addth

Brett Tippie «The Good Times Director»

La leyenda feliz del freeride

Brett Tippie «The Good Times Director»

La leyenda feliz del freeride

20/03/2020

Texto: Tobias Liljeroth / Fotos: Mattias Fredriksson



publi

Brett Tippie es conocido por sus colegas como «Good Times Director». Y es que este freerider, uno de los más influyentes en la historia del mountain bike, expande la felicidad y el buen rollo a su círculo de amigos y por todo el que se cruza en su camino.

Brett Tippie «The Good Times Director»

No te pierdas...

Españoles en Whistler

Españoles en Whistler

El ruido de su risa nos saluda antes de que nos demos la mano con Brett Tippie. El canadiense, afincado en Kamloops (British Columbia) nos da la bienvenida con una sonrisa de oreja a oreja y una sonora palmada con la mano levantada.

El entorno no puede ser más adecuado para encontrarnos con uno de los hombres inscritos en el Mountain Bike Hall of Fame. Estamos en la pintoresca Gallanta Avenue, en el distrito de Deep Cove, en North Vancouver. La famosa Deep Cove Bike Shop, la segunda tienda exclusiva de mountain bike en el mundo, no estaba lejos de aquí. Cuando abrió sus puertas allá por 1981 era la primera tienda de mountain bike fuera del condado de Marin, en California, pero se trasladó años después a una mejor localización en el centro de North Vancouver.

Sobre nuestras cabezas, el exuberante monte Seymour se alza directamente sobre el Océano Pacífico, que forma parte junto con el monte Froome y Cypress Mountain el mítico North Shore. Si el condado de Marin fue donde nació el mountain bike, aquí, en el North Shore, es donde encontró y desarrolló el espíritu del freeride.

Seguimos el gigantesco pick-up de Brett y pasamos el pequeño puerto de Deep Cove. Al fondo de la calle está su casa. Allí vive con su mujer, Sarah, sus dos hijos, pequeños, Jessamy y Alix, y un gato al que han bautizado como Mouse…

Entramos en la cueva de Tippie, un garaje claustrofóbico lleno de historia del mountain bike y todo tipo de recuerdos. Parece que Brett no ha tirado nada a lo largo de sus muchos años como rider profesional. Viejos cascos Giro integrales de un pasado remoto, pósters que ilustran su carrera y más bicis, accesorios y equipamiento de lis que puedas imaginar. Tippie se muestra ansioso por enseñarnos todos sus juguetes sacados de la oscuridad de su antro.

Brett Tippie

Nos enseña la Lil Shredder que ha montado para su hija mayor… «incluso corté unas bielas Race Face para ponérselas. Mira, son rosa, ja, aja, ja…», nos cuenta orgulloso. «Hey, mira cómo he pintado mi nueva bici de DH»… «Ah, y aquí está mi vieja peluca Frorider»… y se la pone con una pose muy suya. Por más extraño que pueda parecer, un elemento que define el freeride. La peluca es de mediados de los años 90. Por alguna extraña razón Cannondale había logrado registrar la palabra "freeride" junto con "mountain bike" y la compañía canadiense decidió mearse en su cara y reírse del dinero gastado por los norteamericanos. Reunieron un equipo compuesto por algunas de las más prometedoras figuras de la nueva escuela del mountain bike y les vistió con unas ridículas pelucas afro.

Sus nombres eran Richie Schley, Wade Simmons y Brett Tippie. Tres chicos de Kaamloops famosos por su estilo agresivo inspirado en el esquí y snowboard extremos, con enormes cortados y grandes desniveles. No sorprende mucho teniendo en cuenta que Schley había sido campeón de BMX y pasaba los inviernos como profesional del freesky. A su vez, Tippie era un snowboarder profesional y competía en la Copa del Mundo para Canada and Burton Snowboards. Simmonds aportaba el elemento velocidad al equipo, una joven promesa que estaba compitiendo en el circuito canadiense de DH.

No te pierdas...

Somos Historia: Shaun Palmer

Somos Historia: Shaun Palmer

Los primeros años de Frorider fueron un torbellino para el equipo, explorando y rompiendo barreras. Eran pioneros de un deporte que estaba en auge en todo el mundo. Participaron en innumerables películas, artículos de revistas y campañas de publicidad. El freeride era la nueva frontera del mountain bike y estos chicos estaban en primera línea. Tippie era un profesional de deportes extremos tanto en invierno como en verano y de repente surgió la duda… Una duda que admite que persiste aún hoy… «Chicos no sé si soy un mountain biker que hace snowboard o un snowboarder que hace mountain bike… Pero no se lo digáis.a nadie… ja, ja, ja».

Cargamos nuestras bicis en el pick-up de Brett y salimos para explorar los legendarios senderos de North Shore. Enseguida nos damos cuenta de que Brett Tippie no se anda con medidas tintas. Pisa el acelerador a fondo tan pronto salimos a carretera abierta. Y es que le encanta la velocidad, da igual que sea sobre una mountain bike, una tabla de snowboard o agarrando el volante de su enorme Toyota Tundra con motor V8 mientras por los altavoces suena AC/DC.

Brett Tippie
Brett Tippie

Tippie no deja de hablar en todo momento mientras su pick-up circula por las curvas que recorren los frondosos bosques de North Shore a 160 km/h. Mattias, el fotógrafo, desde el asiento de atrás, masculla entre dientes en sueco algo así como «loco lunático…». Pero ahí está Tippie para explicarnos tranquilamente que «hoy me lo estoy tomando con calma, chicos, porque venís conmigo en el coche… Normalmente suelo saltar en esos badenes de ahí delante».

Por fin hemos llegado al inicio de nuestra ruta. Descargamos las bicis dispuestos a disfrutar de estos senderos. Todavía me estoy pellizcando para convencerme de lo que estaba sucediendo: estábamos montando en North Shore siguiendo la rueda de una leyenda del Mountain bike. Increíble e inolvidable.

Diversión

Montar con Berett Tippie es probablemente una de las cosas más divertidas que puedas hacer sobre dos ruedas. Si hubiera que encontrar al monitor perfecto de mountain bike, sería él. No ya por sus conocimientos técnicos o habilidades sobre la bici sino por su energía contagiosa, por la motivación que imprime a todo lo que hace. Nos habla de las partes más complicadas que nos vamos a encontrar más adelante. Y grita, grita de alegría. Me doy cuenta de qué él, la leyenda, está disfrutando de su salida con nosotros, dos extranjeros venidos de la otra parte del mundo.

Brett Tippie

Y cuando ve que me mantengo a su rueda, baja ligeramente el ritmo y empieza a gritarme: «¡Estás chalado, tío! Yo monto aquí todos los días y tú es la primera vez que haces esta bajada y ¿me sigues el ritmo? ¡Wow!».

Un poco más abajo, después de un tramo técnico, me grita de nuevo: «¡Hey!, ¡pensé que tú eras un esquiador!»… Y yo le respondo: «¡Y yo que tú eras un snowboarder!…». Lo siguiente que escuché fue una sonora risa delante de mí. No estoy seguro si le impresionó nuestra habilidad o no. Tampoco me importa. Solo sé que Tippie me dio una inyección de confianza mayor que la de cualquier persona con la que he montado nunca. Y nunca en mi vida me he reído más sobre la bici que en esta ruta.

No te pierdas...

Somos Historia: John Tomac

Somos Historia: John Tomac

Si juzgamos a Brett Tippie según su contante sonrisa y su carácter es fácil creer que su vida siempre ha sido una placentera bajada por un bike park. Nada más lejos de la realidad. Cuando nos sentamos a descansar en un mirador desde donde podíamos ver la silueta del skyline de Vancouver, Tippie cambia la cara y, sin haberle preguntado antes, nos comienza a hablar sobre sus días más oscuros, a principios de la década de 2000. Estaba atrapado en una autopista a toda velocidad directo a arruinar su vida. Su carrera como mountain biker estaba estancada, el snowboarding había acabado para él y las fiestas eran muchas… Fiestas salvajes, realmente igual que en el apogeo de su carrera como snowboarder. Pero pronto el alcohol no fue suficiente y llegaron las drogas… Drogas duras.

Brett Tippie
Brett Tippie «The Good Times Director»

«Nunca me pinché nada»… nos dice apuntando a su fuerte antebrazo. «Pero esnifaba y fumaba mucho más y cada vez más… Afortunadamente, mi padre estuvo conmigo siempre, incluso cuando estaba completamente hundido. Él era un tipo fuerte, ex jugador de fútbol americano, del tipo de hombre hecho de roca. Vino a por mí, empujó a los que rodeaban y me sacó arrastras de allí. Me compraba comida y cosas del estilo, pero nunca me dio dinero porque sabía que lo que iba a hacer era comprar más drogas con él. Entonces decidí dejar las drogas antes de que ellas me mataran. Pero sabía que debía hacerlo solo, si iba a algún sitio a rehabilitarme y volvía a probar la droga, sabía que no saldría más de ahí. La primera cosa que quité fue el alcohol, sabía que si me emborrachaba no podría parar. Quité el alcohol y ese fue el punto de partida. En ese momento solo bebía Red Bull, ja, ja, ja…». Tippie explota en una carcajada antes de volverse a poner serio y con toda la emoción contenida en sus ojos. «Estoy feliz de que mi padre me haya podido ver sobrio durante siete meses antes de morir. Realmente no soy religioso pero me gusta pensar que él me ve desde algún sitio».

Esto fue en 2007 y desde entonces está limpio. Lentamente, Tippie comenzó a reconducir su vida y según fue recuperando la confianza de sus viejos patrocinadores volvió a competir de nuevo. Conoció a Sarah, se mudó a North Vancouver con ella y formaron juntos una familia. El círculo se completaba.

«Mi mujer creció en esta casa. Se casó, se fue a vivir a Londres, donde trabajó para la MTV durante unos años. Se divorció y volvió a casa de nuevo. Entonces conoció a ese chico tan majo que había sido mountain biker profesional…, yo. Yo realmente no le había dicho nada de esto al principio, pero todo cambió cuando ella me contó que había crecido con mountain bikes y que solía parar por la Deep Cove Bike Shop cuando era niña».

Después de unos años de trabajo, Tippie podía volver a llamarse a sí mismo mountain biker profesional. Enseña, guía, es embajador de las marcas que le esponsorizan y presentador en innumerables eventos en British Columbia y Estados Unidos. Da igual que sea bajo la lluvia en la Copa de la frontera Canadiense ante un puñado de espectadores que en Crankworx delante de 25.000 personas. Tippie siempre lo da todo. Probablemente porque es un tipo honesto y motivado permanentemente. Sin duda, es el «Director of Good Times,» como le gusta llamarse a sí mismo. «Difícilmente tengo un día libre entre junio y agosto, pero me gusta lo que hago», asegura Tippie.

Brett Tippie
Brett Tippie

Cuando estás con él entras en un loco torbellino sin fin. Tippie no permanece quieto o con la boca cerrada más de unos segundos. Constantemente salen de su boca divertidas anécdotas y citas memorables, es un «shoman» nato que disfruta siendo el centro de atención. Al mismo tiempo, nunca he visto a una persona tan entusiasmada en hacer que los que le rodean estén agosto y en compartir su pasión. Sin duda es el «Director of Good Times».

En el mundo de los deportes de acción, lleno de obligaciones con los espónsores, «codos afilados», actitudes altivas, autopromoción desmesurada…, necesitamos personajes como Brett Tippie. Cada vez más. Alguien que nos muestre que nuestro deporte desciende de un instinto muy básico: divertirse, pasarlo bien. Y Tippie sabe cómo divertirse con los que hace más que nadie que haya conocido en mi vida. Nos despedimos hasta cinco veces antes de separarnos y nos da un par de piezas de cecina para el camino de regreso a nuestra base en Squamish. Una gran carcajada es lo último que escuchamos cuando, ya en el coche, empezamos a alejarnos de su casa.

Brett Tippie

Relacionados

Somos Historia: José Antonio Hermida

Somos Historia: José Antonio Hermida

José Antonio Hermida es el biker más importante del MTB español y su palmarés lo atestigua, con medalla en las tres principales pruebas de XCO (Mundial, Copa del Mundo y Juegos Olímpicos). Pero su impacto ha ido mucho más allá.

Vincent Pernin | The Call

El joven rider Vincent Pernin junto con Bluegrass nos ofrecen un increíble vídeo en el que se retoman las viejas costumbres, el regreso a los senderos que le vieron crecer.

Ya disponible el primer episodio de la serie "A Dog's Life" de Brendan Fairclough

El primer episodio de la serie "A Dog's Life" protagonizada por el piloto de SCOTT Brendan Fairclough ya está aquí. Podrás ver el viaje que hizo Brendan con su equipo de filmación a Madeira.

¡La serie "A Dog's Life" de Brendan Fairclough ya está aquí!

Brendan Fairclough, corredor de la copa del mundo de DH y freerider, anuncia el comienzo de la serie "A Dog's Life". En la que podrás seguir las aventuras del británico y su cuadrilla.

¿Qué ocurrió…? Cuando Aaron Gwin llegó sin cadena en Leogang

¿Qué ocurrió…? Cuando Aaron Gwin llegó sin cadena en Leogang

El 14 de junio de 2015, en la Copa del Mundo de DH de Leogang, Austria, Aaron Gwin ganó la prueba dando una sola pedalada. Salió, dio un ciclo completo de pedalada y su cadena se rompió. Cuando lo imposible se hace posible siempre es al estilo Gwin.

Mathieu Van der Poel

De la tierra al asfalto

El MTB siempre ha sido un buen vivero de estrellas para el ciclismo de carretera. Peter Sagan, Floyd Landis, Jacob Fuglsang o recientemente Pauline Ferrand-Prevot y Mathieu Van der Poel son los máximos exponentes de este fenómeno “tránsfuga”.