5 momentos del DH que no te puedes perder

El DH es una disciplina espectacular que nos ha dejado momentos inolvidables. Victorias, derrotas, caídas, logros que parecían imposibles… A continuación te contamos 5 momentos del DH que debes conocer.

5 momentos del DH que no te puedes perder
autor mtbpro Ivan Tomas Bayon
autor de las fotos Archivo

fecha10/02/2021


El DH, o también conocido como descenso, lleva muchos años siendo uno de los deportes más atractivos del MTB. Existen muchas competiciones de DH, pero las más importantes a nivel mundial son la Copa del Mundo, en la que se disputan varias pruebas y el que más puntos consiga gana, y el Campeonato del mundo, que consiste en una sola prueba en la que el ganador se hará con el maillot arcoíris y lo lucirá durante la siguiente temporada.

Todos los corredores de DH aspiran a llegar algún día a competir en estas carreras y que puedan decir que hacer DH es su trabajo profesional. Por eso, lo dan todo en cada bajada, haciendo de cada carrera un espectáculo. Gracias al espíritu competitivo de los corredores, nos han dejado momentos históricos que han quedado grabados en las memorias de los amantes del DH.

Danny Hart en el Campeonato del Mundo Champery 2011

En 2011 el campeonato del mundo de DH se disputó en Champery, Suiza. Era un circuito muy exigente, con partes de gran nivel técnico y muy inclinadas. Durante el día de la final, no paró de llover, haciendo que el circuito se embarrase al extremo. Las condiciones no podían ser peores pero aun así los corredores tomaron la salida.


Te puede interesar: Somos Historia: Tomás Misser


La gran sorpresa llegó cuando el joven corredor inglés Danny Hart hizo una bajada que nadie creía posible. ¡Parecía que estaba bajando por una pista seca de lo rápido que iba! No sólo le sacó más de 10 segundos al siguiente clasificado, si no que se permitió el lujo de hacer uno de los whips más históricos que se han hecho en el MTB.

Aaron Gwin en la Copa del Mundo Leogang 2014

Uno de los miedos de cualquier  corredor de DH es sufrir un pinchazo en mitad de la bajada. Bajar con una o dos ruedas pinchadas te deja sin opciones de hacer un buen resultado. Además, es muy molesto, ya que no es un error del corredor, si no que es un fallo mecánico.

Lo normal tras un pinchazo es bajar andando o a muy baja velocidad, ya que la bici se vuelve incontrolable y la llanta sufre todo tipo de golpes. Sin embargo, en 2014, Aaron Gwin nos dejó con la boca abierta. Sufrió un pinchazo durante su manga final, pero siguió bajando lo más rápido posible. Hasta que la cubierta se desentendió de la llanta, y ésta era la que rodaba por el suelo. El corredor americano dio una lección de pilotaje y a la marca de las llantas le hizo una publicidad extra, demostrando lo resistentes que eran.

Josh Bryceland en el Campeonato del Mundo Hafjell 2014

Hafjell es un circuito de DH en Noruega en el que se celebró el campeonato del Mundo de DH. Josh Bryceland había ganado la Copa del Mundo ese año y llegaba al Campeonato del Mundo como uno de los favoritos. El corredor inglés demostró que iba a por todas haciendo los mejores tiempos en los primeros parciales del circuito, hasta que llegó a la parte final, donde había un salto por encima de un puente de madera, al que Josh entró demasiado rápido y se pasó de largo.


Te puede interesar: Somos Historia: el equipo Volvo Cannondale


Pese a que las bicis de DH tienen mucha suspensión, no fue suficiente para amortiguar la caída en el plano. El corredor inglés no se llegó a caer de la bici pero si perdió un par de segundos cruciales. Encima tuvo la mala suerte de romperse el tobillo. Josh cruzó la meta sentado y sin pedalear del dolor que estaba pasando, a tan solo 0,4 segundos del primer clasificado. Josh consiguió la medalla de plata, pero ni siquiera pudo subir al podium ya que le llevaron al hospital nada más cruzar la meta. Después de esta carrera, Josh no volvió a ser ese corredor ganador, si no hubiese entrado en ese salto tan rápido, seguramente hubiese sido el Campeón del Mundo.

Aaron Gwin en la Copa del Mundo Leogang 2015

Leogang es un circuito clásico dentro de la Copa del Mundo, todos los años se disputa una carrera en la localidad austriaca. Es un circuito que mezcla bike park con alguna sección técnica, y en el que se llegan a velocidades más altas.


Te puede interesar: ¿Qué ocurrió…? Cuando Aaron Gwin llegó sin cadena en Leogang


En 2015 ocurrió lo inimaginable. El favorito Aaron Gwin comienza su bajada final y a las dos pedaladas se le parte la cadena, dejándole sin opciones de dar ni un solo pedal durante el resto de bajada. El americano no bajó los brazos, ya que necesitaba el mayor número de puntos posibles ya que estaba luchando por el campeonato. Utilizando todas las inercias y soltando freno, Aaron Gwin dio la sorpresa… ganó la carrera sin cadena. Demostró que en ese momento era el mejor.

Copa del Mundo Mont Sainte-Anne 2017

Mont Sainte-Anne es uno de los circuitos más famosos de DH del mundo. Durante muchos años se ha acudido a este circuito canadiense para celebrar varias pruebas de gran prestigio. Pero 2017 fue especial. Un año en el que había varios corredores luchando por la clasificación general y esta era una de las últimas pruebas del año, por lo tanto tenían que ganar sí o sí.


Te puede interesar: Somos Historia: John Tomac


Durante las bajadas finales de los corredores se puso a llover, por lo tanto los primeros en bajar, que eran los últimos en clasificar el día anterior tuvieron la pista seca y los más rápido de la clasificación del sábado bajaron con la pista mojada, incluso con pequeños ríos de agua. Dentro de estos últimos corredores estaban los que se jugaban el campeonato, como Loic Bruni, Troy Brosnan o Aaron Gwin. Claramente con la pista seca se baja mucho más rápido que con la pista embarrada, pero estos corredores demostraron que todo es posible, batiendo el tiempo que se había hecho con pista seca. Finalmente Aaron Gwin fue el que se llevó la victoria, pero no le quitó méritos a todos los que bajaron con la pista mojada y se colocaron en el top de la clasificación.