Quarq, que ofrece en un montón de combinaciones de bielas y platos y marca que a su vez SRAM ya compró en el año 2011.

Buje PowerTap

Es decir, que SRAM tenía Quarq desde 2011 y PowerTap desde 2019, momento en el cual muchos esperábamos empezar a ver una ‘resurrección’ de PowerTap o al menos una nueva línea de pedales con potenciómetro. Pero no, no ha sido así, sino que con PowerTap fuera de juego, Quarq asentado en el entorno SRAM y ahora con Time Sport, puede que esa ilusión de ver pedales SRAM, potenciómetro incluido o no, llegue a hacerse realidad en breve.

Time Sport en la actualidad

SRAM ha comprado toda la gama de pedales Time, tanto de carretera como de montaña, así como todas las patentes en relación a los mismos. Dentro de las noticias que nos han llegado, no sabemos si se quedarán con las instalaciones donde se fabrican los pedales, pero si sabemos que la situación de Time con respecto a la cuota del mercado de pedales, no es la más positiva. En la actualidad, la marca cuenta con una línea correcta de pedales de montaña y carretera, además de unos nuevos pedales específicos de gravel, que son una especie de mix entre los pedales de carretera y montaña.

Pedal de montaña de la marca Time

A SRAM le gusta ir de compras

El historial de SRAM con las compras o adquisiciones de empresas es toda una línea de eventos, que han ido cambiando el flujo de mercado en más de una ocasión, junto con algún lanzamiento de producto vital en su historia. Hacemos un resumen de los que entran para examen.

Marcas del grupo SRAM

• SRAM se funda en 1987 con su producto estrella, el Grip Shift.
• En 1997 SRAM compra la marca alemana SACHS, expertos en cadenas y cambios integrados. Un montón de ingenieros llegan a SRAM con la compra.
• En 2001 no compra nada, pero saca al mercado su primer cambio trasero, el X0, evento que cambia su imagen empresarial por completo.
• En 2002 SRAM compra RockShox.
• En 2004 compra la marca de frenos Avid.
• Ese mismo año, en 2004, compra Truvativ.
• En 2006 otro punto de inflexión con la llegada de los grupos Force y Rival de carretera.
• En 2007 SRAM compra la marca de ruedas Zipp. Un año más tarde lanza el grupo RED de carretera.
• En 2011 SRAM compra la marca de bielas y potenciómetros Quarq y un año más tarde llegan los potenciómetros integrados al grupo RED.
• En 2012, llega el 1x11 y su casete de 10-42. Momento histórico para muchos de nosotros.

Casete de SRAM

A partir de 2015 llegan más novedades de productos, pero menos compras de empresas. En 2015 llega el SRAM eTAP en la gama RED de carretera. En 2017 el 1x12. En 2019, tres nuevos grupos AXS (dos de montaña y uno de carretera) y así seguimos sumando momentos clave de SRAM como la tija Reverb Wireless, el grupo RED de 12 velocidades y la gama Force AXS. En 2019 llega PowerTap y en febrero de 2021, Time Sport.

Mando remoto SRAM AXS

¿Qué hace SRAM con las empresas que compra?

SRAM siempre ha sido muy inteligente a la hora de gestionar las empresas que ha comprado. Sin duda la compra de SACHS en 1997 supuso un cambio total en la dirección de la marca, por la futura introducción de sus sistemas de transmisión, algo que les hizo posicionarse por trabajo propio como la competencia de Shimano, cuando esta no tenía quien le hiciera sombra.

Avid, que era una marca casi de culto en su momento, ahora está desaparecida del mapa, pero los frenos SRAM han ido evolucionando, no sin muchos problemas en el camino, para ser lo que son hoy, sobre todo en OEM (montaje de fábrica), donde son muy competitivos a nivel de precio y los tenemos montados en un número inacabable de marcas y modelos.

Freno de la marca Avid

Truvativ entró con mucha fuerza en su conglomerado de marcas y sus bielas, pedalieres, potencias y manillares les sirvieron durante muchos años como un complemento perfecto para una línea de transmisiones que no paraba de crecer. En la actualidad le quedan los días contados como logo dentro de la web de SRAM, ya que ahora tan solo ofrece unos cuantos productos en líneas de colaboración con alguna marca como Troy Lee Designs.

Bielas de Truvativ y Troy Leee

Zipp y Quarq son quizá dos de las marcas que mejor se han integrado en SRAM, porque han logrado mantener su identidad (sobre todo Zipp) y han crecido paralelamente con el resto de marcas. Zipp sigue siendo una de las marcas favoritas sobre todo de los amantes de las bicis de carretera y Quarq es una opción muy habitual para instalar un potenciómetro en tus bielas SRAM.

Entonces, ¿llegarán los pedales SRAM?

Esa forma de adaptar, desechar o renovar marcas, ha dejado a PowerTap fuera de juego, pero a Time Sport como su joven promesa para las próximas temporadas. Decir ahora mismo, que tendremos pedales SRAM para montaña y carretera, incluidos los pedales con potenciómetro es mucho decir. Con PowerTap en 2019 lo veía claro, pero no fue así. Quizá no era el momento porque Quarq empezaba a despegar y se hubieran tirado piedras a su propio tejado, no lo se.

Sistema de potenciómetro Quarq

Intuyo que ahora es el momento. Con Quarq asentado y con una posibilidad única para desarrollar una línea de pedales que luche de tu a tu con Shimano y Crank Brothers, como principales actores de esta historia, SRAM tiene una oportunidad de oro de volver a golpear encima de la mesa de este mercado tan acelerado. No es un secreto que varias marcas están trabajando en pedales de doble cara con potenciómetro, algo que puede revolucionar de nuevo la industria de los pedales por la tecnología y por la posibilidad de que las gamas de uso de potenciómetro se amplíen y lleguen a muchos más usuarios. Todos lo estamos deseando.

Pedales Crank Brothers y pedales Shimano

Los pedales SRAM puede casi cerrar el círculo por completo de su línea de componentes y accesorios, y digo casi, porque siempre habrá un punto de evolución o una vía más para crecer. A SRAM le faltan cosas, lo mismo que a Shimano. Y ninguna va a parar.

Foto de acción de un corredor SRAM

El ecosistema SRAM se ha ido ampliando, complementando y fagocitando poco a poco, en un proceso que el año que viene cumplirá 35 años. SRAM conoce su peso en el mercado y conoce que su competencia que no es otra que Shimano, tiene una forma muy distinta de hacer negocios; la fabricación e ingeniería de Shimano difiere de SRAM del mismo modo que su cultura, su imagen, su marketing y su estilo de hacer negocios. Veremos cual va a ser el siguiente paso de SRAM en su línea empresarial.