Chupado de cadena en una transmisión de doble plato

‘Chupado’ de cadena: cómo evitarlo

El chupado de cadena es una de las averías más comunes (y temidas) en el ciclismo de montaña. Veamos cuáles son sus causas y cómo prevenirlo.

Texto:
Ignacio Cacharrón
Foto:
Archivo
Publicado el 16/12/2020
Chupado de cadena en una transmisión de doble plato

Los bikers curtidos en la bicicleta de montaña durante los años 90 y la primera década de este siglo conocen perfectamente en qué consiste el chupado de cadena. En las monturas con transmisiones de doble (o triple) plato ha sido, tradicionalmente, uno de los problemas más extendidos.

El desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas sobre los materiales y los componentes, así como el auge de las transmisiones monoplato y el montaje de guiacadenas ha limitado la aparición del chupado de cadena, aunque sigue siendo una avería muy común y temida entre los ciclistas actuales.

Además, una de las consecuencias derivadas de la pandemia es la llegada de nuevos deportistas al ciclismo de montaña, neófitos que han  adquirido bicicletas básicas o recuperado sus viejas monturas de doble o triple plato lejos del mejor estado mecánico. Incluso muchos ciclistas de carretera y de gravel encontrarán este artículo particularmente práctico por la composición de sus transmisiones.

¿Qué es el chupado de cadena?

El chupado se produce cuando la cadena se ‘cae’ de los dientes del plato y se encaja entre el propio plato y el cuadro. Es una situación muy delicada porque puede estropear la cadena en el momento de extraerla y, lo más importante, puede dañar el cuadro de forma irreversible. Si además se trata de un marco fabricado en fibra de carbono, el problema se puede agravar.

En la actualidad, además de los citados guiacadenas, existen varias soluciones  para evitar el chupado o proteger el cuadro en caso de que se produzca. Desde abrazaderas hasta placas protectoras en la vaina, pasando por soportes integrados entre el plato y el pedalier muy comunes en las bicicletas de carretera y gravel.

Existen varios motivos por los que se puede producir el chupado de cadena. A continuación vamos a desgranar cada caso con el fin de establecer una prevención adecuada.

Medir la extensión de la cadena

Estiramiento de la cadena

Es uno de los motivos más comunes por los que se produce el chupado. La cadena se ha sobre estirado por el propio uso y los rodillos o bulones que unen cada eslabón no encajan con la huella entre los dientes o espacio inter dental. La presión de la pedalada es la que provoca que la cadena golpee con fuerza el cuadro y se atasque.

· Cómo evitarlo: presta atención de forma periódica al estado de tu cadena y cumple con rigurosidad con la sustitución cuando sea necesario. Recuerda que para saber cuándo es el momento debes recurrir a un medidor específico de cadena. Y ten en cuenta que una cadena nueva necesita ‘asentarse’ en los piñones y roldanas con los primeros kilómetros, por lo que es posible que se estire y se desajuste ligeramente la transmisión.

Desgaste de los platos

Desgaste de los platos

Es una consecuencia del motivo anterior. El estiramiento de la cadena acelera el ‘limado’ progresivo de los dientes de los platos, agrandando el espacio interdental y por tanto impidiendo un correcto apoyo de la cadena en esta oquedad. Esta falta de sujeción con los dientes provoca el salto de la cadena.

· Cómo evitarlo: En primer lugar debemos remitirnos al apartado anterior, un correcto mantenimiento de la cadena evitará un daño prematuro en los dientes de los platos. Pero si ya ha sucedido, no queda otra solución que cambiar el juego de platos o el monoplato por uno nuevo. Recuerda que si cambias los platos debes sustituir también la cadena independientemente de cuál sea su estado.

Línea de la cadena

Cambios extremos

Cruzar la cadena en exceso tampoco ayuda para mantenerla bien asentada en la transmisión. Las combinaciones negativas son aquellas que engranan los platos grandes con piñones grandes o los platos pequeños con las coronas pequeñas. Estos cambios cruzan la cadena y pueden provocar que los eslabones se desalineen respecto al plato, con el consiguiente salto.

· Cómo evitarlo: mediante una correcta gestión de los cambios de la transmisión. Parece una tarea fácil, pero es más complicada de lo que crees, sobre todo cuando rodamos a máxima intensidad. Recuerda evitar estas combinaciones negativas, cruzar la cadena y trata de cargar la menor tensión posible sobre los elementos del cambio.

Ajuste del desviador

Desajuste del desviador

Es otra de las causas ‘estrella’ que provocan el chupado de cadena. El desviador delantero no está correctamente ajustado, roza con la cadena desde la zona exterior y provoca un ‘empuje’ hacia el interior del cuadro. También puede repetirse con el cassette si el cambio trasero tampoco está ajustado con precisión. Una cadena atascada con fuerza entre el cassette y los radios puede ser un verdadero quebradero de cabeza.

· Cómo evitarlo: ajusta el desviador con la aparición de los primeros roces y ruidos desde la transmisión. Recuerda que el estiramiento de la cadena provoca un desajuste de la transmisión. Si no eres capaz de realizar este ajuste de forma precisa, es posible que necesites la intervención de un profesional.

Acumulación de barro

Acumulación de barro

Este caso es más remoto, pero puede suceder, y más en esta época del año en la que abundan las lluvias, la presencia de barro en los caminos y la acumulación de nieve. El barro se acopla entre los dientes de los platos y la cadena, se compacta, se seca e impide que ambos componentes se asienten provocando el salto de cadena. Por supuesto, tal acumulación de suciedad provocará problemas mecánicos en los demás elementos de la transmisión y partes móviles.

· Como evitarlo: es complicado evitar la adherencia de los platos y la cadena con el barro en los meses más lluviosos, dado que por su ubicación están muy expuestos al contacto con los elementos procedentes del firme. Deberás encontrar el equilibrio entre la diversión y la conservación del material. Por supuesto, una vez finalizada la ruta limpia a fondo todos los restos incrustados y sigue a rajatabla estos consejos de mantenimiento para prolongar la vida útil de tu transmisión.

Video recomendado