Deja que los mecánicos profesionales trabajen por ti

Deja que los mecánicos profesionales trabajen por ti

Todos nos hemos hecho un poco más manitas en los últimos años gracias a internet y los millones de tutoriales de mecánica. Eso si, sino estás seguro o no tienes las herramientas adecuadas, hay cosas que solo las deben reparar los mecánicos profesionales.

Texto:
Alberto Álvarez
Foto:
Archivo / Park Tool
Publicado el 12/02/2021
Deja que los mecánicos profesionales trabajen por ti

Así es. Internet es un aliado para todos nosotros. Los videos y los tutoriales de reparación, mantenimiento y puesta a punto de nuestras bicis, son una especie de evangelio que nos guía en todos los problemas que surgen en nuestra bici. Y eso está muy bien. El problema es cuando debido a la falta de herramientas específicas, conocimiento y experiencia o simplemente a la falta de habilidades para reparar, nos metemos en reparaciones que no sabemos como van a salir paradas. Sino sabes repararlo, lo mejor es que lleves tu bici a un taller profesional especializado. Estos no solo tienen las herramientas y la formación adecuadas, sino que saben lo que hacen. 

Hay un montón de operaciones básicas que hacemos en nuestras bicis como si nada; cambiar el líquido tubeless, poner una cadena nueva, cambiar un cable de cambio o limpiar y engrasar la transmisión de nuestra bici. Operaciones que no suelen resultar muy complicadas y que con unas herramientas básicas y un poco de información podrás hacer sin problema. Pero hay muchas otras que, aunque para muchos sea algo sencillo, no todo el mundo tiene el conocimiento ni las herramientas adecuadas para reparar o revisar. En Maillot Mag te hemos dado unos cuantos consejos para tu bici de carretera, así que en MTBpro añadimos 5 de las reparaciones más habituales, que puede terminar en catástrofe sino sabemos lo que tocamos.

1.Suspensiones

El número 1 de los desastres a la hora de reparar o de hacer el mantenimiento en casa. Las suspensiones, tanto las horquillas como los amortiguadores tienen una estructura interna muy delicada, con un montón de piezas pequeñas y que requieren en su mayoría, no solo de las herramientas específicas, sino también de la experiencia de haber abierto unas cuantas antes. Y si, aunque sigas el video, puede que no logres el resultado correcto. La delicadeza de algunos de sus componentes, la especificidad de las herramientas y lo importante de las cantidades y tipos de aceite, las hacen susceptibles a que no siempre la dejes como estaba o en muchos casos hasta peor. Los talleres especializados tienen cursos de formación certificados por las marcas para poder reparar sin problema. Del mismo modo, muchos talleres las envían al servicio técnico oficial por ti y así se aseguran que el resultado va a ser perfecto. A veces algo tan sencillo como abrir, limpiar, engrasar y cambiar retenes, puede ser un problema. Así que, la mejor inversión que puedes hacer es llevar tus suspensiones a un taller profesional al menos una vez al año si haces un uso intenso de tu bici.

Mecánico reparando un amortiguador

2.Sangrado de frenos

Este es quizá uno de los puntos complicados de los que más hacemos en casa. Con un buen kit y el aceite correcto, puedes sangrar tus frenos siguiendo el procedimiento de la marca, pero en muchas ocasiones incluso siguiendo todos los pasos a rajatabla, verás que los frenos no funcionan como es debido. No estás solo. A todos nos ha pasado. Elegir el aceite adecuado es el primer punto. Y el segundo es que no te saltes ningún paso del proceso. Aún así, hay marcas de frenos que se sangran con mucha facilidad y otras que requieren que repitamos el proceso varias veces hasta que todo funciona correctamente. Esto nos puede llevar a gastar un montón de aceite o incluso a dañar alguna de las juntas de goma del kit de sangrado o hasta lograr sin querer que los pistones se nos salgan de la pinza de freno… También los frenos que tienen unos años suelen tener un retorno de pistones más lento y algunos de los retenes o muelles de la maneta pueden estar dañados. Sangrar los frenos una vez al año y aprovechar para cambiar pastillas, es una acción que debería de estar en tu calendario cuando lleves la bici al taller. No pierdas energía ni tiempo sino sabes hacerlo bien.

Mecánico sangrando un freno

3.Extracción e instalación de rodamientos

Esta es una de nuestras favoritas porque todos alguna vez hemos extraído y colocado rodamientos con las herramientas inadecuadas y con un uso excesivo del martillo… Y darle demasiado al martillo en los links de los cuadros de carbono o en los súper caros bujes, es un riesgo que no merece la pena correr. Hay incluso algunos rodamientos que tienen un clip de seguridad para que se mantengan en su sitio u otros que requieren un orden para sacarlos. Los kits de extracción de rodamientos no suelen ser muy económicos y merece la pena comprar uno de la mejor calidad posible, pero aún teniendo el kit, no siempre es fácil. En este punto también entran los rodamientos del eje de pedalier en el caso de que sean del tipo Press-Fit o directos y los rodamientos de los bujes y los núcleos. Y si, en el taller también se usa el martillo, pero siempre sabiendo lo que se está haciendo con el.

Mecánico engrasando un rodamiento

4.Centrado de ruedas

Olvídate de ese amigo que te ha dicho que centrar una rueda es muy fácil. En teoría puede parecerlo, pero un giro de llave más de lo que toca y la rueda irá de mal en peor. Hay talleres en los que solo hay una persona específica para montar ruedas y centrarlas. Incluso cambiar un radio puede parecer sencillo, pero elegir la longitud adecuada, tensarlo correctamente y lograr que el resto de los radios de la rueda no se vean afectados no es nada fácil. También es importante tener un soporte para centrar ruedas. Hacerlo ‘a ojo’ puede sacarte de un aprieto si estás en la montaña o tan solo hay una pequeña desviación, pero si ves que la rueda no está correctamente, llévala al taller y deja que revisen todos los radios y las cabecillas. Además, hay ruedas en las que si quieres cambiar un radio, tendrás que desmontar el neumático o incluso la cinta y el líquido tubeles, con lo que todo el proceso se complica más.

Mecánico centrando una rueda

5.Motores, cables y baterías de ebikes

Ahora que las ebikes son parte también de nuestro taller particular, es importante que no toques lo que no conozcas. Y este es un tema más serio porque hay baterías de gran capacidad y motores de por medio. Los fallos en las conexiones de la batería o el cableado interno es algo delicado y que normalmente requiere del desmontaje de media bici si tienes que reemplazar alguno de los componentes. No olvides además que la garantía se mantiene siempre y cuando no se hayas manipulado ninguno de los componentes a reparar. Lo que si que es recomendable es seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a temas de carga y descarga de la batería, además del mantenimiento de la misma y limpiar las conexiones con el producto adecuado. Si algo falla en tu ebike o la pantalla o app de la misma te dicen que hay algún error, habla con el taller especializado de la marca antes de hacer nada.

Motor Shimano EP8 desmontado

 

Video recomendado