Specialized Turbo Levo G3 S-Works

La Specialized Turbo Levo de tercera generación nos trae una bici más divertida, ágil y manejable, con una conectividad y unas posibilidades de adaptar el comportamiento del motor nunca vistas hasta el momento, con una configuración mullet y con 6 diferentes geometrías para elegir la que más se adapte a tu estilo de conducción.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Iñaki Gavín
Nacho Trueba

04/06/2021


6 geometrías a elegir y 6 tallas, posibilidad de variar la configuración del motor sobre la marcha, calidad de construcción, estabilidad a alta velocidad, agilidad, manejabilidad y diversión en modo trail, tracción en subidas.
Tija telescópica de tan solo 125 mm de recorrido. Precio exclusivo al alcance de muy pocos.

la Specialized Turbo Levo de tercera generación nos trae una bici más divertida, ágil y manejable, con una conectividad y unas posibilidades de adaptar el comportamiento del motor nunca vistas hasta el momento, con una configuración mullet y con 6 diferentes geometrías para elegir la que más se adapte a tu estilo de conducción.

El nacimiento y la eclosión de las e-bikes es relativamente reciente. Aun así, a estas alturas ya nadie duda de su importancia estratégica en el mercado global de la bici. Esta categoría, quizá la más importante en los últimos años, curiosamente ha sido una de las pocas en las que Specialized no ha tenido un papel protagonista en esos primeros momentos.

La compañía californiana es sinónimo de innovación, es posible que nos tengan a todos un poco “mal acostumbrados” pero cuando llega el momento y presentan nueva bici nuestra cabeza inevitablemente “sueña” con los revolucionarios y atrevidos modelos con los que la marca acostumbra a sorprendernos. Estamos en 2015, el tiempo va pasando, el fenómeno de las e-bikes no para de crecer y la S rasgada parece no tener intención de “presentar batalla” en esta categoría.

Por fin, algo más tarde de lo esperado, llega la respuesta… ¡y de qué manera! La irrupción de la Specialized Turbo Levo fue tan impactante y revolucionaria que desde el minuto uno y de un plumazo puso patas arriba al sector entero y sentó las bases de cómo debía “ser y parecer” una e-bike a partir de ese momento. La Specialized Turbo Levo, con su batería integrada en el cuadro, su potente y silencioso motor Brose y su “futurista” aplicación Mission Control llegó al universo de las e-bikes como un gigantesco tsunami y puso los “contadores a cero” como si todo lo que hubiera sucedido hasta ese día no hubiera existido. A partir de la llegada de la Turbo Levo una e-bike sin la batería integrada “no contaba” para el usuario final.

Segunda revolución

Pasa el tiempo y el ambiente “eléctrico” parece estable, la gran mayoría de las marcas ya han incorporado la integración de la batería a sus e-bikes. Specialized, que llevaba más de 15 meses trabajando en su nueva Turbo Levo, vuelve a la carga de la manera que mejor sabe hacer, con un producto revolucionario con el que marcar distancias con la competencia y de paso adelantándose al mercado y al tiempo. En septiembre de 2018, apenas dos años después de la primera Turbo Levo, Specialized presenta la segunda generación, una bici completamente nueva, con un ligero y rígido cuadro de carbono asimétrico (SideArm), ruedas de 29” con cubiertas de 2,6”, un peso muy contenido, batería de 700 Wh y una conectividad inimaginable hasta ese momento.

Tercera revolución

Aunque seguro que ya conoces la historia completa, tan solo recordar que con la Turbo Levo 2 Specialized logra un rotundo éxito a nivel mundial consagrándose como una de las mejores e-trail en la corta historia de vida de las bicis eléctricas. Si eres de los que piensan que, con este nuevo éxito, en Specialized se iban a “echar a dormir”, a vivir de las rentas, y que su lema “Innovate or Die” es tan solo un bonito grafiti pintado en una de las paredes del cuartel general de la S en Morgan Hill es que no conoces bien a la gente de Specialized.

Hace tan solo un par de meses Specialized presentaba la tercera generación de la Turbo Levo, una bici que a simple vista, y de manera engañosa, puede parecer que no es tan revolucionaria como las dos anteriores versiones, pero que en realidad viene repleta de soluciones y novedades, algunas de ellas verdaderamente sorprendentes y muy importantes.

Turbo Levo 3 Gen

La esencia y el espíritu e-trail sigue fiel en la nueva Turbo Levo, de hecho se mantienen los 160/150 mm de recorrido que ya llevaba la última actualización de la Levo 2 del 2021. Las novedades “clave” que incorpora esta tercera generación se podrían resumir en: el cambio a una configuración mullet, es decir rueda delantera de 29” y trasera de 27,5”; posibilidad de ajustar y elegir entre 6 geometrías diferentes en función de nuestros gustos o necesidades; un nuevo display integrado en el tubo horizontal; la posibilidad de modificar el comportamiento del motor en marcha y en tan solo unos segundos; y el rediseño de la suspensión trasera que mejora el comportamiento y aumenta la rigidez.


Te puede interesar: Cómo usar correctamente los cambios de una ebike


El cuadro de la nueva Specialized Turbo Levo S-Works está fabricado en carbono FACT 11m, estéticamente mantiene las líneas del anterior modelo, sin embargo se ha rediseñado por completo, de hecho el trabajo de desarrollo ha girado en torno a la nueva cinemática trasera y a la rueda trasera de 27,5”.

Como habrás podido observar los tubos principales se han dimensionado para lograr mayor rigidez en la zona de la pipa y en el SideArm. Tomando como referencia el diseño de las bieletas de la Stumpjumper Evo, estas se han reforzado y se ha optimizado la forma y la posición de anclaje con los tirantes traseros, con lo que se ha conseguido una parte central mucho mas rígida y reactiva. Puede parecer un pequeño cambio pero en dinámico la ganancia es espectacular, en giros encadenados y cambios de trazada la bici es infinitamente más rápida, precisa y sobre todo reactiva.

Otro de los cambios importantes es configuración de ruedas de 29/27,5”. Gracias a este diseño la longitud de las vainas se ha conseguido dejar en 441 mm (antes 455 mm) lo que repercute directamente en agilidad y fluidez en senderos revirados, en una mayor aceleración al empujar en curvas rápidas y a una mayor rigidez en la parte trasera ya que una rueda de 27,5” tiene mucha menos flexión que una de 29”.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Detalles

El cuadro de la Turbo Levo sigue brillando por los buenos acabados y por el alto nivel de integración del conjunto batería/motor. La maniobra de extracción de la batería no ha cambiado con respecto a su predecesora, con un solo tornillo podremos extraerla y cargarla de manera rápida y sencilla, aunque también podremos realizar la carga con la batería puesta.

El puerto de carga se ha rediseñado por completo, para lograr “mantener a raya” al agua y la suciedad, ahora cuenta con un doble “cortafuegos” que nos va a asegurar al 100% la estanqueidad de toda la zona. Cuenta con una primera tapa de seguridad con una junta de goma, detrás de esa primera compuerta tendremos acceso a la conexión, que además tiene otro cierre de seguridad también sellado con una doble junta de goma, una vez desbloqueado el cierre podremos cargar la batería.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Con respecto al tiempo de carga, en Specialized hablan de 5.15 horas, algo que cuadra con mi experiencia, aunque yo siempre he tardado un poco menos, del 4% al 100% he tardado 5.05 horas de media, una diferencia prácticamente inapreciable.

En la unión superior de los dos tirantes del triángulo trasero cuenta con un práctico protector de plástico desmontable que evitará que la rueda pueda “escupir” alguna piedra y que se dañe esa zona.

Una de las cosas que más me llamó la atención de la Levo 2 fue lo silenciosa que era bajando, la nueva Levo 3 mantiene intacta esa característica, algo que personalmente agradezco y que me parece una cualidad muy importante en una bici bajadora. Uno de los principales culpables de ese casi inapreciable nivel sonoro es el eficaz protector de la vaina derecha ya visto y probado en otros modelos como la Enduro, Stumpjumper o la Turbo Levo SL y que también viene incluido en la toda la gama Turbo Levo 3.


Te puede interesar: Cómo arruinar tu bici eléctrica en 10 minutos


Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Una importante mejora, el “faldón” de goma que protege la unión del triángulo principal con las vainas traseras está rediseñado, un punto conflictivo que gracias a esta nueva pieza (más envolvente y más larga) mantendrá esa zona alejada de suciedad y lejos del alcance de piedras, ramas o cualquier objeto que pueda arrastrar la rueda trasera.  

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Cinemática

El diseño de las nuevas bieletas y la experiencia adquirida con la Stumpjumper EVO tiene un claro reflejo en la cinemática de esta tercera entrega de la Turbo Levo. Como ya dije antes, el recorrido sigue siendo de 150 mm pero la cinemática se ha modificado para que el comportamiento sea más parecido al de la eficaz Stumpjumper EVO que al de la anterior Turbo Levo, lo que me parece una excelente noticia ya que el rendimiento de la Stumpy EVO me pareció extraordinario.

Los ingenieros de Specialized prácticamente han “calcado la parte buena” de la curva de la EVO pero ajustándola y optimizándola teniendo en cuenta que se trata de una bici eléctrica y dándole un “toque” final más progresivo. La trayectoria del eje tiene una primera parte regresiva antes de iniciar su desplazamiento en vertical en la mitad del recorrido y terminar con una clara trayectoria hacia adelante.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

La teoría dice eso pero… ¿y la práctica? Pues la práctica nos dice que ¡enhorabuena por el buen trabajo realizado, señores de Specialized! En marcha la nueva Turbo Levo es mucho más sensible ante pequeños impactos, lo que se traduce en mayor comodidad y mejor tracción en subidas.

Durante el pedaleo se muestra mucho más estable y con mejor soporte cuando nos ponemos de pie y pedaleamos sobre terreno técnico en el que necesitamos que las ruedas no pierdan tracción. En senderos más rápidos esta diferencia con respecto al anterior modelo se hace aún mucho más evidente, sobre todo cuando llegan esas secciones en los que la suspensión parece no dar más de sí y deja de trabajar.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

En este tipo de situaciones la nueva Levo es más capaz y la suspensión se mantiene activa durante todo el tiempo consiguiendo no quedarse enganchada y salir con la misma inercia con la que entraste a esa zona trialera.

En este sentido recordar el excelente trabajo de tarado de suspensiones Rx Tune con el que Specialized configura específicamente los amortiguadores de cada modelo en concreto y dentro de cada modelo lo hace en cada talla.

Motor y batería

El nuevo motor Specialized Turbo Full Power 2.2 mantiene sus contundentes 90 Nm de par y, al igual que el anterior, llega a multiplicar por 4 la potencia que aplicas sobre los pedales, de hecho es capaz de suministrar hasta 565 vatios de potencia. Con el fin de mejorar la robustez y mejorar la fiabilidad, el nuevo motor cuenta con una nueva correa más ancha, rígida y resistente que reduce el desgaste.

El walk assist empuja de verdad, es eficaz y se nota, algo que no todos los motores pueden decir. La batería mantiene las mismas prestaciones que el modelo anterior, 700 Wh, en Specialized anuncian más de 1.000 ciclos completos de carga sin apenas sufrir pérdida de prestaciones. 

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Otra de las grandes novedades es la unidad de control TCU MasterMind, este nuevo TCU en realidad es el cerebro que controla y maneja todo lo que sucede en tu bici. Como novedad viene acompañado de un display digital de color integrado en el tubo horizontal en el que podrás visualizar hasta 30 parámetros distintos en cuatro diferentes opciones por pantalla que podrás personalizar a tu gusto (modo de asistencia, hora, altura, velocidad, estado de la batería, distancia, desnivel, potencia, ritmo cardiaco, etc.).

Una de las sorpresas agradables ha sido observar cómo después de más de tres meses utilizando la bici en condiciones duras la pantalla sigue como si fuera nueva y ni si quiera tiene una sola marca o ralla. La respuesta se llama Gorilla Glass, este especial y ligero vidrio de alta resistencia fabricado principalmente a base de aluminio, silicio y oxígeno está presente en un gran número de aparatos electrónicos de alta gama que requieren máxima protección en la pantalla. Su fabricante, la multinacional Corning.Inc, y Specialized han trabajado conjuntamente en el desarrollo del nuevo display TCU de la Levo 3 y te puedo asegurar que no te va a resultar nada fácil conseguir hacerla ni un solo rasguño.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

En marcha la pantalla se ve perfectamente con un simple vistazo y personalmente hay tres datos que me parecen súper útiles. Uno es el de la hora (te evitas tener que mirarla en el teléfono); otro es el del consumo de la batería en porcentaje de 0-100%, algo que se agradece y hace que la información sea infinitamente más detallada que antes; y por último la función de consumo instantáneo en la que te muestra el consumo de la batería en tiempo real en kilómetro por vatio/hora. Igual esto te puede parecer una función un poco “chorra” pero en realidad, bien utilizado, te puede ayudar a pedalear de manera más eficiente, saber dónde y cuándo consumes más de la cuenta y sobre todo te puede servir de ayuda para gestionar mejor el consumo.   

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Micro Tune

Si la Specialized Turbo Levo S-Works 3 Gen está en tus planes de futuro apúntate esta palabra: Micro Tune, te aseguro que lo vas a agradecer. El Micro Tune consiste hacer pequeños ajustes con los que podrás variar el porcentaje de asistencia, con incrementos o disminuciones de 10% en 10% en cada uno de los 3 modos de asistencia. Estos cambios los podrás hacer sobre la marcha utilizando el pulsador del manillar y sin necesidad de usar Mission Control, ni siquiera tendrás que llevar tu smartphone encendido o llevarlo encima. Desde la nueva TCU también podrás hacer todas las actualizaciones que el sistema te pida y estarás sincronizado con Mission Control para realizar ajustes más precisos, funciones de navegación o compartir datos con otras aplicaciones. Si eres de los que te gusta disfrutar del sendero y concentrarte en la diversión, podrás llevar apagada la pantalla y consultar la información solo cuando lo desees.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Reconozco que la primera vez que utilicé el Micro Tune fue tan solo para comprobar la facilidad y rapidez de uso pero enseguida me di cuenta de la utilidad y el potencial de esta herramienta. Además de no tener que depender del smartphone para tener que hacer cualquier modificación es que se tarda apenas unos segundos en hacer cualquier cambio en la respuesta de tu motor, sencillamente brillante.

Seis geometrías a tu disposición

No se tata de ningún error, estas leyendo bien, la nueva Turbo Levo 3 Gen te ofrece seis geometrías diferentes para que encuentres la que más se adapta a tu manera o estilo de conducción. También puede ser una útil herramienta, nunca vista hasta ahora, para poder adaptar la Turbo Levo 3 al tipo de terreno por donde vayas a montar de una manera fácil y muy rápida.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Esta geometría, vista por vez primera en la Stumpjumper EVO y que también la incorpora la recién llegada Turbo Kenevo SL, es la mayor geometría progresiva jamás diseñada por Specialized. ¿Y como es posible lograr seis geometrías diferentes en una misma bici? Pues bien, gracias a una cazoleta excéntrica que va colocada en la parte superior de la dirección y que nos va a permitir modificar el ángulo de lanzamiento en tres posiciones, abierto (63,5º) intermedio (64,5º) y cerrado (65,5º), y a un flip chip que va situado en el punto de giro Horst Link con dos posiciones, High y Low.

La bici viene con una cazoleta fija que mantiene el ángulo a 64,5º. Para variar el ángulo tan solo tendremos que quitar la potencia y sustituir la cazoleta de serie por otra cazoleta excéntrica (que viene incluida con la bici) y que tiene dos posiciones, +1º y -1º. Según la posición que elijamos la cazoleta abrirá o cerrará la dirección en un grado (63,5º o 65,5º). Una vez sustituida la cazoleta, operación que se realiza con la mano y sin necesidad de herramienta, solo tendremos que volver a colocar la potencia sin necesidad de desmontar la horquilla ni sustituir la cazoleta inferior de la dirección. Como ves, una operación limpia y muy rápida.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Gracias a las dos posiciones, High-Low, del Flip Chip situado en el Horst Link de la vaina podremos completar las 6 geometrías. También es una maniobra rápida y muy sencilla de realizar, tan solo necesitaremos intercambiar los casquillos (uno exterior y otro interior) de posición y volver a apretar el tornillo que los une. Con esta operación lograremos variar la altura del pedalier en 7 mm y dejar las vainas en 441 mm, logrando una parte trasera corta y reactiva.

Con respecto al resto de medidas, la Turbo Levo 3 hereda prácticamente la geometría de la Stumpy EVO, el seat tube se endereza hasta los 77,2º (talla S2), el offset de la horquilla pasa a ser de 44 mm y la distancia entre ejes en la configuración media es de 1.201 mm en talla S2.     

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Subiendo

Ya te he adelantado algo sobre el comportamiento de la bici a la hora de subir. Sin duda lo más destacado es el gran poder de tracción de la Levo 3 en senderos técnicos. Mete en la coctelera una excelente posición sentado (77,2º de tubo de sillín), un amortiguador sensible que trabaja perfectamente, unas cubiertas de 2,6” y por supuesto una entrega de potencia constante y “contundente” pero sin “picos” de potencia repentinos que te hagan perder el control de la bici… y tendrás una bici súper capaz y divertida con la que te atreverás a subir por sitios en los que antes empujabas o directamente ni te los planteabas.

Si me ha pasado a mí seguro que a ti también te va a ocurrir, con la Levo 3 volverás a disfrutar como un niño remontando senderos técnicos que tu cabeza ya los tenía olvidados y “catalogados” como solo de bajada. Aunque también admite un plato de 32T de serie viene montado con uno de 34T.

Territorio trail

Por todo lo que has ido leyendo hasta ahora seguro que ya has “captado” que, aunque esta nueva Specialized Turbo Levo S-Works mantiene el espíritu trail con el que nació en un principio, los cambios efectuados en esta tercera generación han ido encaminados hacia una bici más divertida, manejable y sobre todo más bajadora en comparación con las dos versiones precedentes.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Esto es algo que se aprecia nada más entrar en el típico sendero técnico, con subidas y bajadas, escalones y giros cerrados en los que el comportamiento de la bici es muy diferente al de la Levo 2. Para empezar, la bici se muestra mucho más ágil y manejable ante cualquier cambio de dirección o de trazada. La conducción sigue brillando por su precisión y limpieza, algo que ya comentamos en la anterior versión, pero ahora responde de manera más alegre y reactiva ante cualquier “toque de muñeca” que hacemos desde el manillar. Este comportamiento hace que, aunque sea por momentos, me lleguen “aromas” de “bici analógica”, algo que personalmente agradezco mucho y que me parece uno de los grandes logros de los ingenieros de Specialized en esta nueva Turbo Levo 3 Gen. 

El extraordinario trabajo de la suspensión trasera es el otro gran culpable de la fluidez y agilidad con la que la Specialized Turbo Levo S-Works 3 se mueve en territorio all-mountain/enduro. Lógicamente estamos hablando de una bici que pesa casi 22 kg pero te aseguro que se te dibujará la sonrisa en vuestra cara cuando tires de manillar y pases “a manual” con mucha soltura zonas de baches o “dubbies” sin tener que “deslomarte” para conseguirlo. Y si eres un e-biker con experiencia que ha probado más de una bici seguro que sabes de lo que te hablo…

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

En cuanto le pilles el tranquillo, con esta Levo mullet te lo vas a pasar en grande. En curvas lentas “la vida sigue igual” pero según aumenta la velocidad el paso por curva es mucho más rápido, debes aprender a ir en la posición correcta para no perder tracción atrás y así evitar que la rueda pequeña quiera “vivir por su cuenta” pero sin pasarte para no meter demasiado peso delante.

También vas a notar que de manera inconsciente con esta bici te vas a mover más y todos los gestos los vas a acentuar un poco más de lo normal, al menos hasta que los interiorices. Una bici más rígida como esta es un lujo pero a la vez te va a exigir que los apoyos o la entrada una curva se realicen con mas decisión. A cambio la adrenalina se te saldrá por los guantes como con ninguna otra e-bike de las “gordas” que hayas probado hasta el momento.

Aunque me he encontrado bien en todas y cada una de las variantes geométricas que ofrece la nueva Turbo Levo, si tuviera que quedarme con una elegiría la configuración de la cazoleta intermedia y el flip chip en posición High. En talla S2 se queda con 64,5º grados de lanzamiento, una longitud entre ejes de 1.201 mm, vainas de 441mm, una altura libre de 351 mm y un seat tube a 77º, ideal para disfrutar de la Levo 3 en su variante más trail y polivalente sabiendo que hay mucho margen para “embrutecerla” y hacerla más radical y bajadora.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Enduro valiente

En Specialized insisten, la Turbo Levo es su bici trail y la Turbo Kenevo, su bici de enduro/gravity. Sin embargo en la vida, en una ruta en bici o en un simple sendero la teoría y la práctica no siempre es tan fácil de diferenciar. Si eres un usuario all-mountain y la gran mayoría de tus kilómetros los haces en senderos trail o trail agresivo pero de vez en cuando te gusta endurear de verdad y pasarte al “lado oscuro”, que sepas que la nueva Turbo Levo no va a ser un problema.

En senderos cañeros la bici responde con agilidad y seguridad transmitiendo confianza y control en todo momento. La respuesta es la de una bici capaz que se encuentra en su terreno y no la de una bici que va “sobrepasada” por las circunstancias en la que la tienes que sacar adelante con “manos” y precaución.

En este sentido es donde más diferencias hay de comportamiento entre la Levo 2 y la 3. La nueva geometría, la mayor rigidez tanto delante como detrás y la posición de conducción, ahora mucho centrada, hacen que te sientas más seguro, que la bici sea más capaz y que todo suceda de manera más fácil y controlado.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Por otro lado es cierto que esa ganancia de rendimiento en terreno más agresivo “desplaza” la bici hacia un lado más cañero y eso puede hacer que pierda atractivo para el colectivo de e-bikers que siempre han tenido a la Specialized Turbo Levo en el pedestal de la bici para todo y para todos.  

Suspensiones más capaces

En el apartado de las suspensiones la todo poderosa Fox 38 aporta toneladas de rigidez al tren delantero, en mi opinión, en algunos momentos quizá en exceso, haciendo que la bici se sienta un poco “rocosa” o falta de absorción en la zona delantera. Es cierto que en mitad de una bajada, cuando el tema se pone serio o cuando simplemente se te “desmadra el asunto” y pierdes el control, la Fox 38 pone orden de manera inmediata y se comporta como un “salvoconducto” evitando sustos o posibles caídas, pero a cambio debes asumir que tanta rigidez frontal hay que sujetarla a base de manos, técnica, mucha fuerza y las ideas claras al trazar o al abordar tramos complicados.

Lateralmente la nueva Fox 38 es una horquilla con una rigidez extraordinaria, claramente superior a la Fox 36, y eso siempre es una garantía de precisión en la conducción. Como dije antes esta Turbo Levo es más capaz a la hora de bajar a fondo pero como contrapartida tendrás que agarrarte fuerte y saber lo que haces. Es una bici algo más física, más divertida, que ofrece sensaciones más intensas y más velocidad en el paso por curva.     

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Seguro que has oído la típica frase de “una Fox 36 va bien hasta cuando va mal regulada”, salvando las distancias en cierto modo estoy de acuerdo con lo que se quiere decir. Sin embargo con la nueva Fox 38 ese “dicho popular endurero” no vale, mi consejo es que emplees el tiempo que sea necesario hasta dejarla ajustada correctamente a tu peso y estilo porque la “supervivencia” de tus brazos dependerá en gran medida de ello. Con respecto al sag del amortiguador empecé con un 25% y terminé montando con un 27-29% para recorridos trail/enduro clásico. El ajuste de la Fox 38 me llevó algo más de tiempo, terminé dejándola en un sag del 28-30 % y me encontré más cómodo con presiones de aire ligeramente más bajas que las que recomienda la marca y que figuran en la tabla de presiones de la botella.

La suspensión trasera de la Turbo Levo es una bendición, funciona extraordinariamente bien en todas las situaciones. Cuesta arriba tracciona como un tanque. Bajando, al apretar fuerte en curvas, la bici generará tal cantidad de grip que te dejará con los ojos en blanco y literalmente pegado al suelo mostrando una asombrosa facilidad al iniciar las curvas a alta velocidad.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

En este momento hay que hacer un alto en el camino y dedicar un sonoro aplauso a la “pareja del año”, los neumáticos Butcher T9 delantero y Eliminator T7 trasero, son una combinación ganadora que ofrece confianza, rinden a un nivel altísimo y se han ganado mi respeto y mi admiración. Ya me gustaron cuando los probé en la Turbo Levo SL y en la Stumpjumper EVO, sin duda estas cubiertas hacen también mejor a la Levo 3.

Autonomías

Ya sé que todos queremos saber “hasta dónde” puedo llegar con una o con otra bici y por eso una de las preguntas más recurrentes que nos hacéis suelen estar relacionadas con la autonomía. Personalmente no me gusta hablar de cifras ya que estas solo son válidas para cada persona en concreto. Extrapolar datos que no son propios y aplicárselos a uno mismo o a otras personas puede ser contraproducente o confuso.

Dicho y aclarado esto, con la Specialized Turbo Levo S-Works 3 he realizado rutas de trail/enduro técnico con 30 km y 1.150 m de desnivel positivo terminando con el 55 % de la batería aún disponible, también he hecho un par de veces una ruta 100% de sendero muy exigente y técnica con desniveles muy fuertes de 39 km y 1.880 m de desnivel positivo terminando con un 34% de la batería aún disponible. También he realizado 87 km y 1.450 m de desnivel con un 25 % de la batería aún sin gastar.

En todas las salidas apenas he utilizado el modo turbo y con el modo trail en un 65%. Con estos datos lo que te quiero dar a entender es que cada usuario es un mundo, seguro que muchos sois capaces de superar esos datos y habrá otros que ni lleguen, todo depende de dónde y cómo montes y de cómo lleves la bici configurada entre otros muchos factores. Lo que sí me ha quedado claro es que te van a llegar antes las ganas de irte al bar a tomar algo fresco que el final de la batería de 700 Wh de la bici.   

6 tallas disponibles

Ya te hemos hablado en numerosas ocasiones del sistema de tallaje S-Sizing que Specialized lleva utilizando desde hace varias temporadas en sus bicis trail y Gravity. Para no extenderme, tan solo recordar que el S-Sizing te va permitir elegir la talla de tu bici en función de tu estatura y de tu estilo de conducción. Con el S-Sizing crece el reach de la bici pero no la altura del tubo del sillín. En todas las tallas el tubo de sillín suele ser 25 mm más corto y el tubo horizontal 25 mm más largo. Si tu talla “tradicional” es una M te correspondería una talla S3, si te gustan los descensos rápidos y el DH, quizá te sientas mejor con una bici más larga y estable y podrías elegir una talla S4. Si por el contrario tu senderos favoritos son revirados y lo que te gusta es una bici súper ágil y divertida tu talla sería la S2.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

En concreto esta Specialized Turbo Levo S-Works está disponible en 6 tallas, desde la S1 hasta la S6, de tal manera que va a ser imposible que no encuentres la que más se adapta a tu talla o estilo de conducción. El sistema de tallaje S-Sizing me parece todo un acierto, prueba de ello es que muchas marcas están adoptando este tipo de solución. Estúdiate bien las tallas y elige bien, para disfrutar al máximo es especialmente importante acertar con la talla.

En este sentido Specialized ha creado un sistema de tallaje genial pero sin embargo en esta Levo 3 monta una tija de tan solo 125 mm de recorrido. Haciendo esto estamos limitando las posibilidades del S-Sizing. Señores de Specialized, a los bajitos también nos “gustan” las tijas largas, las necesitamos… Para la próxima al menos una de 150 mm de recorrido. Hace años había que aguantarse con lo que había pero ahora existen hasta de 200 mm.  

Conclusiones

Esta tercera entrega de la Turbo Levo me parece la mejor hasta el momento, es más manejable, rápida, rígida y divertida que las anteriores, ha ganado en agresividad y eficacia en modo “race” pero sin dejar de lado el espíritu trail con el que nació el modelo.

El “toque” que le da el “mullet”, las posibilidades que ofrece el Micro Tune y la adaptabilidad al contar con las 6 diferentes geometrías hace que en este momento la Turbo Levo 3 esté un paso por encima del resto de la competencia.

Si eres un e-rider más bajador estos cambios te van a encantar, si eres un e-rider tranquilo que no busca el límite en las bajadas estas modificaciones no te van a afectar de manera negativa pero no los vas a valorar como una mejora significativa.

Por otro lado esta Specialized Turbo Levo S-Works puede que sea la bici más cara que he probado hasta el momento, tiene un precio que la hace exclusiva e inalcanzable. Sin embargo hay que decir que la calidad de fabricación y de lo acabados está presente en cualquier rincón que mires y que solo utiliza lo mejor de lo mejor. Es la e-bike más silenciosa que he probado, para mi importantísimo, y la conectividad y las opciones geométricas que ofrece hoy por hoy no las tiene ninguna otra marca.

La tercera generación de la Turbo Levo mantiene el carácter de bici universal pero se le ha añadido un toque “picante” que va en consonancia con el nuevo trail que ahora se lleva. Personalmente sigue siendo la e-trail de referencia del momento.       

Specialized Turbo Levo G3 S-Works

Cosas de familia

Por el momento la tercera generación Turbo Levo va a contar con tan solo dos montajes, S-Works y Pro. Los dos modelos comparten cuadro, motor, batería, suspensiones Fox Factory y cockpit. Como novedad la compañía californiana ofrece la opción de adquirir el kit de cuadro suelto y motor (con bielas de carbono) por 6.999 euros. Según avance la temporada, esperamos que a partir del tercer trimestre, la gama se ampliará con la llegada de las versiones Expert Carbon y Comp.   

La bici al detalle...

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Ruedas

La Roval Traverse SL de carbono es una rueda tan exclusiva como la propia bici. Son ligeras (1.705 g el juego), resistentes, con una calidad de rodadura finísima y que aportan mucha absorción y comodidad en marcha. Tienen un ancho interno de 30 mm con un patrón de radiado a dos cruces. Ambas ruedas montan 28 radios DT Swiss Competition Race. Los bujes mecanizados están fabricados por DT Swiss, aunque estéticamente son diferentes para todos los efectos de fiabilidad y calidad son exactamente iguales que los DT 240 con el Ratchet de 54. En resumen, unas ruedas exclusivas que mejoran el rendimiento global de la bici tanto en el pedaleo como en bajadas sin penalizar en peso.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Cubiertas

La combinación Butcher 29” Grid Trail T9 delantera y Eliminator 27.5” Grid Trail T7 es perfecta y se muestra 100% efectiva y segura en todo tipo de terrenos y situaciones. La Butcher es un seguro de vida, tanto en apoyos como en paso por curva aporta toneladas de confianza sin convertir al tren delantero en pesado o lento. La Eliminator tiene un puntito más rodador pero sin perder poder de retención en frenadas o penalizar en subidas técnicas donde necesitas el máximo de tracción. La elección de los compuestos, T9 delante y T7 detrás me parece perfecta. Con respecto a la dureza de la carcasa Grid Trail de la Eliminator trasera yo no he tenido ningún problema y eso que en más de una ocasión he rodado sobre terreno agresivo y muy pedregoso, pero si te vas a mover en terreno de alta montaña, tienes peso y envergadura y tu conducción es agresiva yo optaría por montar la misma cubierta pero con la carcasa Grid Gravity.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Horquilla

La Fox 38 aporta mucha rigidez, tanto lateral como frontal, a todo el tren delantero. Esa mayor rigidez se traduce en mayor precisión pero al mismo tiempo te va a exigir llevarla perfectamente ajustada si no quieres quedarte sin brazos en mitad de la ruta. Eso sí, una vez regulada a tu gusto la horquilla es una auténtica pasada, tiene una primera parte sensible y activa, un tramo medio bueno aunque me hubiera gustado encontrar algo más de soporte para que no se “amorrara” tanto, y una parte final muy eficaz. Una horquilla “racing” rígida, exigente, eficaz y también imbatible en manos expertas.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Amortiguador

El Fox X2 Factory funciona perfectamente en todo su recorrido. Sensible ante pequeños obstáculos, cómodo y eficaz pedaleando y con un final progresivo perfecto cuando pasamos a modo de conducción “agresivo” en el que hay que controlar la tracción y la respuesta en la caída de saltos y cortados. Excelente elección para esta bici.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Frenos

Tenía ganas de probar los nuevos Magura MT7 de cuatro pistones y la verdad es que no me han defraudado. Tras un breve periodo de adaptación, el rendimiento ha sido sensacional. Son potentes, dosificables, tienen una buena ergonomía de la maneta para frenar con un dedo y son muy estables incluso en descensos largos. La relación tacto/mordida es muy fácil de graduar y tienen una estética diferente que personalmente me ha gustado, especialmente la pinza, posiblemente la más bonita del mercado en la actualidad. Gracias a la combinación de sus discos de 220/200 mm no habrá descenso que se te resista, tendrás potencia de sobra con un tacto súper preciso, algo fundamental a la hora de bajar rápido y con seguridad con una e-bike.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Puesto de mando

Un cockpit de auténtico lujo. La potencia Deity Copperhead de 40 mm de longitud es “joyería fina”, tiene unos acabados espectaculares, está 100% mecanizada a partir de un bloque de aluminio 6061 T6 y, a pesar de sus contenidos 135 g, aporta mucha rigidez al puesto mando. El manillar Traverse SL de 35 mm de diámetro y 780 mm de longitud tiene una geometría ideal para una bici trail como esta, 6º de elevación, 8º de retroceso y un rise de 30 mm. Los puños Deity Knuckleduster tienen un excelente tacto y agarre, si te gustan los puños grandes son una pasada pero si eres de manos pequeñas sus 32 mm de diámetro te resultarán demasiado anchos. Gracias al SWAT de la pipa de la dirección, la bici lleva incluida una práctica multiherramienta y un eslabón de cadena de recambio que te podrán salvar de más de una avería inesperada.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Grupo

Ponerle pegas a un grupo electrónico como el Sram XX1 Eagle AXS es muy difícil. Es un cambio rápido y preciso que además elimina cables con lo que se consigue un cockpit más limpio y minimalista. El cambio XX1 AXS es más compacto que el XX1 mecánico y además podrás configurarlo a tu gusto gracias a su aplicación. El casete 10-52T de 12 velocidades es toda una exhibición técnica del fabricante americano, es tan silencioso y preciso como el anterior 10-50T pero con un rango de un 520% frente al 500% del anterior. Salvo el piñón más grande, los 11 restantes son exactamente iguales.

Specialized Turbo Levo G3 S-Works
Tija y sillín

La telescópica RockShox Reverb AXS, además de ayudar a despejar el manillar eliminando un cable, tiene un comportamiento de diez. Lo tiene todo, es precisa, rápida y muy viva. Con respecto al pulsador una vez que te acostumbras resulta cómodo y rápido, aunque personalmente estoy más acostumbrado al tacto y a la ergonomía de los pulsadores mecánicos. Aunque sea una talla pequeña, una tija de tan solo 125 mm de recorrido se queda corta para una bici de trail/enduro actual. Además de mejorar la movilidad en descensos en el caso concreto de la Levo 3 permitiría exprimir al máximo el concepto S-Sizing. El ligero sillín Bridge, con raíles de titanio, es cómodo y firme pedaleando, me ha gustado.

Más información

Peso:

21,7 kg (talla S2)

Precio:

13.999 €