Merida One-Sixty 7 5000

Merida One-Sixty 7 5000

La nueva Merida One-Sixty pedalea mejor, es mucho más rápida, manejable y eficiente que su antecesora en todo tipo de situaciones. Con la One-Sixty, Merida presenta sus credenciales para entrar de lleno en la pelea por el trono de mejor endurera del momento.

Texto:
Iñaki Gavín
Fotos:
David Agüero
Publicado el 24/03/2017
Merida One-Sixty 7 5000
Geometría bajadora, aplomo y rapidez en bajadas. Buena capacidad de pedaleo, excelente modelo/base para ir mejorando el montaje y con poca inversión tener una bici top.
Solo se fabrica en tres tallas.

Juzga por ti mismo, busca una foto de la anterior One-Sixty de Merida y compárala con esta que hoy probamos para ti. Creo que no exagero cuando digo que esta One-Sixty es una bici absolutamente nueva.

Empezando por el cuadro de esta nueva Merida One-Sixty ya te habrás dado cuenta que el nuevo triángulo delantero de carbono se ha mejorado y estilizado, el perfil de los tubos hidroformados están estudiados para mejorar la rigidez en las zonas críticas y conseguir absorción en las demás. Pensando en la fiabilidad el triángulo trasero, sigue siendo de aluminio 6013. El peso del cuadro completo en talla M (sin amortiguador, abrazadera sillín, etc.) es de unos competitivos 2.350 g y 2.500 g con ejes, guías, abrazaderas, etc.

Echando un ojo a la geometría, vemos que la nueva Merida One-Sixty sigue las tendencias de las bicis endureras más «race» del momento: vainas de 430 mm, lanzamiento de 65,3º, un top tube de 597 mm, un generoso reach de 445 mm en talla M, 1.201mm entre ejes y un ángulo de tubo de sillín de 74,5º.      

El diseño de la nueva Merida One-Sixty que marcará un punto de inflexión en modelos futuros 

No estamos ante un nuevo modelo de la marca taiwanesa sin más. Estoy seguro que el diseño y desarrollo de esta Merida One-Sixty va a marcar un punto de inflexión y va a tener su influencia sobre muchos de los futuros modelos de la marca. Posiblemente estemos ante una de las bicis de montaña que más desarrollo tecnológico y esfuerzo ha exigido a los ingenieros y jefes de producto de Merida.

Posiblemente la suspensión trasera es la mayor novedad de esta nueva One-Sixty. Se ha sustituido el anterior sistema VPK por un nuevo sistema flotante «Float Link» que otorga mucho más control sobre el amortiguador ya que el anclaje inferior de este se encuentra siempre «flotando» y en constante movimiento.

El amortiguador RockShox Super Deluxe R es el primero que emplea el nuevo sistema de medida métrica y que además utiliza el soporte denominado Trunnion, que permite reducir la longitud del amortiguador, posibilitando el rediseño de las bieletas y de esa zona del cuadro, sobre todo en tallas pequeñas.

Sorprende poder mantener el ritmo sobre la nueva Merida One-Sixty de manera natural siendo una bici de enduro

A pesar de que el amortiguador RockShox Super Deluxe R carece de bloqueo, la nueva Merida One-Sixty tiene una capacidad pedaleadora que sorprende desde que me subo en ella, mantener el ritmo y la cadencia sobre terreno llano o incluso ascendente es fácil y natural, algo impensable teniendo en cuenta que hablamos de un modelo de enduro de 170/160 mm de recorrido.

A la hora de hacer rutas largas algo más rodadoras con perfil menos bajador el principal lastre no va a ser el ADN «hard endurero» de la Merida o el gran recorrido de las suspensiones sino las cubiertas Maxxis Minion de 2,4" que se «pegan» mucho al terreno, haciendo que tenga que gastar algún que otro vatio extra para poder seguir el ritmo de mis colegas de grupeta.

Eso sí, cuando llega la hora de soltar frenos los neumáticos Minion son un seguro de vida que vale la pena llevar siempre puesto. La postura encima de la nueva One-Sixty es perfecta, el ángulo de tubo de sillín nos va a dar un puntito extra de «chicha» a la hora de subir por pistas y caminos. A pesar de las apariencias, la nueva bici de enduro de Merida pedalea y sube por pistas y senderos con una facilidad y un desparpajo impropios de este estilo de bici. Realmente impresionante.

Merida One-Sixty 7 5000

Sigo pedaleando, esta vez por senderos más estrechos y revirados con mucho sube-baja. La Merida One-Sixty (13,9 kg) no acelera con la misma alegría y reactividad de una enduro sub13 kg o una all-mountain light, pero una vez que tienes la velocidad los niveles de manejabilidad y agilidad están a la altura de cualquier enduro top actual de las que «reinan» en las EWS o Big Ride.

La nueva One-xisty de Merida entra en curva de manera sorprendente, transmitiendo la sensación de ir «sobrada» por muy fuerte que te apoyes en un peralte o entres en una curva. El aplomo mostrado por el tren delantero junto con el intachable y equilibrado funcionamiento de las suspensiones convierten cualquier sendero en un divertido terreno de juego con el que pasar la mañana sin apenas darte cuenta.

Desde el manillar dominarás todo lo que sucede entre tu rueda delantera y trasera con total confianza, gracias a sus cortas vainas 430 mm cualquier cambio de trazada se convierte en una maniobra casi inconsciente, gracias también al buen reparto de pesos podrás pasar obstáculos a manual sin apenas esfuerzo y con unos niveles de seguridad altísimos.

En bajadas largas y rápidas, los 1.201 mm entre ejes de la One-Sixty imponen su ley. Cuando toca soltar frenos y tirarse a tumba abierta la Merida «muta» y se convierte en un auténtico «caterpillar», consiguiendo reducir a simple arenilla cualquier obstáculo que aparezca a tu paso. Las raíces, piedras y roderas que encuentres en tu camino serán presa fácil para el «poderío bajador» que muestra esta bici en descensos rápidos, sencillamente contundente.

A la hora de negociar trialeras y pasos técnicos notarás como la suspensión trasera te ayuda a que la rueda no pierda nunca el suelo lo que te permitirá ganar seguridad y también mucho tiempo en una carrera o en una bajada habitual de tu zona. A la hora de volar, la Merida One-Sixty se muestra un poco perezosa en el momento del despegue, hasta que las ruedas pierdan contacto con el suelo deberás ayudarla un poco pero una vez en el aire la bici es noble y neutra dejándote hacer sin poner resistencias ni "revolverse" con latigazos o inercias negativas que puedan suponer un desequilibrio o un mal aterrizaje.  

Merida da un espectacular salto cualitativo en términos de rendimiento, eficacia en pedaleo y diversión de la nueva One-Sixty, sin duda esta bici va a marcar un antes y un después para la marca taiwanesa. Con este nuevo modelo, se pone en órbita una bici capaz de plantar cara a los «intocables» pesos pesados de la categoría «big mountain».

Si te gustan las bicis endureras con ADN «race», si eres de los que se cuelga un dorsal cada domingo, si eres el típico biker de fin de semana que prima la bajada a la subida pero que a la vez quiere una bici con una estudiada y moderna geometría, que además se «mueva» con soltura en territorio all-mountain polivalente y con un rendimiento impecable en cuanto a pedaleo, la nueva Merida One-Sixty es una seria aspirante a hacer realidad tus sueños. 

Merida One-Sixty 7 5000

La gama de la nueva Merida One-Sixty está formada por tan solo tres modelos, todas tienen 170/160 mm de recorrido delante y detrás, ejes Boost, transmisión monoplato y comparten el mismo cuadro de carbono y trasera de aluminio. Las únicas diferencias están en el montaje.

La tope de gama es la Merida One-Sixty 8000, horquilla RockShox Lyric RCT3, amortiguador RockShox Super Deluxe RC3, frenos Guide RS, tija RS Reverb, grupo SRAM Eagle X01 con bielas Descendant Carbon y ruedas DT Swiss Spline EX1501. Un pepino de 13,4 kgs con un precio de 6.599 €

La Merida One-Sixty 7000 lleva horquilla RockShox Lyric RC, amortiguador RockShox Super Deluxe RC3, tija RockShox Reverb, ruedas DT Swiss Spline E1700 y frenos y grupo Shimano XT. Un peso de 13.8 kg disponible por 5.499 €

Detalles de la bici

Merida One-Sixty 7 5000 - Detalle ruedas

La Merida One-Sixty estrena unas ruedas Merida Expert TR de aluminio fabricadas por Jalco de 29 mm de ancho interno. Tienen buena calidad y ruedan perfectamente, durante el tiempo que ha durado el test, las he «maltratado» sin piedad, no nos hemos quedado con las ganas de tirarle a ninguno de los saltos y cortados que nos he encontrado y he hecho las trialeras más exigentes de la zona y en ningún momento he notado flexiones en apoyos, saltos, pasos de piedras o falta de rigidez. Ambas ruedas son Boost.

Las cubiertas son unas Maxxis Minion DH II TR EXO 3C de 2,4". La Minion de 2,4" es una rueda «cañera», igual que te digo que se «agarra» en las subidas también te digo que bajando es una goma que lo da todo y aporta control y seguridad a raudales. El extra de protección que da el sistema EXO se agradece cuando llega el momento de soltar frenos y bajar a fuego.  

Merida One-Sixty 7 5000 - Detalle suspensiones

Rígida, sensible, predecible y fácilmente regulable. Los 170 mm de la horquilla RockShox Yari RC de la nueva Merida One-Sixty cumplen a la perfección el cometido de absorber y filtrar piedras, raíces, cortados, roderas y demás obstáculos que puedas encontrar en los senderos. A la hora de subir, el tarado del bloqueo te permitirá ahorrar fuerzas manteniendo la rigidez pero sin tacto seco.

El buen funcionamiento del hidráulico de la Rock Shox Yari aporta a la zona delantera de la bici un plus de control y aplomo que hace ganar ese puntito extra de seguridad que es el que a veces falta para hacer algún paso técnico sin sacar el pie del pedal o tirarle a algún salto largo.

El amortiguador RockShox Super Deluxe R trabaja perfectamente junto al nuevo sistema de suspensión flotante. La primera parte del recorrido útil es sensible, el tramo medio destaca por la suavidad y la linealidad y en la parte final el sistema actúa de una manera mucho más progresiva. 

Merida One-Sixty 7 5000 - Detalle frenos

Los frenos Shimano M506 son correctos y cumplidores y tienen mordiente y potencia suficiente para detener la bici sin problemas. Esta Merida One Sixty es la más básica de la gama en cuanto a montaje y eso se nota también en los frenos. Repito, todo «en orden» pero no esperes las prestaciones y el rendimiento de unos frenos de gama alta.   

Merida One-Sixty 7 5000 - Detalle grupo

La transmisión completa Sram NX 11v es fiable y cumple, a pesar de ser algo más ruidosa que sus hermanas mayores, siempre que tus dedos pulsen el mando del cambio el grupo responderá y nunca te dejará tirado. Algo perezoso en cambios repentinos cuando tienes que subir mas de dos piñones de golpe ante un imprevisto, en el resto de situaciones nada que objetar. 

Merida One-Sixty 7 5000 - Detalle cuadro

Lo mires por donde lo mires todo es nuevo en este cuadro. Cableado interior Smart Entry (excepto el freno trasero), ejes Boost, refuerzos en el tubo diagonal y vaina derecha, guía cadena MRP con anclaje ISCG-05, preinstalación para grupos electrónicos, acabados de máximo nivel y una estética rompedora muy mejorada con respecto a la anterior Merida One-Sixty. El diseño de la suspensión trasera está desarrollado para trabajar exclusivamente con transmisiones 1x

Merida One-Sixty 7 5000 - Detalle tija y sillín

La tija telescópica Merida Expert funciona bien, es suave, precisa y la velocidad en extensión es buena. Ya puestos a elegir me hubiera gustado más si en lugar de 12 cm tuviera 15 cm de recorrido para poder tener más libertad en los descensos agresivos.

El sillín es un agradable Merida Sport con un buen equilibrio entre firmeza y comodidad, cero molestias a lo largo del test.  

Info



Peso

13,9 kg (talla M)

Precio

3.999 €

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

David Agüero

Publicado el 24/03/2017

Etiquetas: