Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Dos geometrías a elegir, 4 tallas, 170/160 mm de recorrido, nueva cinemática, ruedas de 29” o mullet a elegir, cuadro full carbon OMR con lockr. La nueva Orbea Rallon puede ser, al mismo tiempo, la más rápida y estable bici de carreras o la más ágil y divertida “enduro party”.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja
autor mtbpro
Iñaki Gavín
autor de las fotos
Nacho Trueba

fecha07/07/2022


lo mejor
Geometría, calidad y acabados, posibilidad de opción mullet, nuevo tallaje, estabilidad a alta velocidad, eficaz en el pedaleo, carácter racing sin ser radical, tija telescópica de 200 mm, infinitas opciones para obtener una bici única con MyO, compartime
lo peor
Disco trasero de 180 mm. La carcasa trasera EXO+ se queda corta de protección.

En septiembre del año pasado Orbea presentaba la sexta generación de la mítica Rallon, la bici de Enduro de la compañía vasca y, de momento, el modelo más gravity dentro de la gama Orbea. El press camp, en el espectacular Valle de Arán, me dio la oportunidad de conocer y exprimir a fondo la bici durante varios días. Y ahora he tenido una nueva oportunidad de probarla, muy a fondo, durante mi estancia en La Palma, recorriendo la isla y conociendo sus mejores senderos.

Como ya dije en aquella ocasión, los principales cambios que incorpora esta sexta entrega de la Rallon precisamente son los que no se ven, la gran mayoría están en su interior y son tantos que podríamos decir que estamos ante una bici completamente nueva. Sin embargo, estéticamente hablando, en Orbea han decidido dar continuidad a la nueva Rallon, que como puedes observar en las fotos, se mantiene bastante fiel a los volúmenes y a las líneas de la anterior Rallon R5.

Con el fin de poder centrarme más en detalle en la sensaciones y rendimiento de la nueva bici y para no volver a repetir de nuevo todas y cada una de las novedades técnicas que incorpora, voy a hacer un resumen de los principales cambios. Para aquellos a los que os interese el modelo y queráis conocer en profundidad los detalles más técnicos de estas novedades  y podréis leer con detalle el review que hice en la presentación del pasado septiembre.

Nueva geometría para la Orbea Rallon

El recorrido de la suspensión crece hasta los 170 mm en la rueda delantera y 160 mm en la trasera. Con respecto a la geometría la nueva Rallon sigue la línea habitual de la marca, es decir, geometrías modernas pero equilibradas, sin caer en “radicalismos”. Para la compañía de Mallabia una geometría actual no tiene por qué ser una geometría radical.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

La Rallon es una enduro racing diseñada para ser rápida tanto en competición como fuera de ella. Como nos contaba Markel Uriarte (Trail Product Manager) durante el press camp: “de poco sirven unas medidas y ángulos radicales si el conjunto de la bici no está proporcionado”. Y es que después de probarla a fondo te puedo asegurar que la nueva Rallon puede presumir de ser una bici actual pero equilibrada y “lógica” tanto en sus cotas como en su comportamiento.

El reach ha crecido entre 25 y 30 mm de media en función de las tallas (435 mm y 460 mm en las tallas S y M). Gracias al flip chip situado en la bieleta podrás elegir entre dos geometrías diferentes (low-lower) de tal manera que la dirección tendrá un lanzamiento de 64-64,5º en función de la posición que elijamos y el seat tube se quedará en unos verticales 77º-77,5º pensados para no perder eficacia de cara al pedaleo. Y hablando de pedaleo, la sexta generación de Rallon mantiene intacta esa agilidad y eficacia que ya tenía el anterior modelo tanto en senderos llanos como pedaleando hacia arriba en pistas. La posición “firm” del amortiguador ayuda a estabilizar la parte media y trasera de la bici y a que se “pierdan” menos vatios mientras ascendemos.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Seguimos con la información “numérica”, al variar la posición del flip chip el BB drop baja 28 o 35 mm. Modificar tan solo una parte de la bici puede resultar contraproducente. Una bici rápida exige equilibrio en todas sus medidas y ángulos. El crecimiento del triángulo delantero se ha complementado con el trasero en el que sus vainas pasan de 435 mm a 440 mm. Un aumento que, aunque parezca pequeño y poco relevante, es clave para esa mejora de la estabilidad en zonas rápidas. Al final, si sumas el mayor recorrido de las suspensiones, el mayor ángulo de dirección y los tubos del cuadro más largos dan como resultado una bici claramente más larga que su predecesora. En algunas tallas la nueva Rallon es hasta 50 mm más larga entre ejes, la talla M que yo he probado mide 1.231 mm.

29” o Mullet, tú eliges

Crear una bici nueva no es cosa de una tarde, el desarrollo de la Rallon ha sido un largo proceso que ha durado dos años. Durante este tiempo en Orbea hicieron infinidad de test, en todo tipo de terrenos y con muchos tipos de riders, entre ellos sus corredores oficiales. En función de lo que en cada momento se busque unas veces manda el crono y otras mandan las sensaciones.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Al final, la conclusión fue bastante clara, la nueva Rallon 29” era más rápida en la mayoría de las situaciones, pero la bici en configuración mullet ofrecía unas sensaciones y un nivel de diversión altísimo. Entonces, ¿por qué renunciar a una de las dos opciones? Afortunadamente, para sus futuros usuarios la nueva Orbea Rallon está diseñada para poder funcionar con ambos tamaños de rueda, tan solo es necesario sustituir una bieleta por otra específica para mullet. De serie viene en plataforma de 29”, la buena noticia es que la bici incluye el link (bieleta) necesaria para poder pasar de 29” a mullet sin que la geometría o la cinemática varíen.

La bieleta mullet no tiene flip chip, por tanto, no hay opción de elegir entre dos geometrías como en la 29”, la geometría de la “Rallon Mullet” equivale a la posición lower. Si eres un convencido de las mullet con el montaje M-Team podrás adquirirla directamente con la rueda trasera de 27,5 y guardar el link por si algún día quieres pasarla a 29”. El cambio de una bieleta a otra no es nada complicado, cualquier usuario medio puede hacerlo en casa en poco tiempo y de manera sencilla.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Cinemática revisada

La evolución del enduro actual, mucho más bajador, rápido y agresivo, casi ha “obligado” a las bicis actuales a comportarse de manera diferente a aquellas primeras enduro que “prácticamente” eran bicis de all-mountain con horquillas y amortiguador de 160 mm. La anterior Rallon R5 puso la primera piedra y marcó el camino a seguir hasta llegar a la actual versión.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

En este sentido el punto de partida para evolucionar y optimizar el rendimiento del sistema de la suspensión trasera de la Rallon ya era muy bueno, tan solo había que afinarlo y adaptarlo a los nuevos tiempos. Las dos principales novedades en la cinemática son el aumento de la curva de progresividad, que pasa del 20% al 33%, con lo que se consigue aumentar la sensibilidad inicial, obtener mayor grip en terreno roto y más control en compresiones fuertes y topes.

La segunda novedad es la nueva ubicación del punto de giro principal 20 mm hacia adelante. Con esta última modificación se ha mejorado la trayectoria del eje de la rueda, consiguiendo que esta se desplace en la misma trayectoria que los obstáculos o impactos durante más parte del recorrido. Ahora la Rallon es más eficaz ante escalones, piedras o golpes secos y no tenderá a “engancharse” ni a perder inercia sobre todo en bajadas a media/alta velocidad con muchos impactos. Con respecto a los valores anti squat, estos se mantienen iguales a los de la actual Rallon.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Steep’N’Deep

Seguro que ya te has dado cuenta al ver las fotos de la bici, una de las principales novedades es el nuevo diseño del tubo del sillín. Gracias a su forma totalmente recta la Rallon admite tijas telescópicas de 200 mm de recorrido en las 4 tallas disponibles. De hecho, en la presentación yo mismo utilicé una telescópica de 200 mm en la talla S durante uno de los días del test y en esta unidad que he probado también he optado por montar una Fox Transfer de 200 mm.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Las tallas S y M admiten cuerpos de tija de 330 mm de largo, la talla L admite 350 mm y la talla XL admite hasta 375 mm de tubo. Si lees habitualmente mis test ya sabréis que soy especialmente crítico en este aspecto, de nada sirve una buena geometría si no podemos aprovecharlo al no poder instalar tijas telescópicas largas en nuestras bicis, especialmente en tallas pequeñas.

En cuanto al tallaje sí que hay cambios muy importantes y significativos. Además de incorporar una talla más (S, M , L y XL), algo muy demandado por los fans del modelo, gracias al concepto Steep´n´deep se acabó la “esclavitud” de tener que elegir la talla de tu bici obligado por tu estatura o según la medida del tubo vertical. Ahora, en función de tus gustos o necesidades o, simplemente por tu estilo de conducción, podrás elegir entre una talla u otra ya que en la nueva Rallon lo que crece es reach pero no la altura del tubo del sillín (415 mm de seat tube en talla S y M). De hecho, he rodado indistintamente con tallas S y M para apreciar las diferencias entre una bici más larga, rápida y estable o una mucho más ratonera, juguetona y reactiva. Ahora tú eliges.

Recordando sensaciones

Durante la presentación de septiembre en los Pirineos probé la bici en todas sus configuraciones: en 29”, en mullet, con amortiguador de aire y de muelle y en talla S y M. Probar las diferentes opciones me ayudó a entender mucho mejor la nueva bici, todas las configuraciones me gustaron y a todas les encontré ese “puntito” en el que te sientes bien. En aquel momento dije que mi opción favorita sería una Rallon mullet con el Fox X2 de aire en talla M. Ahora, después de haber probado esta 29” con el Fox DHX2 de muelle en talla M, reconozco que ya no tengo tan claro cuál sería mi configuración ideal.

Como ves en las fotos, la bici que he probado y que me llevé a La Palma es una talla M con amortiguador de muelle y ruedas de 29”. Me llevé un Fox X2 de aire por si en algún momento quería alternarlo con el de muelle, pero al final tan solo lo utilicé un día. Recordaba la Rallon como una bici muy “cercana” en la que rápidamente te sientes cómodo y empiezas a bajar rápido y fluido de manera muy natural. Me bastaron un par de bajadas para confirmar que mi memoria no me falla y que efectivamente la Orbea transmite mucha “calma” y control cuando empiezas a soltar los frenos y a ganar velocidad. El tubo horizontal más bajo te ayuda a mantener una posición más equilibrada, también disfrutarás de mayor libertad de movimientos, algo especialmente útil en bajadas técnicas muy inclinadas con giros cerrados. Después de una mañana ya me sentía totalmente acoplado a la bici, así que decidí soltar un poco más los frenos y volver a recuperar sensaciones.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Velocidad y diversión

En los rápidos descensos de La Palma entiendes perfectamente el significado de “bici estable a gran velocidad”, en este tipo de terreno es donde la Rallon saca los galones y hace buenos los cambios en su geometría. La bici pide adrenalina y velocidad, a cambio ofrece control, máxima estabilidad y precisión total en el tren delantero. Por muy rápido que bajes la Rallon no pierde el aplomo y las ruedas copian perfectamente el terreno manteniendo la tracción incluso en tramos rocosos o descompuestos.

Un rendimiento así normalmente lo asociamos a bicis largas que normalmente se ven penalizadas cuando llega el momento de abordar descensos más revirados y ratoneros. Sin embargo, con la Rallon esto no sucede, y es una de las cualidades que más me han gustado de la bici, ya que cuando llegan las curvas cerradas, los pasos de decisión o los senderos que exigen cambios rápidos de trazada y mucha agilidad en la dirección, la bici se muestra ágil y reactiva con una conducción muy efectiva y activa. Esta manejabilidad y frescura en la conducción también la vas a notar en senderos estrechos en los que solo hay una trazada o en secciones de curvas enlazadas en las que necesitas una conducción decidida y fluida.

Nadie duda de que las nuevas big enduro van mejor en un bike park o cuando el terreno se inclina de verdad en comparación con las “enduro classic” de hace 3 o 4 temporadas. Pero claro, la vida no es siempre un circuito ni nos vamos a mover a diario en ese tipo de terreno tan técnico y radical. En una salida normal de fin de semana, o incluso en una carrera, hay muchos momentos en los que el sendero no está super inclinado, o simplemente vas bajando por el típico trail con pequeñas subidas y bajadas.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Como te decía antes, lo normal sería pensar que en senderos o bajadas más “humanas y reales” la Rallon penalizara debido a ese aumento en el recorrido de las suspensiones y en la geometría. Sin embargo, en los interminables y disfrutones senderos de La Palma, en los que la inclinación no era muy elevada, pero te permitía mantener un ritmo alegre sin apenas pedalear, disfruté muchísimo jugando y acelerando con la Rallon. Es fácil y muy divertido “comprimir y pumpear” para no perder inercia y notar como la bici gana velocidad y la mantiene de manera eficaz sin quedarse pegada al suelo y sin mostrarse perezosa, algo más habitual en las enduro más radicales y cercanas al DH.

Todo tipo de terreno, misma eficacia

Una semana en bici da para mucho, pero si además esa semana la gastas en un paraíso para el enduro como la isla de La Palma te puedes imaginar. La experiencia ha sido increíble, bajadas de más de 2.200 m de desnivel, piedras, raíces, saltos, barro, arena y muchos tramos de tierra fina y lava volcánica en los que la conducción se pone “muy divertida”.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Muchos metros de desnivel y un sinfín de tipos de terreno, pero siempre con un denominador común: la eficacia y la facilidad para ir rápido y seguro con la Rallon. Me gusta lo que ha conseguido Orbea con esta nueva Rallon: una auténtica bici de carreras para todos los públicos, algo nada fácil de lograr.

Cosas que vas a notar al bajar

Que levante la mano quien no ha pensado que, en general, últimamente el tema de la rigidez se les estaba “yendo un poco de madre” a las marcas, especialmente en las bicis racing. Está claro que la rigidez es un aspecto clave en un cuadro de carbono de nueva generación, sin embargo, un exceso de rigidez puede “arruinar” un cuadro y convertir una bici en incontrolable, incómoda e impredecible.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

A veces nos obsesionamos con el cuadro más rígido del mercado al que además, para ser los “más pros del mundo”, le montamos las bielas, la potencia y el manillar más rígido del mercado y para terminarlo de arreglar le ponemos unas ruedas súper rígidas con neumáticos a presión muy alta... El resultado final es una bici imprecisa, dura, sin tacto, ni absorción, sin apenas grip, que te deja los brazos destrozados y con la que resulta imposible ir rápido, aunque seas Conan.

En Orbea han trabajado duro en busca del equilibrio entre absorción y rigidez, para ellos más rigidez no siempre es mejor. Puede sonar extraño, pero a veces un “poco” de flexión significa un “mucho” de control y de grip. Si te interesa el tema tienes un video muy interesante que grabé con Damien Oton y Markel Uriarte durante la presentación de la bici. De hecho, fue el propio Damien Oton el encargado de desarrollar los prototipos de carbono antes de llevarlo a la serie.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Te sigo contando cosas, el paso por curva de la Rallon es brutal, te permite inclinar mucho más de lo que habías “calculado” antes de entrar en la curva, y lo mejor de todo es que todo sucede de manera muy fluida. Al saltar te va a ocurrir lo mismo, todas las fases del salto se suceden sin estrés ni inercias extrañas, la bici es neutra y se “deja” hacer de todo.

Si por algún motivo caes mal y te quedas corto o aterrizas torcido la bici corrige sin latigazos ni rebotes bruscos… Es lo que tiene llevar suspensiones pata negra, una buena posición y un buen cuadro. Aunque puedes leer con más detalle el funcionamiento del amortiguador en el apartado de los componentes tan solo insistir en la suavidad del amortiguador al hacer tope y la progresividad de DHX2 en su tramo final de recorrido, muy bien conseguido, me gustó mucho.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Silencio, se monta

La competencia entre las marcas top es cada vez mayor, el nivel medio de las bicis ha alcanzado unos niveles de eficacia y refinamiento tan elevados que a veces la diferencia o la decisión de compra la marcan pequeños detalles que a simple vista se nos escapan. En este sentido hay un par de aspectos en la nueva Orbea Rallon que, quizá en un primer vistazo, no los tengas en cuenta pero que pueden ser decisivos.

Bajando, la Rallon no solo es rápida y eficaz, también es muy silenciosa, personalmente es algo a lo que doy mucha importancia, me gusta bajar oyendo cómo trabajan las suspensiones o las cubiertas sobre el terreno, me hace sentir más intensamente la conducción. La Rallon estrena protecciones, tanto la de los bajos del tubo principal como la de la vaina y tirante derecho son de nuevo diseño (material bicomponente) y, además de proteger el cuadro de golpes o piedras, contribuyen a que sea la bici sea mucho más silenciosa en marcha.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

En las salidas y entradas del cableado, se ha diseñado una nueva pieza plástica con un aro de silicona que va a evitar que las fundas se muevan y provoquen ruidos durante el descenso. Como se suele decir en el mundillo endurero, “bajando, una bici silenciosa es siempre una bici más rápida”. Aunque ya lo hemos visto en otros modelos me parece brillante cómo Orbea ha solucionado el guiado del cableado del triángulo principal al triángulo trasero mediante un “tubo” o funda semirrígida que impide que el cable esté en contacto con el exterior, se pueda enganchar, romper, rozar con el cuadro o simplemente hacer ruido.

Me lo llevo todo

La sensación de bajar sin mochila ni riñonera es insuperable, libertad total. A través de la estanca y bien diseñada tapa, situada en el tubo principal, podrás transportar dentro del cuadro un juego de desmontables, bombonas de CO2, mechas, geles o barritas, un chaleco ligero o una cámara de recambio en caso de emergencia. Para que la carga no se mueva ni golpee interiormente el cuadro se utilizan dos bolsas que van unidas mediante un velcro (una de ellas de neopreno).

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

La tapa del sistema, denominado Lockr, es fácil de abrir mediante una pequeña pestaña, esta misma tapa lleva dos tornillos para colocar el portabidón. Meter una cámara de recambio te costará, espacio hay de sobra, pero la anchura del tubo principal es la que marca la medida de la compuerta de entrada al cuadro.

Aprovechando el hueco del punto de giro principal de la suspensión, la Rallon lleva integrada una multiherramienta con las cuatro allen que vamos a necesitar para “mecaniquear” en nuestra bici en mitad de una ruta (allen 2, 3, 4 y 5). La sujeción de la multiherramienta es magnética y te aseguro que no se mueve de su sitio por mucho que hagas el animal. Puestos a pedir deseos, me hubiera gustado que la multi hubiera incluido una Torx 25 (la de los tornillos del freno de disco) pero entonces quizá no hubiera podido entrar en ese hueco. Para terminar, el último “gadget” se sitúa en el cierre del eje trasero, donde lleva integrada una llave allen del 6 que también nos servirá para quitar y poner la rueda delantera.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

En invierno solemos llevar mochila o riñonera, pero en verano o en salidas cortas el poder llevar el kit básico de “supervivencia” integrado en la bici es una excelente idea que te permite disfrutar montando “a pelo” sin estar vendido en caso de avería.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Doblemente convencido

No es ningún secreto que llevamos un par de años difíciles, la pandemia cambió el mundo y tanto los componentes como las bicis empezaron a escasear. Lo creas o no esto también nos afecta a los medios ya que al final disponemos de menos bicis y menos tiempo para poder probarlas. En el press camp de Pirineos tuve tiempo de sobra para poder probar a fondo la Rallon y sacar mis propias conclusiones, aun así, en MTBpro pedimos una unidad de test a Orbea.

En primavera nos llegó esta bici, después de haberla probado por mis senderos habituales volví a reafirmarme en mis primeras sensaciones. Cuando surgió la posibilidad de viajar a La Palma me pareció la oportunidad perfecta para hacerle el “examen final” antes de publicar este test. Ahora, después de esta semana no me queda duda, la Rallon es un pepino y sin duda la bici más rápida y bajadora que jamás ha salido de la fábrica de Mallabia.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

¿Para quién es la Orbea Rallon?

Durante los últimos años he probado casi todas las versiones de la mítica enduro de Orbea, R4, R5 y ahora esta R6. De la R5 recuerdo que según llegó la caja a la redacción de MTBpro la monté, le puse los pedales y me la llevé a Trans-Nomad a probarla, allí surgió una bonita amistad. Esta sexta generación da un paso importante, mantiene la filosofía y la manera de entender el enduro para la gente de Orbea, ofreciendo un producto top, con calidad y soluciones constructivas de última generación, con una geometría pensada en la velocidad, la competición y en el rendimiento, pero sin olvidar que no todos somos campeones del mundo y que para hacer “algo con ruedas” que baje rápido y bien no hace falta que sea radical y extremo.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Si eres un convencido del 29” no lo dudes, la nueva Rallon es divertida, activa, increíblemente rápida y predecible pero no penaliza cuando el sendero se retuerce, tiene un paso por curva preciso y muy seguro, pedalea y sube mucho mejor que otras “monster enduro” de iguales características, además tienes, al menos, dos opciones para elegir talla y jugar con la geometría.

Es una auténtica bici de enduro que se muestra eficaz y resolutiva en todo tipo de bajadas. Y no olvides que, como también incluye la bieleta de 27,5, si te da el calentón siempre puedes hacerte una mullet y explorar nuevas sensaciones. Si te gustan más las emociones, jugar en el sendero y disfrutar de la conducción sin importarte el crono sin duda tu Rallon debería ser mullet. A mí personalmente me encantó, posiblemente no fue con la que más rápido bajé pero te prometo que fue con la que más me divertí, y para mí eso es lo más importante y lo que busco en una bici. La buena noticia es que la nueva Orbea Rallon está diseñada “Focus on Fast” pero también “Focus on Fun”.

Probamos la Orbea Rallon M-LTD en la ceniza del volcán Cumbre Vieja

Cosas de familia Orbea Rallon

Como viene siendo habitual en Orbea, la gama Rallon está compuesta por 4 modelos, todos montan suspensiones Fox y frenos y transmisión Shimano salvo la transmisión Sram GX de la M10. También está disponible la opción de cuadro y amortiguador Fox Float X2 Factory (4.499 €). Los montajes M-Team, M-LTD y el cuadro suelto están dentro del programa de personalización MyO que te ofrece más de un millón de posibilidades para poder disfrutar de una bici única. Además de los cambios estéticos, también podrás hacer mejoras de montaje en suspensiones, frenos, ruedas, cubiertas, transmisión, tija y sillín.

Orbea Rallon M-20 | 4.599 €

Orbea Rallon M-10 | 5.699 €

Orbea Rallon M-Team | 6.999 €

Orbea Rallon M-LTD | 9.499 €

La bici al detalle...

Frenos Shimano XTR con discos Galfer de 203 y 180 mm
Frenos

Frenos Shimano XTR con discos Galfer de 203 y 180 mm respectivamente, una combinación ganadora a la que te va a resultar complicado encontrarle un punto débil. Potencia, tacto, progresividad y una contundente mordida son sus principales virtudes. La extraordinaria ergonomía y las múltiples posibilidades de regulación de la maneta son de lo mejor del mercado.

Con mi peso (74 kg con mochila, casco, zapas, etc.) en terreno endurero el rendimiento ha sido extraordinario. Ni el calor, ni los interminables descensos de más de 2.000 m de desnivel negativo que hice en La Palma pudieron con ellos. Sin embargo, si eres fanático y usuario habitual de bike park o tienes un peso muy elevado yo te recomendaría que pusieras un disco trasero de 203 mm, la vida útil tanto de las pastillas como del disco te lo agradecerán. Para mi tipo de conducción y peso yo no lo he echado en falta, pero entiendo que un rider a partir de 85 kg o más en una bici de talla XL tiene otras necesidades.

Shimano XTR con bielas Race Face Next R
Grupo

Cambio XTR y bielas Race Face Next R de carbono de 170 mm y plato de 32T. Suavidad y precisión máxima, cambiar será una delicia sea cual sea el terreno por el que te muevas. Incluso los primeros días de lluvia en los que tuvimos barro para aburrir, la bici funcionó desde el principio hasta el final como si nada. Un cambio ligero, de calidad y muy rápido, por algo es el tope de gama de la marca japonesa. Pura crema.

FOX 38 Grip 2 Factory de 170 mm
Horquilla

Bici cañera, horquilla cañera. Está claro que la Fox 38 Grip 2 Factory de 170 mm de recorrido aporta precisión, rigidez y aplomo al tren delantero, pero al mismo tiempo te va a exigir llevarla siempre bien puesta a punto y unos brazos fuertes para sacarle todo su potencial. Es sensible (para mí no tanto como su hermana de 36 mm) y tiene un extraordinario final progresivo, el tramo intermedio es en el que más vas a tener que trabajar para ponerlo a tu gusto, las posibilidades son casi infinitas. Material pata negra que te ayudará cuando más lo necesitas, cuanto más fuerte bajes mejor comportamiento tiene. Yo la he utilizado con sag en el entorno del 29% en función del tipo de terreno y bajadas.

Fox DHX2 Factory
Amortiguador

El Fox DHX2 Factory con 160 mm de recorrido es sensible y suave y conseguirá que el tren trasero copie el terreno y mantenga la tracción en todo momento. El circuito independiente del modo Firm consigue un bloqueo mucho más eficaz en comparación con el anterior modelo, algo importante de cara al pedaleo. Además, el “piggy back” ahora es más pequeño logrando una mejor integración con el cuadro.

8 clicks de regulación para la compresión en alta y 16 en baja, 8 clicks para la regulación del rebote en alta velocidad y 16 clicks para baja velocidad, además de la posibilidad de jugar con la precarga del muelle. Si con estas posibilidades no somos capaces de conseguir dejar el amortiguador a nuestro gusto entonces es mejor que cambiemos de deporte… Te podrán gustar más o menos los amortiguadores de muelle, pero el funcionamiento del DHX2 es impecable. Para los fanáticos del peso la diferencia con respecto al X2 de aire es de 245 g.

Race Face Next R
Ruedas

Ya lo he comentado en más de una ocasión, las Race Face Next R de carbono son una pasada. Rápidas, ligeras, fiables y con el punto ideal ente rigidez y absorción. Tengo tanta confianza en ellas que me las llevé a la última edición de Trans-Nomad con la seguridad de que iban a volver intactas, y así fue.

Tienen un ancho interno de 31 mm y externo de 37 mm, cuentan con 28 radios y en la báscula han dado un competitivo peso de 1.765 g. El buje trasero Vault 424 (con sistema Straight Pull para mayor rigidez) tiene un punto muerto de tan solo 3º lo que las hace rápidas y siempre preparadas para acelerar al instante. El sonido del buje es una delicia.

Maxxis Assegai 29x2,5” y Maxxis Minion DHR II 29x2,4”
Cubiertas

Maxxis Assegai 2.5” delante y Maxxis Minion DHR II 2.4” detrás, ambas 120 TPI Maxx Terra y con carcasa Exo+. La Assegai es una de mis cubiertas delanteras favoritas, aporta seguridad, precisión y te da un paso por curva controlado y sin estrés en prácticamente cualquier tipo de terreno.

La Minion trasera es un valor seguro, es polivalente, tiene un excelente agarre, mucha tracción y pasa con buena nota en cualquier terreno y situación. En el tren delantero puede que con la protección que ofrece el Exo + tengas suficiente, pero en la rueda trasera una bici de estas características debería montar, como poco, una carcasa DD (Double Down) o una carcasa de DH.

Race Face Turbine (35 mm) y Race Face Next R (800 mm)
Puesto de conducción

La potencia Turbine R de 35 mm y el manillar Next R de carbono (20 mm de rise y 800 mm de longitud) forman un cockpit sólido y de calidad como corresponde a una marca de prestigio como Race Face. Los puños son los cómodos Getta Grip de Race Face de 30 mm de diámetro y apriete Lock On.

La buena ubicación de los orificios para el guiado interno de los cables en el cuadro hace que el enrutamiento del cableado sea ordenado y bastante limpio y que no tengas una “maraña” de cables delante de los ojos. Además de ser estéticamente mejor ayuda a eliminar el típico e incómodo traqueteo de los cables al rozarse entre ellos cuando la suspensión se comprime.

FOX Transfer de 200 mm y fi'zi:k Taiga
Tija y sillín

Es verdad que cada culo es un mundo, pero no es menos verdad que el sillín fi'zi:k Taiga es bastante plano y tirando a duro, he oído y leído muchas críticas sobre ello. Yo lo he probado en varias bicis, incluida la Orbea Rise que utilicé en Tran-Nomad en la que te tiras muchas horas con el culo pegado al sillín y no me ha parecido tan incómodo como dicen. Está claro que, si te gustan los sillines de mullido intermedio o blando y con canal central para la zona prostática este no es tu sillín, pero personalmente no me disgusta.

La tija telescópica Fox Transfer de 200 mm es un detalle de calidad y un motivo más por el que me compraría esta bici. Por fin un fabricante da el paso y monta telescópicas de largo recorrido que permiten aprovechar al 100% las geometrías y aumentar la movilidad sobre la bici.

Más información

Peso:

14,7 kg (talla M)

Precio:

10999