Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB

¿Cómo debe ser una bici para cada disciplina del MTB?

XC, Trail, Enduro… El Mountain Bike abarca un gran número de disciplinas. Te desgranamos las principales características que definen el tipo de bicicleta para cada una de ellas por geometría, recorrido de suspensiones, etc.

Texto:
Iván Tomás Bayón / J. Daniel Hernández
Foto:
Archivo
Publicado el 22/03/2019
Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB

El Mountain Bike ha experimentado una gran evolución en los últimos años. Mientras que en sus inicios suponía tener “una bici para todo”, basta recordar las competiciones de DH con bicicletas de suspensión delantera que apenas diferían de las mismas con las que se corría Rally; hoy en día tenemos multitud de tipos de MTB definidas, principalmente, por su geometría y recorrido de suspensiones.

Por ello cada vez más se segmenta las bicicletas en diferentes tipos, modalidades o disciplinas. Los amantes del MTB seguramente conozcan todas estas disciplinas, pero como en algunos casos se solapan, llevando a confusión, también es probable que haya quienes no sean capaces de distinguir una Trail de una All Mountain, por ejemplo. En este artículo vamos a repasar cuales son estas categorías, en qué se caracterizan y qué bicicletas están destinadas para la práctica de esa disciplina.

XC, Trail, All Mountain, Enduro… las categorías del MTB

Las principales categorías en las que se divide el Mountain Bike son: XC (XCO, Cross Country o Rally), XCM (Maratón), Trail, All Mountain, Enduro, DH y Dirt. Cada una de estas modalidades tiene sus exigencias particulares en cuanto a geometría (en este artículo ya profundizamos en cómo influyen los diferentes datos de la geometría en el comportamiento de la bicicleta), tamaño de ruedas, etc. Vamos a ver cuáles son las características idóneas de las bicicletas para cada modalidad.

XC – Cross Country

El Cross Country quizás sea la disciplina más conocida en España y por lo tanto la más practicada. Dentro del XC podríamos encuadrar, desde las bicis de XCO de competición hasta las bicicletas más recreativas y habituales que vemos por los caminos. Hablando en términos generales (no de circuitos de XCO), es una modalidad en la que los caminos son pistas o senderos sin mucha dificultad técnica y en los que abunda el pedaleo.

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: XC

Por norma general, las bicicletas específicas para XC cuentan sólo con una suspensión delantera de 100 mm y en caso de ser de doble suspensión también tendrá un corto recorrido (entre 80 y 100 mm). Tanto la suspensión delantera como, de tenerla, la trasera, se podrán bloquear para ganar mayor rigidez y que a la hora de pedalear podamos transmitir toda nuestra potencia a las ruedas.

La principal cualidad que se busca en los cuadros es que sean ligeros, tanto en carbono como en aluminio. La geometría está pensada para ofrecer un comportamiento ágil y rápido en las subidas, aunque le penalice ligeramente en las bajadas. Por ejemplo, el ángulo de la dirección está en torno a los 70º (aunque la tendencia es a reducir esta cifra cada vez más) y que el del sillín lo menos vertical posible (en torno a los 74-75º) para situar nuestro peso encima de la rueda trasera y mejorar la tracción.

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: XC

En competición (y prácticamente en todo el mercado salvo en las gamas más bajas) se ha impuesto la transmisión monoplato con grupos de 11 o 12 velocidades. Los frenos tratan de ser lo más ligeros posibles, con pinzas de doble pistón y discos de 160 mm, ya que no es necesaria una potencia excesiva. Salvo en las tallas más pequeñas, y no en todos los casos, las ruedas generalmente son de 29” con unos neumáticos de balón reducido (entre 1,95 y 2,25” de ancho) sin mucho taco y un perfil redondeado para darle prioridad a la capacidad rodadora y el agarre lateral.

Ya que la prioridad es la capacidad de pedaleo, el rendimiento en subidas y la ligereza del conjunto, es habitual que las tijas de las bicis de XC sean finas y vayan subidas hasta arriba, aunque en competición cada vez más se ve gente que apuesta por montar tijas telescópicas en esta modalidad. Incluso los fabricantes de éstas están adaptándose para hacer tijas telescópicas más ligeras o completamente integradas como sucede con la BMC Fourstroke 01.

XCM – Cross Country Maratón

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: XCM

Como concepto, el Maratón es muy parecido al XC solo que aumenta considerablemente la distancia que se recorre (y por tanto la duración de las pruebas). Las bicicletas son, por tanto, muy similares a las de XC, solo que suelen tener un poco más de recorrido tanto delantero como trasero, llegando a los 120 mm en algunos casos, lo que ofrece al ciclista mayor confort y seguridad en sus largas salidas. En cuanto al resto de componentes, suelen ser iguales que los de las bicicletas de XC, incluso se puede utilizar una bicicleta de XC para XCM sin problemas.

Trail

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: Trail

El Trail es una de las disciplinas más practicadas junto al XC. Probablemente sea la definición perfecta del MTB: salir a la montaña a montar en bicicleta. Recorrer desde pistas a senderos, bajar por zonas técnicas y otras no tanto… básicamente disfrutar de la bicicleta y el entorno. Por eso, las bicicletas de Trail son de doble suspensión con un recorrido de entre 120 y 130 mm para la horquilla y entre 110 y 130 mm para el amortiguador.

En estas bicicletas es importante un buen balance entre el rendimiento pedaleando y la manejabilidad bajando, por lo que las geometrías son algo más agresivas que una XC pero comparte criterios como los cuadros con una trasera compacta y ángulos de la dirección no excesivamente lanzados, aunque rondando los 66-68º. Ya que el ángulo del sillín es una de las medidas que más afecta al rendimiento pedaleando, junto a la longitud de las vainas, estas medidas son muy similares a una bici de XC (74º y unos 435 mm de vainas como longitud ideal).

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: Trail

Los neumáticos, sin embargo, dan un salto en cuanto a tamaño y agarre bajando, las 29" siguen siendo la norma pero con un balón de mayor tamaño (2,25 o 2,35”) y un perfil algo más cuadrado y menos rodador, pero con mejores aptitudes en los terrenos más rotos y rocosos.

All Mountain

Al igual que el Trail, el All Mountain es otra de las disciplinas que define el Mountain Bike, aunque acercándose al “más salvaje” del MTB. En este caso, los recorridos son más abruptos y técnicos, especialmente los tramos de bajada, aunque sigue siendo una disciplina en la que también se disfruta de la subida.

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: All Mountain

Las bajadas comienzan a ser más técnicas y gracias a la configuración de estas bicicletas podremos realizarlas a mayores velocidades y con menores dificultades. Además de tener una geometría más agresiva, también aumenta el recorrido de suspensiones entre 130 y 150 mm. Con las geometrías actuales, las ruedas son generalmente de 29” con un balón más ancho (2,35 y 2,40” de ancho), conservando esa capacidad rodadora que caracteriza a este tipo de bicicletas, en las que se montarán neumáticos más anchos y con más taco para mejor agarre a la hora de bajar, aunque algunos modelos (cada vez menos) apuestan por 27,5+.

La geometría es muy similar a la de las bicicletas de Trail, aunque con un punto más de agresividad en el ángulo de la dirección (más lanzado, en torno a 66º o menos), cuadros largos de Reach compensados con potencias cortas y triángulos traseros compactos para favorecer su manejabilidad. En cuanto al ángulo del sillín, cuanto más radical sea la bicicleta mayor ángulo tendrá y cuando más polivalente, menor será la cifra.

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: All Mountain

Un aspecto compartido con las bicis de Trail es que los grupos de transmisión siguen siendo de 11 o 12 velocidades, casi todos monoplato por imposición del mercado y porque da menos problemas (saltos y salidas de cadena) a la hora de bajar, aunque se ven algunos sistemas de doble plato para ayudar en los tramos de subida. Lo mismo sucede con los frenos, que normalmente siguen siendo de doble pistón, pero con discos de mayor tamaño (180 mm en las dos ruedas en la mayoría de los casos, al menos en la rueda delantera). Eso sí, empiezan a verse algunos modelos de cuatro pistones para los “riders” más pesados o agresivos.

Enduro

El Enduro es la disciplina que se ha puesto de moda en estos últimos años y más crecimiento ha experimentado. Es una disciplina inminentemente bajadora, pero, tanto en competición como por concepto, el objetivo es llegar por tus propios medios a esas zonas de bajada. Normalmente el ascenso se hace por una pista o sendero más sencillo y buscando llevar un ritmo tranquilo para ahorrar energía, ya que lo normal es hacerse varias subidas y bajadas en el mismo día.

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: Enduro

No obstante, las bajadas son el punto fuerte de esta disciplina, y consiste en hacerlas en el menor tiempo posible, lo que añade a ésta un punto de adrenalina y emoción. Para ello, necesitaremos bicicletas con un recorrido de suspensiones mayor, que generalmente oscila entre los 150-160 mm de recorrido. Eso sí, como los fabricantes se están centrando en aumentar este recorrido y la efectividad del mismo, ya se empiezan a ver cifras de 170-180 mm. Además, en todas las modalidades anteriores se utiliza amortiguadores de aire por su mayor ligereza, mientras que en el Enduro más radical se utilizan también amortiguadores de muelle.

Precisamente por ello la geometría se vuelve un poco más agresiva todavía respecto a las bicis de Trail o All Mountain, dato que se refleja especialmente en el ángulo de la dirección (menos de 66º en prácticamente todos los casos, llegando en algunos a 64º). En las bicis de Enduro se tiende a que el ángulo del sillín también sea bastante vertical, más de 76º, para centrar nuestra posición y reparto de pesos de cara a una mayor estabilidad bajando.

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: Enduro

Hasta hace poco la medida idónea de ruedas era de 27,5” con un balón generoso (incluso 27,5+) aunque últimamente las 29” también han entrado en escena, de hecho, la tendencia se inclina hacia este diámetro ya que son más rápidas a la hora de bajar por la mayor agilidad y altura libre y ángulo de ataque para afrontar los obstáculos. El balón de los neumáticos de Enduro y 29” suele oscilar entre las 2,30” y 2,60” de ancho.

Los grupos de transmisión siguen siendo un 1x11 o 1x12 para minimizar el peso y para evitar problemas mecánicos en los tramos de bajada. Eso sí, se buscan frenos más potentes ya que tienen que rendir en situaciones más extremas. Se empiezan a imponer los sistemas de 4 pistones o, al menos, discos delanteros de 200 mm. Aunque en Trail y All Mountain empieza a ser un elemento común, en Enduro es imprescindible una tija telescópica, ya que mejora sensiblemente la posición y el control de la bici en bajada.

Descenso – DH

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: DH

El DH, también conocido como Descenso es una modalidad en la que la finalidad única es bajar; y hacerlo en el menor tiempo posible. Las subidas suelen hacerse en telesilla, “huevo”, camión, coche… Las bajadas son mucho más exigentes que en ninguna otra disciplina, con mayor dificultad técnica, velocidades altas, inclinación, saltos… Para soportar todo este tipo de factores, hay que llevar una bicicleta bien preparada. Éstas se caracterizan por tener un recorrido de suspensión de 200 mm tanto en la horquilla como en el amortiguador trasero (siempre de muelle).

La mayoría de las bicis de DH utilizan ruedas de 27,5”, aunque empiezan a verse algunas de 29”, eso sí, siempre con un balón de 2,5 o 2,6”. Los frenos son de cuatro pistones con discos de 200 mm para buscar una frenada potente y contundente. La geometría del cuadro es absolutamente radical, con ángulos de la dirección muy bajos (menos de 64º en las principales bicis de la Copa del Mundo).

En cuanto a la transmisión, se trata de grupos monoplato desde hace muchos años con cambios más pequeños y con cassettes reducidos, la mayor parte de 5 velocidades, que son las que de verdad se utilizan a la hora de bajar.

Dirt

Es otra disciplina muy espectacular dentro del MTB y que más crecimiento está experimentando gracias al auge de los campillos. Consiste en realizar saltos de gran tamaño, “manuals” infinitos o incluso trucos en el aire. Las bicicletas para Dirt son rígidas, es decir, sólo con horquilla delantera que suele ser de 100 mm, de suspensión por aire y con una configuración excesivamente dura para evitar extraños a la hora de saltar.

Así son las bicis adecuadas a cada disciplina del MTB: Dirt

Los cuadros de Dirt deben ser ligeros, pero a la vez duros y resistentes, ya que se llevan muchos impactos. Las ruedas son de 26” una medida que está desapareciendo en el MTB, pero que se mantiene viva en esta modalidad. Generalmente sólo llevan un freno, el trasero, para poder efectuar los trucos que exigen varias vueltas de manillar. La transmisión suele ser tipo “Single Speed”, esto quiere decir un único piñón y un único plato, para ahorrar peso y posibles molestias y fallos del cambio.

Encuentra más contenidos

Formulario de búsqueda

Relacionados

Texto:

Iván Tomás Bayón / J. Daniel Hernández

Fotos:

Archivo