Cannondale Jekyll 2

Cannondale Jekyll 2

Nuestra protagonista es una bici 100% EWS, una auténtica enduro 27,5" moderna, más agresiva, más estable y con una geometría completamente renovada que no deja lugar a dudas sobre cual será su terreno de juego favorito, en este caso el Big Ride de Castejón de Sos Puro Pirineo. Enduro en el paraíso.

Texto:
Iñaki Gavín
Fotos:
David Agüero
Publicado el 20/06/2017
Cannondale Jekyll 2
Nueva geometría, polivalencia de uso, rendimiento en pedaleo, segura y estable en descensos rápidos, absorción suspensión trasera, manejabilidad y agilidad, bici ready to race. Estética y personalidad 100% Cannondale.
El manillar es demasiado plano. Si viniera de serie con un guía cadena la nueva Jekyll rozaría la matrícula de honor.

Si existe un lugar en nuestro país para endurear con calidad en el que se combina el paisaje de montaña, técnicos senderos en altura, interminables descensos y un incomparable ambiente endurero ese es desde luego nuestro Pirineo.

Si existe un campeonato que combina una perfecta organización, un marcaje y un recorrido cuidadosamente seleccionado y señalizado, un equipo humano fuera de lo normal que brilla con luz propia y un inmejorable ambiente riders/organización ese es sin ninguna duda el Cannondale Big Ride Enduro Series.

Si estos dos componentes los unes y los «agitas convenientemente» el resultado es el enduro perfecto, es decir, la segunda prueba de Big Ride Enduro Series en Castejón de Sos Puro Pirineo, posiblemente la mejor carrera de enduro de todo el calendario nacional.

Ya sé que lo que acabo de decir no es nada nuevo y que cualquier aficionado al trail/all-mountain/enduro en alta montaña lo sabe de sobra, bien porque lo ha disfrutado en primera persona o bien porque conoce a alguien que ya ha estado y le ha contado la experiencia.

Puro Pirineo, Puro Enduro

Es inevitable, todos, de una manera u otra, ponemos precio a las cosas, hay ciertas cosas por las que pagaría lo que fuese por volver a hacer y, sin embargo, hay otras que pagaría lo que fuera por no tener que volver a hacer.

Montar en bici por Pirineos es de las primeras, si fuera necesario pediría un crédito cada fin de semana para hacerlo. Cuando surgió la idea de correr Big Ride Open de España de Enduro en Castejón de Sos con la nueva Cannondale Jekyll 2 mi respuesta fue inmediata, hay cosas que no hay que pensar, simplemente hacerlas y disfrutarlas.

El Cannondale Big Ride Castejón de Sos es la segunda prueba del Open de España de Enduro, y desde el nacimiento de Big Ride es una prueba fija en el calendario. Física y técnicamente es bastante exigente, pero realmente tampoco me preocupa mucho, para mí el verdadero aliciente es volver a rodar por los alucinantes senderos de Puro Pirineo y de paso volver a saludar a la gran familia Big Ride con los que tanto disfruté en la primera edición de Trans Nomad a mediados de septiembre.

Estas son fechas de presentaciones, muchos viajes y pocas horas para montar, últimamente apenas he podido hacer enduro, así que no me vendrá mal un poco de caña para volver a coger el ritmo y de paso volver a recordar el sonido de las bridas al apretarse junto al manillar al poner el dorsal

Es la ventaja de correr por placer, tengo muchas ganas de volver a subirme en la nueva Cannondale Jekyll 2 que tan buen sabor de boca me dejó hace apenas un par de meses en la presentación en Finale Ligure.

La nueva Cannondale Jekyll

Sabíamos que existía, sabíamos que Cannondale llevaba trabajando con sus equipos de pruebas durante mucho tiempo y habíamos visto a Jerome Clementz correr con la nueva Cannondale Jekyll en las EWS y Andes-Pacífico. La temporada pasada ya se filtraron algunas fotos que nos dejaban ver cómo sería la bici.

Eran unidades aún en estado de prototipo pero con aspecto de bici casi «definitiva», la temporada finalizó y en el catálogo del fabricante americano no había rastro del nuevo modelo Jekyll, nuestro gozo en un pozo, deberíamos esperar otro año más…

Por fin llegó la primavera y la nueva Cannondale Jekyll se presentó en sociedad. Nuestra protagonista es una bici 100% EWS, una auténtica enduro 27.5" moderna, más agresiva, más estable y con una geometría completamente renovada que no deja lugar a dudas sobre cual será su terreno de juego favorito.

La nueva Jekyll de Cannondale es ahora más larga y estable gracias al aumento del tubo horizontal, el reach ha crecido en las cuatro tallas en las que está disponible (44,7 cm en talla M), el ángulo de dirección se abre hasta los 65º y el compacto triángulo trasero viene con unas cortísimas vainas traseras de tan solo 42 cm, posiblemente las más cortas de su categoría, el seat tube se «verticaliza» hasta los 75º para asegurar eficiencia y buena respuesta pedaleadora. El recorrido de las suspensiones crece hasta los 170/165 mm delante/atrás.

Hace apenas un par de meses, durante su presentación oficial, en los panorámicos y técnicos senderos de Finale Ligure, ya nos dimos cuenta del enorme potencial endurero de la nueva Cannondale Jekyll, tan solo nos quedaba esperar el momento para probarla a fondo y conocer sus secretos. En MTBpro no se nos ocurrió una forma mejor de probar y sacar lo mejor de la nueva «criatura» de Cannondale que inscribirnos a un auténtico enduro como Big Ride Castejón de Sos y poder comprobar en primera persona todo el potencial de la nueva Cannondale.

Cannondale Jekyll 2

Por fin viernes, recojo a David, el fotógrafo y salimos pitando, dejamos Madrid en plena ola de calor con la esperanza de encontrar temperaturas más agradables según vayamos ganando altura.
Una rotura en nuestro coche nos obliga a tener que volver al «infierno en llamas» que era Madrid aquella tarde y a «pedir» prestado al dire, Luis, su coche para poder seguir el viaje. Llevamos muchas horas de retraso, espero que no sea un mal augurio de cara al fin de semana. Menos mal que la gente del Hotel Diamó de Castejón, donde nos alojamos, nos esperaron despiertos y nos lo pusieron fácil para no perder más tiempo… Menos mal, ya me veía pasando la noche en el coche.

Después de casi tres horas de constante pedaleo con la nueva Cannondale Jekyll y, tras 18 km de subida, estamos a 2.200 m, aún queda algo de nieve en las cumbres de las montañas

Acostarse tarde y madrugar no es una buena combinación pero en este caso no queda más remedio, toca hacer fotos y rodar las especiales que me dé tiempo. Mi plan es hacer tres de los cuatro tramos del recorrido y quedar en algún punto accesible con David, para poder hacer algunas fotos de acción a la nueva Cannondale Jekyll. Las dos primeras especiales están casi seguidas, el «único» problema es que para llegar hasta ellas hay que meterse 1.100 m de desnivel y casi tres horas de pedaleo.

 

Según voy subiendo y sudando a mi «disco duro» empiezan a llegar las sensaciones y recuerdos que acumulé durante la toma de contacto en Italia en la presentación de la nueva Cannondale Jekyll, la bici pedalea y sube increíblemente bien. Los bloqueos de la suspensión trabajan a la perfección y te facilitan mucho el trabajo, el ritmo de pedalada es fluido y la velocidad se mantiene de manera natural. No es de esas bicis de enduro que se «pegan» al suelo y que te vacían muscularmente tanto que al llegar arriba no te queda «power» para apretar en la bajada.

Aprovecho la larga subida y los cambios de terreno para combinar y comprobar el funcionamiento de la nueva suspensión y de los dos recorridos de suspensión que tiene la nueva Cannondale Jekyll. El modo Hustle acorta el recorrido del amortiguador Fox, dejándolo en 130 mm, y endurece el tarado, lo que te hace pedalear con más comodidad y efectividad en senderos mixtos o zonas de más pedaleo.

Después de casi tres horas de constante pedaleo y tras 18 km de subida, estamos a 2.200 m, aún queda algo de nieve en las cumbres de las montañas. Ropa seca y un buen trago de agua, las vistas te hacen olvidar de un plumazo el calentón y ya solo piensas en ponerte de nuevo el casco y empezar a disfrutar.  

Los dos primeros tramos son largos y exigentes, la Cannondale Jekyll es rápida y estable, cuando llega la hora de soltar frenos las suspensiones aportan todo el control y la confianza que necesitas y al manillar llega siempre una sensación de seguridad que tranquiliza mucho cuando ves pasar los árboles y las piedras a toda velocidad junto a ti.

En las zonas trialeras y reviradas la nueva bici de Cannondale entra con tan solo poner la vista en la trazada que has elegido. La parte delantera es ágil y rápida, sin embargo no hay pérdidas de apoyo cuando necesitas que la nueva Jekyll pise y muerda con decisión el terreno.

En la parte baja del tramo 2 me encuentro con el fotógrafo y aprovecho para descansar, beber y para hacer algunas fotos. Mis brazos echan humo y noto la falta de ritmo de carrera con respecto al resto de corredores.

Dejando las carreras atrás, el enduro social es adictivo y más placentero

Hace tiempo que dejé de ir a carreras pero tengo que reconocer lo bien que me lo paso cuando esporádicamente vuelvo a alguna. El ambiente es diferente, compartes trazadas, vuelves a encontrarte con viejos amigos, hablas de bicis, de más bicis, de la vida, durante los enlaces da tiempo a todo… Resumiendo, hacer «enduro social» es adictivo y para mí es mucho más placentero que el estresante día de la carrera donde apenas queda tiempo para disfrutar y pasar un buen rato con la gente a la que le gusta lo mismo que a ti.

Me encantas estas «macrocenas» con gente del norte, del sur, de todos los rincones, mesas alargadas, tipo boda... Al final son estos momentos los que hacen que vuelvas y que te enganches a las carreras

Sin apenas darme cuenta he llegado a la especial 3, muy rápida, con muchos cambios de luz, algún tramo de exigente pedaleo entre medias y algunos pasos en los que no puedes dudar. Voy ganando confianza con la nueva Cannondale Jekyll y poco a poco me siento mucho más integrado con ella. Antes de la carrera salí varias veces por los senderos de la sierra de Madrid y no terminé de sentirme cómodo con el manillar tan plano y tan ancho (80 cm) que traía de serie la bici.

A última hora decidí ponerle uno de 76 cm con mayor altura y la bici cambió completamente, gracias a esos cm extra de altura mi posición mejoró y la confianza sobre la nueva bici de enduro de Cannondale se multiplicó, mejoré la entrada en curva y gané mucho control, sobre todo en giro cerrado a baja velocidad.

El último tramo lo dejo para «otra vida», no me queda tiempo y debemos terminar las fotos. «No problem», iré a vista, es mucho más emocionante y de paso me guardo una buena excusa para cuando mis hijos me pregunten por qué no gané…

Con la nueva Cannondale Jekyll no todo es bajar

Gastamos los últimos rayos de sol en el fotogénico puerto de Sahún y disfrutamos de sus maravillosas vistas hasta que el sol decide irse a dormir. Tras un pequeño descanso después de todo el día sin parar, recogemos el material, cargamos la bici y nos bajamos a Castejón a cenar con el resto de compañeros y amigos.

Me encantan estas «macrocenas» con gente del norte, del sur, de todos los rincones, mesas alargadas, tipo boda, en los que siempre hay un barullo tremendo y en los que cada uno deja volar su imaginación y se marca objetivos para la carrera, comentas con el que está sentado frente a ti cómo le ha ido, tú le cuentas como te has sentido, expectativas, hablas de bicis, de planes, del verano en los Alpes o Andorra, cotilleos y chascarrilos… Al final son estos momentos los que hacen que vuelvas y que te enganches a las carreras. El día no da para más, mañana toca madrugar.

Ya sé que suena a tópico, a excusa o no sé qué más, pero en mi caso es la verdad, para mí el regalo es estar aquí, con la misma ilusión que hace más de 25 años que corrí mi primera carrera de MTB, con una bici que funciona de lujo, rodeado de amigos y trabajando en algo que me gusta. Te lo creas o no, la carrera es lo de menos.

Mi salida es a las 8.00 así que ha tocado madrugar. Al menos hace mejor temperatura que ayer, la subida me la tomo con tranquilidad pero sin bajar la guardia, el tiempo máximo es de 2.45 h y cualquier problema inesperado te puede hacer penalizar tiempo.

Llego arriba, bebo agua, mientras me preparo David hace unas fotos, me ajusto las protecciones y me lanzo cuesta abajo. Ayer hice unos pequeños ajustes en las suspensiones y hoy la nueva Cannondale Jekyll va aún más pegada al suelo que ayer. Las suspensiones, en especial la trasera, se lo traga todo, es una pasada sentir cómo trabaja ante cualquier cortado inesperado, tramos de piedras y raíces o en pasos trialeros, sin duda es de las mejores cualidades de la nueva Cannondale.
Es un tramo muy largo, los «buenos» emplean alrededor de 10 minutos en hacerlo y los mortales como yo lo hacemos en el entorno de los 13/15 minutos... ¡Llegas con los brazos al rojo vivo!

La nueva Cannondale Jekyll es la bici de enduro actual con las vainas más cortas, facilidad a la hora de pasar a «manual», zanjas, o cambios de trazada en mitad del sendero

La nueva Jekyll de Cannondale es la enduro actual con las vainas más cortas del mercado, eso se traduce en una facilidad asombrosa a la hora de pasar «a manual» zanjas, dobles, rasear badenes o saltos o hacer cambios de trazada en mitad del sendero. La posición de conducción está muy conseguida, más aún después del ligero ajuste personal del manillar que le hice, la bici es reactiva y te invita a jugar y a conducir al ataque.

Con respecto a la elevada ubicación del amortiguador, pensé que iba a influir de manera negativa en el reparto de pesos, pero en dinámico tengo que reconocer que en ningún momento noté sensaciones extrañas o algún tipo de inercia negativa relacionado con la ubicación de amortiguador.

Termino la especial 2 y salgo hacia la 3, a mitad de camino, en el pequeño pueblo de Bisaurri me encuentro con que la organización ha montado una auténtica «enduro-party» con avituallamiento completo, música, servicio técnico para bicis y hasta una zona chillout donde reponer fuerzas y poder ver los tiempos de carrera… ¡Genial! La verdad es que Guti y su equipo saben cómo tratar a los corredores y montárselo bien con detalles como este…

Después beber y comer algo, pedaleo con fuerzas renovadas rumbo a la T3. Estoy en el ecuador de la carrera y no me he enterado de nada, se me está pasando volando, tan solo quedan los tramos 3 y 4, en teoría algo más cortos y con los enlaces más rápidos que los anteriores.

La Jekyll es mi amiga, la Jekyll me cuida

Voy ganando altura poco a poco y adelanto varios pilotos que deciden bajarse de la bici y hacer las partes más exigentes del enlace andando para no desgastarse mucho. Es en estos momentos donde te das cuenta de lo importante que es buscar el equilibrio en una bici, sobre todo en una disciplina como el enduro, donde hay que pedalear duro tanto en el llano como en subidas y muchas veces también en mitad de una especial.

Puedes llevar un pepino «armado» hasta los dientes para bajar pero si durante la aproximación llegas muerto físicamente de nada te servirá lo bien que baje ya que si la bici es muy exigente, a menos que seas un portento de la naturaleza, al final te empezará a «caer» tiempo en los tramos de pedaleo y no ganarás ni un segundo.

Termino la subida y llego a la especial 3, estoy físicamente entero y gran parte de «la culpa» la tiene la nueva Cannondale Jekyll gracias a su postura y a su pedaleo natural y súper eficiente. Bajando a fondo tampoco es una bici súper radical que te castigue ni te machaque físicamente (salvo los puños, que me parecieron excesivamente duros para una bici de este tipo).

Lógicamente cuando vas a fuego siempre consumes más «gasolina» que cuando solamente te dejas caer, pero en comparación a lo rápida que es la nueva Cannondale no es una bici crítica ni exigente físicamente.
Termino la T3 con buenas sensaciones, el tramo es una pasada, con secciones rapidísimas en los que la nueva Cannondale Jekyll me ha demostrado lo estable y segura que es en este tipo de terreno.

A pesar de no acordarme de nada de lo que vi ayer (si lo llego a saber me hubiera ahorrado el calentón...), en este tramo he soltado algo más los frenos y me he encontrado totalmente acoplado a la bici, las sensaciones han sido muy buenas.

En un sendero divertido y revirado la nueva Jekyll se siente como pez en el agua, con un rápido paso por curva, sin latigazos y el tren trasero siempre pegado al suelo.

Tan solo queda una especial para acabar la carrera, el enlace es corto pero peleón, tardo poco en llegar, estoy empapado, hace muchísimo calor pero a estas alturas ya todo da igual. Me preparo... 3,2,1… ¡Allá vamos! Es un sendero súper divertido y muy revirado en el que la nueva Cannondale Jekyll se siente como pez en el agua, la bici tiene un paso por curva rapidísimo y siempre noble, nada de latigazos ni bandazos, el tren trasero siempre va pegado al suelo y cuando derrapa siempre lo hace de manera controlada y progresiva.

Gracias a su aplomo con la nueva Jekyll podrás apurar aún más tus referencias de frenada en cualquier tipo de terreno y ganar esos segundos que son los que marcan la diferencia.

Paso la célula del crono y respiro, se acabó. ¡Ha sido increíble! Me lo he pasado en grande.

Un «finde» perfecto. Una carrera con un ambiente incomparable, Big Ride nunca falla, Pirineos y sus senderos son el paraíso para el all-mountain, todo ha salido a la perfección.
La nueva Cannondale Jekyll es una enduro rapidísima, estable y súper segura en bajadas a fuego, increíblemente ágil y manejable y que además pedalea con la misma eficacia que la mejor de las bicis trail del mercado con la ventaja añadida de que no es una bici exigente físicamente o que necesites ser un súper pro para hacerla correr.

En manos de «weekend riders» es una bici 100% race, súper efectiva y muy divertida. Posiblemente sea la bici de enduro actual con mejor rendimiento en cuanto a bloqueos y efectividad en pedaleo.
La nueva Cannondale Jekyll es una nueva enduro con excelentes acabados, rápida y segura, con un comportamiento brillante en cualquier tipo de terreno, personalidad 100% Cannondale, muy polivalente y con argumentos suficientes para entrar de lleno en la lucha por reinar en el competido segmento del enduro.

Ahora toca volver a casa y saborear este intenso fin de semana. Vuelvo con la sonrisa en la cara, los antebrazos echando humo y deseando volver al paraíso del enduro en Pirineos.

Hasta pronto, Big Ride.

Cosas de la familia Jekyll

Cannondale Jekyll 2

La Cannondale Jekyll 1 es el modelo tope de gama, es el montaje con el que estuvimos montando en el mes de abril durante la presentación en Finale Ligure. Cuadro Full Carbon BallisTec. Horquilla Fox Float 36 Factory, amortiguador Fox Factory Float X Evol, nuevas ruedas HollowGram de carbono, tija telescópica RaceFace Turbine, cubiertas Maxxis Minnion DH 2,5", bielas Truvativ Descendant Carbon, Sram Eagle, frenos Sram Guide RSC.

Un auténtico pepino con un montaje espectacular. 13,1 kg en talla M. 7.499 €.


El modelo Jekyll 3 comparte cuadro con la Cannondale Jekyll 2, la horquilla es una Fox Float 36 Performance, el amortiguador es un Fox Float Performance DPS. Los frenos son Shimano SLX y el cambio trasero es Shimano XT 1x11 con bielas Cannondale Si. Las ruedas son WTB Frequency Race i29. 14,3 kg en talla M.


Cannondale presenta un único modelo en aluminio, el Jekyll 4 aunque mantiene la bieleta de carbono que utilizan el resto de sus hermanas de gama. La horquilla es Fox Float 36 Performance y el amortiguador trasero es un Fox Float Performance. Las ruedas son WTB STP i25, frenos Shimano Deore y grupo Shimano SLX 11v con bielas Cannondale Si. 15 kg en talla M. 2.999 €.

Todos los modelos de la gama llevan grupos 1x y están disponibles en cuatro tallas: S, M, L, XL.

Detalles de la bici

Cannondale Jekyll 2 - Ruedas

Las ruedas WTB Frequency Team i29 de 29 mm de ancho interno, tubeless ready y 32 agujeros son rígidas, cómodas, tienen una buena calidad de rodadura y, después de haber soportado los entrenamientos y la carrera de Castejón de Sos sin pestañear, también puedo asegurar que son muy fiables y duras como piedras.

Las cubiertas Maxxis Minion DH, de 2,5” delante y 2,4” detrás, aportan agarre y mucha seguridad tanto en el paso por curva como en apoyos de cualquier tipo. Las he probado tanto en mojado como en seco siempre con muy buena respuesta en tracción y en aguante de frenada o cambios bruscos de trazada.

Cannondale Jekyll 2 - Frenos

Un motivo más para bajar fuerte y apurar siempre un poco más cada bajada es saber que los frenos Sram Guide RS de la Jekyll nunca te van a dejar tirado y siempre van a responder con contundencia pero sin brusquedades o peligrosos bloqueos.

Los Guide RS son fáciles de regular, potentes, se dosifican perfectamente y su respuesta es siempre muy estable y lineal, independientemente de la longitud o duración de la bajada. Los discos son de 200/180 mm delantero-trasero.

Cannondale Jekyll 2 - Grupo

Complicado encontrarle pegas al Sram X01 Eagle, funciona con la misma precisión y rapidez que el X0 de «siempre» pero con la enorme ventaja de tener ese piñón de 50T que es prácticamente un seguro de vida cuando el terreno se pone muy cuesta arriba, tramos de enlace largos o simplemente si estamos bajos de forma y el 1x11 se nos queda corto.

Las nuevas bielas Truvativ Descendant son rígidas y estéticamente preciosas.

Cannondale Jekyll 2 - Horquilla

La horquilla Fox Float 36 Performance Elite Fit 4 de 170 mm de recorrido ha sido una agradable sorpresa en términos de rendimiento y comportamiento. Suave, sensible, rígida y muy precisa.

El bloqueo es perfecto para dar pedales y no gastar más fuerzas que las necesarias, las posiciones intermedia y abierta actúan de manera eficaz aportando mucha estabilidad y confianza a todo el tren delantero de la bici.

Cannondale Jekyll 2 - Amortiguador

El amortiguador Fox Float X Performance Elite Evol de 165 mm con tecnología Gemini (desarrollado en colaboración con Fox) y medida métrica tradicional tiene un equilibrio perfecto entre sensibilidad y absorción a lo largo de sus 165 mm de recorrido.

En la posición Flow, es decir, con todo abierto, la trasera de la bici se traga y absorbe literalmente todo lo que encuentra a su paso de manera asombrosa, consiguiendo unos niveles de seguridad elevadísimos. En posición Hustle, el tacto general de la bici se endurece y pierde esa suavidad y absorción de la que antes hablábamos pero gana en eficiencia y rapidez a la hora de pedalear o acelerar en senderos mixtos o tramos de pedaleo puro.

Cannondale Jekyll 2 - Suspensión trasera

Otra de las principales novedades es el nuevo sistema de suspensión. Se pone fin al sistema Pull Shock y desaparecen los amortiguadores Fox con tecnología Dyad RT2. Fruto de la colaboración entre Fox y Cannondale nace un nuevo amortiguador de doble recorrido y nueva tecnología denominada Gemini. Este amortiguador, 77 g más ligero que el Fox Dyad RT2, nos va a permitir dos posiciones de uso, Flow y Hustle.

En la posición Flow el amortiguador va completamente abierto y utiliza los 165 mm de recorrido con total libertad y con un marcado carácter lineal. En la posición Hustle el recorrido se reduce hasta los 130 mm mediante un espaciador de volumen de la cámara interna, el tarado se endurece y la curva de progresividad aumenta para ser más eficiente en tracción, subidas, tramos de pedaleo y terreno mixto en los que necesitemos aceleraciones o sprints rápidos y enérgicos.

En cada una de las dos posiciones, Flow o Hustle, el amortiguador Fox Float X mantiene la posibilidad de llevarlo en las tres posiciones habituales (abierto, intermedio y cerrado). Una idea brillante y que, después de probarla durante todo el test y también en Big Ride Castejón, me ha convencido completamente. El cambio de una posición a otra se hace mediante el pulsador situado en la parte derecha del manillar.

Cannondale Jekyll 2 - Tija y sillín

La nueva tija telescópica Race Face Turbine de 125 mm en talla S (150 mm en tallas M, L y XL) tiene una buena extensión y una compresión suave y lineal en todo el recorrido, nada que objetar.

El pulsador es cómodo y está perfectamente integrado en el manillar. El sillín Fabric Scoop Elite con raíles de Cromoly es cómodo, firme y estéticamente está muy bien rematado

Cannondale Jekyll 2 - Cuadro

Nada que ver con la anterior versión, todo es nuevo en esta Jekyll 2.

El cuadro de carbono, Ballistec, con trasera de aluminio, lleva cableado interno con un ingenioso sistema que nos permitirá modificar la entrada de los cables en función del montaje de nuestra bici para que no nos sobren o nos falten huecos y que además estos no produzcan molestos ruidos o vibraciones, protecciones en la vaina derecha, preinstalación para grupos y suspensiones electrónicos, protección de carbono integrada en el tubo diagonal, portabidón en el tubo vertical en todas las tallas, posibilidad de montar cubiertas de hasta 2,6", anclaje de guía cadena ISCG5, ejes Boost, nueva bieleta de carbono más rígida y ligera (de serie en todos los montajes), anclaje de freno Flatmount y ejes pasantes en los puntos de giro con el sistema LockR.

Info



Peso

13,5 kg (talla S)

Precio

5.999 €

Texto:

Iñaki Gavín

Fotos:

David Agüero

Publicado el 20/06/2017

Etiquetas: