Test de la Woom 3 en MTBpro

Test: Woom 3

Si eres padre o madre y no quieres que tu hijo te gane al sprint o en una trialera en un par de años deja leer. Y es que la Woom 3 es la bici perfecta para que tu hijo monte como tú nunca pudiste hacerlo con la bici que siempre soñaste.

Texto:
Luis M. Del Cerro
Fotos:
Mariano Herranz
Publicado el 10/12/2018
Test de la Woom 3 en MTBpro
Peso. Soluciones técnicas muy efectivas para niños. Perfectas para facilitar transiciones entre tipos de bici y buenas primeras experiencias. Materiales de alta calidad en todo el montaje.
Pata de cabra y timbre como accesorios que hay que comprar aparte.

Sí, lo sé, no soy el niño de la foto. Pero tampoco creas que todo lo que voy a escribir me lo invento. Este test es un poco especial porque con mi edad, mi peso y mi estatura difícilmente puedo moverme encima de una Woom. La ventaja es que tengo buenas fuentes: Andrea, Nico y Tristán (nuestro rider de las fotos). He visto como Andrea y Tristán manejaban sus Woom 3 y Nico su Woom 2. Y los tres me han contado sus sensaciones y, os diré, que con soltura.

En todo caso, no nos adelantemos y hablemos primero de la marca porque es probable que nunca hayas oído hablar jamás de ella. No la verás en Copa del Mundo, tampoco en las Enduro World Series. Los austriacos de Woom decidieron que su público objetivo iría del año y medio a los catorce. Y para convencer a los niños y a los mayores (que son los que pagan) utilizaron un argumento de peso. Y nunca mejor dicho, porque su principal argumento es la ligereza. Las Woom son posiblemente las bicis de niños más ligeras del mercado.

Test de la Woom 3 en MTBpro

El peso es clave

Sí, el peso es uno de los factores importantes a la hora de elegir la bici de un niño. Y es que de él depende gran parte de las primeras experiencias que tenga sobre una bici. Y te puedo asegurar que estas primeras experiencias son las que pueden convertir una iniciación idílica en el ciclismo en una huida hacia el patinete o tener que recurrir a los dichosos ruedines.

Para darnos cuenta de lo que supone el peso en una bici de niños te diré que algunas de las bicis más vendidas en este segmento pueden pesar entre 8 y 10 kilos para una bici pensada para niños de cuatro a seis años. En fin, que tu hijo o hija podría acabar con una bici que pesa lo mismo que la de Nino Schurter o Jolanda Neff. Imagina la relación entre el peso y fuerza de tu hijo y el peso de la bici. En el caso de la Woom 3 que estamos probando nos quedamos en menos de 5,4 kilos.

Test de la Woom 3 en MTBpro

Para conseguir ese peso, una de las claves son los materiales. La Woom 3 se ensambla alrededor de un cuadro de aluminio 6061 que, por cierto, tiene unos acabados impecables. El aluminio también está presente en otros componentes como la tija, la potencia, las llantas y bujes o los cierres. En otras bicis para estas edades el acero es el material preferido pero no precisamente el acero Columbus o Tange que nos hacían soñar en los noventa.

Test de la Woom 3 en MTBpro

Ya que hemos empezado a hablar del cuadro, no nos vayamos muy lejos y toquemos el tema de la geometría. Es una tema espinoso pero en el que muchas marcas han ido mejorando mucho con el tiempo. Se ha pasado de “empequeñecer” bicis de mayores a darse cuenta de que la postura ideal para un niño poco o nada tiene que ver con la que usa un adulto. Sobre todo, si quiere aprender a montar en bici de una forma sencilla y sin visitas a urgencias. En una marca especializada en bicis para los más pequeños no hace falta decir que todo esto está más que pensado.

Woom 3 en MTBpro

En la Woom 3 se ha cuidado otro factor fundamental para los niños y las niñas que están aprendiendo: la seguridad. Se mantienen en una posición de pedaleo relativamente baja y además la línea del cuadro facilita que se suban y bajen con mucha facilidad. Si nos vamos a la parte delantera hay un toque “BMX”. Potencia corta y manillar de doble altura. Con la potencia corta aportas una gran sensación de seguridad y maniobrabilidad. A partir de ahí solo tienes que jugar con el ángulo del manillar (tienes un rango de 10º) para modificar la postura en función de la pericia y talla del niño o la niña. Ese cambio, hacia delante o hacia atrás, cambia la bici y la experiencia del niño completamente.

Estas aptitudes deportivas han convertido la Woom en la bici que Tristán utiliza en sus primeras clases en la escuela de BMX del Bikepark Barajas. Y es que la clase y técnica que muestra en las fotos no se aprende sola.

Todo bajo control

Nos quedamos en el manillar para hablar de los frenos. Otro punto en el que las bicis de niño han ido avanzando. La forma en que cada marca trata este aspecto dice mucho de si se toman en serio este segmento o no. En el caso de la Woom 3 han apostado por unos frenos V-brake que aportan potencia más que suficiente pero, si de algo depende la calidad de la frenada en una bicicleta como esta es en la ergonomía de la maneta. Y aquí Woom vuelve a demostrar que sabe lo que hace. La maneta está pensada para la mano de los pequeños en diseño y tamaño, pero lo mejor es que tiene una rueda de regulación muy fácil de accionar para alejar o acercar la maneta al manillar. Que cualquier elemento de ergonomía pueda cambiarse rápidamente en una bici para niños es algo que se agradece en unas edades en las que el rápido aprendizaje del niño y la obsesión porque tenga una buena experiencia hace que estemos experimentando con muchos de los ajustes.

Test de la Woom 3 en MTBpro. Detalle del manillar.

Otro detalle de calidad es que la maneta y las pastillas del freno trasero son verdes. Ahora no te acuerdas porque el “olvido freudiano” ha hecho su trabajo, pero sufriste para dejar grabado a sangre y fuego en tu mente cuál era el freno delantero y cuál el trasero, cuál era la derecha y cuál la izquierda. Y lo hiciste con la presión de saber que el freno delantero tenía más peligro que Gargamel. Ojalá hubiera tenido una maneta verde a la que confiar mi vida en una de esas bajadas empedradas del pueblo de mis padres. Hubiera sido más fácil recordar algo así como “primero frena con la verde y luego con la otra” que andar preguntándome “¿cuál de los dos frenos es el que no debo tocar ahora?”.

Test de la Woom 3 en MTBpro

La potencia justa

Estamos hablando fundamentalmente de la Woom 3 pero te cuento un detalle de la Woom 2. Es la bici con la que los niños y niñas que vengan de una “balance bike” deben comenzar su experiencia con pedales. Como padre, he vivido con miedo la transición de ir sin pedales a empezar con los pedales. He mantenido lejos de mí esa tentación diabólica como son los ruedines pero reconozco que hay momentos en que te susurran al oído prometiendo un mundo mejor, una infancia sin tiritas… Aunque sabes que, a cambio, puedes tener un niño con menos equilibrio, menos habilidad y una peor experiencia inicial sobre la bici.

Woom 3 en MTBpro

El diseño y geometrías de bicis como la Woom 2 o incluso la 3 facilitan las cosas pero hay otros detalles que también son importantes. Tal vez, el principal, sea la transmisión. Platos y piñón con los dientes justos y unas bielas cortas y ergonómicas: el niño mueve enseguida la bici y mantiene el ritmo sin problemas. Sin duda, esa es una de las claves para ver a un niño como Nico empezar a dar pedales sin incidentes en apenas una tarde y arrancarse a “esprintar” de pie a las pocas semanas. También es una buena configuración cuando toca atacar los primeros repechos. Son de ayuda las ruedas de 14" en el caso de la Woom 2 y de 16" en la Woom 3 con unas cubiertas de buena calidad y banda reflectante.

Detalles que enamoran

Una cosa que nos ha gustado de la Woom es que aplican un montón de soluciones interesantes a los más pequeños. En MTBpro estamos acostumbrados a ver cómo las marcas buscan brindar las mejores soluciones para conseguir el mejor rendimiento a la mayoría de los ciclistas. Y es algo que nos encanta. Pero también es muy ilusionante y llamativo cuando encuentras una marca que pone todo los recursos en brindar soluciones para los niños y niñas que están empezando. Pueden parecer ideas o tecnologías sencillas, pero marcan la diferencia.

Woom 3 en MTBpro

Una de mis preferida, y de Andrea, es el tope de dirección. Es una correa sujeta con gomas que hay justo detrás de la horquilla. Andrea no tiene mucha fuerza en los brazos y, en más de una ocasión, ha tendido a cerrar el manillar en sus primeras experiencias en el pumptrack. El tope ayuda a evitar o corregir muchos de estos “cierres” y eso le ahorra sustos y caídas. Como te podéis imaginar, es también otra fan del “freno verde”.

Tope de dirección de la Woom 3

En las Woom de 2019 también encontramos unos puños ergonómicos que delimitan muy bien el final del manillar y hacen que el niño coloque la mano en el punto justo de control. Así tenemos controlados dos puntos claves del manejo de la bici.

Detalle de la transmisión de la Woom 3Otro elemento que llama la atención es el ¿cubrecadenas? Es muy difícil de explicar por lo que te animamos a que eches una vistazo a las fotos. En lugar de esconder la cadena tras una aparatoso carenado, en Woom ha instalado un protector articulado ¡a la propia cadena! La solución perfecta para evitar manchas y que los peques metan la mano donde no deben.

El sillín también tiene su miga. Es muy cómodo, tiene el tamaño perfecto y es transpirable. Andrea, que es más rutera, está encantada con él. Y para acabar, si tienes la oportunidad de ver y tocar una Woom fíjate en uniones, aprietes y tuercas: verás que la mayoría de ellos están redondeados para evitar arañazos o heridas.

Woom 3 en MTBproSi decides comprar una Woom 3 a tu hijo puede que te sorprenda el precio… o no... Si nos sigues y nos lees, sabes de bicis, por lo que conoces lo que cuesta una buena bicicleta. Solo tienes que coger el precio y escalarlo al tamaño y edad de tu hijo. Una bici tan ligera, con buenas soluciones y diseño tiene un precio que solo puede escandalizar a ese amigo o vecino “muggle” que no sabe lo que es disfrutar pedaleando cientos de kilómetros sobre una bici, que no conoce a cuánto se paga el gramo de Kashima y que, sobre todo, ve la bicicleta como un juguete más en lugar de como un deporte o un estilo de vida.

La bici que soñamos

Que muchos de nosotros disfrutemos del ciclismo de montaña es un milagro si tenemos en cuenta que aprendimos sobre bicis que parecían hechas para que las odiáramos. Acero a discreción, platos más grandes que los de Indurain, amortiguadores con muelles de acero y frenos que solo se podían accionar con una prensa hidráulica. Así pasamos muchos veranos en el pueblo y en la playa.

Woom 3 en MTBpro

Si nosotros seguimos pedaleando a pesar de haber empezado así me gusta imaginar cómo lo harán los que han empezado y empezarán con una bici como la Woom. Son bicis pensadas para los que empiezan no solo en un deporte sino también en una forma de moverse por su ciudad. Bicis como esta Woom 3 no me hacen disfrutar porque no puedo montar en ellas pero consiguen cargarme las pilas de optimismo. Porque me muestran que hay gente que hace las cosas bien para que niños y niñas sean mejores ciclistas que nosotros. Andrea, Nico y Tristán ya están cerca de conseguirlo.

La familia Woom Bikes:

En el caso de las Woom podemos decir que tenemos una bici para cada edad. Si sigues el “camino Woom” puedes ir desde la Woom 1 hasta la 6. O, lo que es lo mismo, desde el año y medio hasta los catorce. Desde las ruedas de 12" hasta las de 26".  Si te decides a pasar a echar un vistazo por su web no te pierdas también los componentes y accesorios para niños.

Woom 1 |1,5-3,5 años | 179 €
Woom 2 | 3-4,5 años | 299 €
Woom 3 | 4- 6 años |339 €
Woom 4 | 6-8 años | 419 €
Woom 5 | 7-11 años | 469 €
Woom 6 | 10-14 años | 519 €

Detalles de la bici

Detalle de la transmisión de la Woom 3 en MTBpro

Sin duda uno de los grandes aciertos de esta Woom 3. Gracias a sus 25 dientes en el plato, 15 en el piñón trasero y sus bielas de 95 mm, la bici se mueve con agilidad desde la primera pedalada. Por supuesto, esto también está muy ligado al bajo peso del conjunto. La cadena va protegida con un peculiar sistema que cubre los eslabones y que, en contra de lo que puede parecer, no aporta un ruido extra a la transmisión.

Ruedas de la Woom 3. Prueba en MTBpro

Llantas de aluminio Soopa-Doopa-Hoops, bujes de aluminio con rodamientos sellados y unas buenas cubiertas con banda reflectante. Sin duda, son un conjunto que llama la atención de esta bicicleta desde el principio y aportan calidad de rodadura.

Manillar y potencia de la Woom 3 en MTBpro

Su estilo BMX hace de la Woom 3 una bici muy fácil de manejar pero también muy adaptable al estilo y habilidad de cada niño. Moviendo el manillar adelante y atrás conseguimos comportamientos muy distintos. La potencia con bisagra en la tapa es un detalle de calidad que nos permite ajustar el manillar con facilidad pero también desmontar con facilidad el manillar en caso de que necesitemos guardar o transportar la bici.

Frenos de la Woom 3

Los frenos se basan en el sistema V-Brake que aporta una potencia de frenada más que suficiente. Sin duda, la clave de los frenos son sus manetas especialmente diseñadas para niños y el mando de regulación que nos permite cambiar la distancia entre maneta y manillar de forma sencilla y directa. Uno de los grandes de detalles de la Woom 3 es que el freno trasero vaya identificado en maneta y pastillas con el color verde.

Tope de dirección de la Woom 3

Un detalle de calidad. Con este tope se evita que el manillar se cierre cuando el niño pierde la concentración o el control evitando muchas caídas. También facilita el transporte de la bici en la mano al no tener que ir “pegándote” con la rueda delantera.

Detalle del cuadro de la Woom 3

El alma de la Woom 3 es de Aluminio 6061. Ligero y con una geometría que permite pedalear de forma cómoda pero también subir y bajar de la bici con gran rapidez y confianza. Los acabados de pintura son muy buenos y están a la altura de cualquier bici “de mayores”.

Ficha Técnica

Cuadro

Woom Aluminio 6061

Horquilla

Woom

Amortiguador

-

Pedalier

Plato 25 dientes

Desviador

-

Casete

Piñón libre 15 dientes

Cambio

-

Mandos

Woom

Cadena

Woom

Frenos

Woom V-Brake

Dirección

Woom integrada

Potencia

Woom Aluminio 40 mm +15º

Manillar

Woom 500 mm

Sillín

Woom

Tija de sillín

Woom

Pedales

Woom

Bujes

Woom Aluminio

Llantas

Soopa-Doopa-Hoops

Cubiertas

-

Tallas

Única

Peso

5,4 kg

Precio

339€

Más sobre:

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Texto:

Luis M. Del Cerro

Fotos:

Mariano Herranz

Publicado el 10/12/2018

Etiquetas: