¿Gafas o máscara para MTB? Las claves para saber cuál elegir

Usar gafas o máscara para practicar mountain bike, no solo es una elección muy personal. Factores como la modalidad que practicas, el tipo de casco que usas y el entorno en el que montas, son determinantes para elegir unas u otras.

¿Gafas o máscara para MTB? Las claves para saber cual elegir
autor mtbpro Alberto Álvarez
autor de las fotos Archivo

fecha27/07/2022


La modalidad es muy importante

Hace años, el uso de las máscaras para mountain bike era algo casi en exclusiva para practicar descenso y para lo que antes llamábamos freeride, que ahora cuesta tanto ubicar de nuevo. Las máscaras se asociaban además a cascos de descenso, con lo que a excepción de pioneros como John Tomac, que iba siempre un paso por delante (Milenials, buscad en Google), lo de la máscara en otras modalidades era anecdótico.

Hoy en día el tema ha cambiado mucho, sobre todo porque muchos practicantes de enduro, ya no salen de casa sin sus gafas de máscara. Lo interesante, es que estas ahora ya son compatibles con los cascos convencionales abiertos además de los integrales, como os comentamos más adelante.

Gafas de Oakley muy ligeras para la práctica del cross country

Por lo general, no verás muchas máscaras en cross country, ni en trail-all mountain, o en otras palabras, en nada menor de 150mm de recorrido. A partir de ahí, si. En cross country, downcountry, trail y all mountain, se busca polivalencia en todos los sentidos a nivel de equipamiento.

Si exceptuamos el cross country que busca la máxima ligereza y minimalismo siempre, en el resto de modalidades que comentaba, el uso de las gafas convencionales es el habitual, porque ofrecen un buen rendimiento en todas las circunstancias y una compatibilidad total con todo tipo de cascos.

Cascos integrales y de enduro con gafas de máscara

La versatilidad del cambio de lentes

Otro punto que hay que tener en cuenta, es que las gafas convencionales te ofrecen en su mayoría, la posibilidad de cambiar las lentes dependiendo del entorno, o usar lentes fotocromáticas que se adaptan de manera automática a las condiciones de luz. Esta opción es válida también para las gafas de máscara, que también ofrecen la posibilidad de cambiar de lente del mismo modo que en unas gafas convencionales.

Fotograma de un video explicando las lentes de las gafas de máscara

En este sentido no hay una mejor que la otra, pero es un factor que tienes que tener en cuenta si estás pensando en usar gafas de máscara y quieres usar varias lentes dependiendo de las condiciones de luminosidad.


Te puede interesar: Siroko H1, máscaras para Enduro y DH


La mayor protección de las máscaras en entorno complicados

Aquí las gafas de máscara tienen más sentido; por eso lo de su uso mayoritario en enduro y por supuesto en descenso. Las gafas de máscara protegen más porque tienen una superficie de lente mucho mayor y su borde almohadillado por dentro y engomado por fuera es más resistente en caso de impacto.

Corredor con gafas convencionales y mucho barro en su rostro

Además, al llevar la goma ajustable que suele llevar también unos refuerzos internos de silicona para que no se resbale del casco, estas permanecen en su sitio por muy bacheada o complicada que sea la zona, protegiendo absolutamente del viento, polvo, agua, ramas y cualquier otro objeto que nos venga a la cara. Otro aspecto importante es el de la protección ante el barro, ya que las de máscara ofrecen mucha mejor protección y con las láminas tipo ‘tear-off’ quitar el barro en marcha es súper eficiente.

Gafas convencionales con un casco de enduro

Las gafas convencionales no solo no tienen tanta superficie de lente para proteger (aunque hay modelos muy grandes enfocados también al enduro y altas velocidades), y aunque se suelen ajustar bien, son más propensas a salirse en caso de caída o a moverse en zonas muy complicadas.

La mayor ventilación de las gafas convencionales

Donde las gafas convencionales tienen uno de sus puntos fuertes, es en la ventilación. Al estar separadas de nuestro rostro y tener solo tres puntos de contacto con nuestra cara, el aire fluye mucho mejor y hace que estas no se empañen (por lo general), ni nos creen sensación de calor o agobio, algo que es difícil de evitar en las gafas de máscara por muy ventiladas que sean.

Casco de enduro con gafas convencionales

Las gafas de máscara tienen un recubrimiento de espuma que contacta con nuestra piel, que nos hace sudar más cuando las temperaturas suben. Además, aunque estas cuentan con orificios de ventilación, si las llevas puestas en zonas de subida o en días muy calurosos en esfuerzo máximo, estas tienen a acumular humedad en su interior y pueden llegar a empañarse. De ahí que muchos usuarios de gafas de máscara opten por quitársela más a menudo y llevarlas en el cuello o en el propio casco, cuando no la necesitan.

Detalle de los orificios de ventilación de unas gafas de máscara

Pero ya sabéis lo que significa quitarse las gafas… En el momento más inoportuno puede que las necesites y no tengas esa protección, si te golpeas con una rama, un insecto o alguna piedra del camino.

No te olvides de la compatibilidad con el casco

Por lo general, los cascos para enduro son modelos compatibles con el uso de las máscaras. De hecho, hay marcas de cascos que también fabrican gafas, que tienen modelos de cascos abiertos que se adaptan perfectamente a sus propios modelos de máscaras. Además, este tipo de cascos también suele contar con detalles como el soporte trasero para colocar la goma de la máscara para que no se mueva. Esto es habitual en los cascos de descenso también. Añadir que por otro lado, no verás a muchos riders con un casco integral y unas gafas que no sean de máscara.

Casco de enduro en combinación con unas gafas de máscara

Lo más interesante, es que los cascos de enduro más voluminosos y con mayor área de protección, te permiten usar tanto gafas convencionales como gafas tipo máscara. Por otro lado, en cascos tipo cross country o cascos más ligeros enfocados a la ventilación y a la ligereza, te será mucho más complicado colocar unas gafas de máscara (sobre todo por su forma trasera) y tampoco tiene mucho sentido si lo que estás buscando es el rendimiento máximo.

Parte trasera de un casco MET de enduro con ajuste de goma para máscara

Otro aspecto que merece la pena nombrar es el de la comodidad. Las gafas de máscara al tener más zona de contacto con la piel como comentábamos antes, tienden a ser algo más molestas no solo por el sudor o el calor, si no también por algunos modelos que cierran demasiado la zona de la nariz y no respiramos tan bién, y otros modelos con una superficie de lente más pequeña, que tienen a reducir la visión periférica lateral, algo que las gafas convencionales suelen tener muy buena visibilidad.

Foto de acción con un casco integral y gafas de máscara

Como conclusión final, si no eres un rider que solo practica enduro o monta en zonas muy técnicas y extremas, no vas a necesitar gafas de máscara en la mayoría de las situaciones. Las gafas convencionales ofrecen muy buena protección por lo general, ventilan mejor, pesan menos y tienen mucha polivalencia, no solo para mountain bike si no también para carretera, gravel y otros deportes.
 


Te puede interesar: Gafas de ciclismo fotocromáticas: Ventajas y desventajas