Bici y complementos para chicas en MTB

Bicis y complementos para chicas en MTB

A pesar del escaso seguimiento en los medios del deporte femenino, nunca como ahora las chicas hemos tenido tantas opciones y facilidades para poder disfrutar del MTB. La montaña también es nuestra.

Texto:
Eva Castro
Foto:
Marcas
Publicado el 03/08/2017
Bici y complementos para chicas en MTB

Recuerdo perfectamente cuando hice mi primera ruta de MTB, fue con unos amigos de aventuras. A ellos les encantaba conocer nuevos senderos inexplorados para las bicis, y allá por donde se metían ellos iba yo detrás. Quizá fue porque me animaron en cada salida, me enseñaron y no me dejaron atrás en las subidas y en las zonas complicadas, me acabé enganchando a uno de los deportes más bellos que jamás había soñado hacer, el mountain bike.

Tenía 16 años y empecé a montar en una Kona Explosif dos tallas más grande de lo que me correspondía, pero allí estaba cada domingo, lloviese o hiciese sol, con mi grupo de amigos de siempre.

En esa época las cosas eran muy distintas a día de hoy, teníamos muy poca información y la poca interesante que teníamos venía de las revistas americanas que a duras penas llegaban a nuestro país. Veíamos bicicletas, cascos, e infinidad de artículos que jamás llegarían a España. Bicicletas con geometrías muy distintas a las de hoy, suspensiones de muy poco recorrido, manillares estrechos y sobre todo una estética entre «carreteros» y «bmxeros» que me atraía.

En esos años del «boom» del MTB, las mujeres destacaban casi por igual que los hombres. Recuerdo que cuando empezaba a montar en MTB había muchas corredoras muy conocidas, como July Furtado, Missy Giove, Anne-Caroline Chausson, que nos inspiraban a las que empezábamos. Las veíamos por todas partes, prensa escrita, televisión…, eran nuestras ídolos. Hoy en día, sin embargo, no existen esas referencias, las corredoras no son tan famosas como antes. ¿Qué está pasando? ¿Los medios ya no nos hacen tanto caso como antaño?

Un problema que existe en la mayoría de los deportes, hasta en el tenis, que se supone que es uno de los deportes donde la mujer está más integrada, no hay el mismo conocimiento de las grandes estrellas que hace dos décadas. ¿Quién no conocía a Steffi Graff en los noventa?

Todas la mujeres que he nombrado no eran precisamente modelos, nadie se fijaba en si eran guapas, tan solo en si eran capaces de vencer, de llegar a la meta antes que nadie o de ganar no sé cuántos «grand slam».

Hoy en día las mujeres deportistas no son tan nombradas, a no ser que tengan aspecto de modelos. No quiero hacer una guerra de sexos de esto, solo echo la vista atrás y veo que hoy en día no solo vale con ser la mejor, sino que también hay que ser la más guapa o atractiva. Algo que en otra medida también pasa con los hombres. Digamos que para triunfar es necesario tener un buen físico.

Hoy en día hay más facilidades para practicar MTB

De todos modos, si eres chica y estás leyendo esto, solo tienes que pensar en practicar MTB por por pura diversión, no pienses en lo que te he contado antes porque, aunque no tengamos tanta prensa como hace años, afortunadamente tenemos muchas más facilidades para practicar nuestros deportes favoritos...

Nunca como ahora ha habido tantos productos específicos para mujer, y en el caso del ciclismo estamos en una época dulce, donde las bicicletas específicas y diferentes productos (cascos, culotes, guantes, zapatillas, sillines...) que diseñan los departamentos de mujer de cada marca nos ofrecen cada temporada más posibilidades de elección. Eso sí, si hablamos de bicicletas de gama alta, en determinadas marcas nos tendremos que conformar con una de hombre...

Hay quien defiende que una bicicleta para mujer no tiene por qué ser distinta de la de un hombre, y muchas marcas no tienen una línea específica para el público femenino, pero otras sí que tienen bicis diseñadas específicamente para la morfología de las mujeres, como es el caso de la Juliana o Liv.

Por mi parte, recomiendo te compres una bicicleta de chica, irás más cómodas gracias a la geometría de los cuadros, a sus sillines más anchos, a sus manillares más estrechos, a unos tarados de suspensión para menor peso... Si ya te gustaba, una bicicleta de chica hará que empieces a disfrutar de este deporte de verdad.

Si el enfoque es más orientado para competición, hay muchas marcas que hacen bicicletas con geometrías para competir, cuadros de carbono con montajes altos de gama…, por ejemplo, bicicletas de cross country, ahí si que no tenemos disculpas para tener un buen modelo de chica.

En el caso del descenso o bicis de campillo, podremos compartir bicis con los chicos, es más ,no son exclusivas para ellos, sino que son unisex, tan sólo deberemos ajustar las suspensiones y elegir bien la medida del cuadro para conseguir un buen feeling con este tipo de bicis, en las que el mayor tiempo lo pasaremos de pie sobre los pedales, sin tener prácticamente que sentarnos.

Esa primera salida en MTB que todas hemos vivido. 

 

Seguramente, en tu primera salida de MTB te habrá tocado ir con la vieja bicicleta de tu novio o la de algún amigo, y estos te habrán dejado atrás, no te habrán explicado cómo llevar tu bicicleta correctamente, te habrás desesperado detrás de ellos y habrás pensado en no volver a tocar jamás "ese bicho con dos ruedas"… Esta es la típica situación que suele ocurrir en el primer contacto de una mujer con el mountain bike, y lo más probable es que no coja más la bicicleta, es más, la llegará a odiar.

Te recomiendo que intentes buscar a una compañera de batallas para que así no sea tanta la diferencia como cuando montas con chicos. Podemos ir perfectamente en grupo con ellos, pero sí que es cierto que, dependiendo de las rutas, si son más técnicas, a una chica le cuesta más y al final tenga que bajar andando por alguna trialera o zona técnica.

En esos casos no desesperes, bajar a pie un tramo complicado no es para tanto, ellos que también lo hacen. Luego, poco a poco, irás mejorando y acabarás bajando por sitios por los que el primer día los veías imposibles, subirás aquella trialera llena de piedras que te costaba hasta subirla a pie y podrás disfrutar a gusto del MTB.

Te animo a que sigas montando, cada día tenemos que ser más chicas las que practiquemos el mountain bike, para que las marcas nos tomen en serio y así tener muchas más opciones.

¡Nos vemos en los senderos!

Cómo es una bici de chica

Una bici de chica ayudará a ir con más confort y obtener una mayor manejabilidad ya que las geometrías están adaptadas a nuestra anatomía. El tubo superior normalmente es más bajo, los manillares son más estrechos, los tarados de suspensión son para menos peso y los cuadros suelen ser más ligeros ya que no han de ser tan robustos como las de hombre.

Características de un casco de mujer

Los cascos de mujer suelen ser más estrechos por lo que se adaptan mucho mejor a nuestro diámetro de cabeza.

Algo importante, que a la mayoría de las chicas nos molesta, es la coleta. Hay opciones de cascos con el hueco entre la estructura del casco y el sistema de retención perfecto para colocar la coleta por ahí.

Guantes, para coger el tacto al MTB

Para mí los guantes son muy importantes, nos proporcionarán mayor o menor tacto. Necesitamos unos guantes más estrechos y más cortos, ya que nuestra mano es más pequeña que la del hombre.

Culote y badana

Algo muy importante para no tener problemas es llevar un culote de mujer. Aparte del patrón de la prenda, que es más entallado y ancho en la cadera, lo importante es la badana, que ha de ser más ancha para que se acoplen bien los isquiones, ya que los tenemos más anchos.

Zapatillas

Las zapatillas específicas de mujer llevan una horma plantar más estrecha, adecuada para los pies de las mujeres. Una zapatilla de hombre nunca se ajustará lo que debiera.

Sillín, no sillón.

Si un sillín te molesta, vas a dejar la MTB apartada en el garaje. Los sillines de chica son más anchos donde apoyan los isquiones y más cortos en la punta. No busques un sillín con mucho gel que parezca un sillón y si haces más de una hora en bici necesitarás un sillín de tu medida. Han de apoyar bien los isquiones sobre el sillín para así reducir la presión en la zona genital.

Llevar un sillín inadecuado puede producir irritaciones y dolor.

Texto:

Eva Castro

Fotos:

Marcas

Publicado el 03/08/2017